Leído

Se fueron todos: Renuncia en masa del gobierno de Países Bajos

Vie, 15/01/2021 - 4:55pm
Enviado en:
Por Urgente24

El Primer Ministro neerlandés Mark Rutte y todo su gabinete renunció tras un escándalo por el mal manejo de subsidios familiares que dejaron en la ruina financiera a más de 26 mil familias sin fundamento alguno. Luego se demostró que la mayoría de ellas eran de origen turco y marroquí.

40f112aeb1e1ea043ab5f64a21d15001.jpg
Contenido

El día de hoy, viernes 15/1, el Primer Ministro neerlandés, Mark Rutte, anunció la renuncia de todo su gobierno tras haber acusado erróneamente de fraude a miles de familias que recibían ayudas sociales.  

La decisión se tomó luego de que una investigación parlamentaria publicada el mes de diciembre pasado hallará que funcionarios del servicio tributario, con supervisión del gobierno, habían llevado a miles de familias, en su mayoría de origen turco y marroquí, a la ruina financiera con acusaciones infundadas de fraude. 

Al rededor de 10 mil familias fueron obligadas a devolver de forma retroactiva (desde el año 2013 hasta el 2019) decenas de miles de euros en subsidios, lo cual las llevó a la bancarrota, a quedar desempleados y hasta a divorcios. El reporte de la investigación describió al mal manejo por parte de los funcionarios como una "injusticia sin precedentes". Luego, se supo que en total fueron 26 mil familias las víctimas. 

Las acusaciones se hicieron, al parecer, sin fundamento alguno y la agencia tributaria no daba ningún tipo de explicaciones a los afectados. Luego se demostró que las familias de origen extranjero habían sido los principales objetivos de esta medida, y su segunda nacionalidad estaba resaltada en los documentos oficiales, considerado ilegal por ser un acto totalmente discriminatorio. 

Tras el aumento de las presiones en contra del gobierno, el jueves 14/1 renunció el jefe del Partido Laborista neerlandés Lodewijk Asscher, quien también fue Ministro de Asuntos Sociales de 2012 a 2017. Vasco Groeneveld, abogado de las víctimas, inició una demanda contra tres ministros en el cargo y dos exministros, entre ellos Asscher. 

En una manera de apaciguar el escándalo y la escalada de tensiones, en diciembre el gobierno quiso pagar 30 mil euros por un período de cuatro meses a cada padre afectado. Sin embargo, esto no sirvió de nada ya que muchos siguen sufriendo problemas personales y psicológicos a causa del daño económico que sufrieron. 

En una rueda de prensa de hoy viernes 15/1 Rutte declaró que “el Estado de derecho debe proteger a sus ciudadanos del todopoderoso gobierno, y aquí esto fracasó de forma estrepitosa”, además de anunciar que ya había presentado la renuncia de su gabinete al rey Guillermo Alejandro. Sin embargo, el gabinete se mantendrían de forma provisional para manejar la crisis sanitaria por coronavirus hasta que el próximo 17 de marzo se realicen las elecciones parlamentarias. 

A pesar de todo este escándalo, el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) de Rutte sigue alto en las encuestas de opinión pública, por lo que se perfila como favorito.