MUNDO China > Covid > restricciones por Covid-19

PROTESTAS

China se resiste a convivir con el COVID, ¿hasta cuándo?

La estrategia "Cero COVID" que mantuvo los contagios y las muertes al mínimo está frustrando a la población que se manifiesta en las calles contra más bloqueos.

Tras el brote inicial de coronavirus en 2020, China se recuperó rápidamente gracias al enfoque “Cero COVID”: mientras el mundo permanecía encerrado, mantener a raya al virus funcionó bien y la economía cobró vida.

Las exportaciones fueron un punto fuerte, ya que las fábricas manufacturaron muchos de los productos que el resto del mundo compró por internet durante el aislamiento. De hecho, en 2021 la economía de China creció un 8%, según New York Times (NYT).

Sin embargo, su éxito inicial comenzó a desmoronarse este año con la propagación de la variante más infecciosa Ómicron. El gobierno había proyectado un crecimiento del 5,5% en marzo, pero un fuerte aumento de los casos empujó a Shanghái a cerrar.

Además, llevó al desempleo juvenil a un récord del 20%, disminuyeron las ganancias corporativas y el crecimiento económico cayó por debajo de las proyecciones locales.

Una serie de brotes posteriores más pequeños siguió desafiando la estrategia de tolerancia cero al COVID, alejando el objetivo de crecimiento.

Actualmente, la población experimenta el brote más extendido desde el comienzo de la pandemia, lo que arrincona al presidente Xi Jinping que se niega persistentemente a ceder en el estricto control sobre el virus.

De momento, los funcionarios renovaron la promesa de acelerar los esfuerzos para vacunar a los mayores, ya que “las tasas de vacunación entre las personas mayores son relativamente bajas”, informa la BBC.

https://twitter.com/TomMackenzieTV/status/1596934112035864577

Riesgos, protestas y la resistencia al COVID en China

El problema es que si se relajan las restricciones y las infecciones se disparan, “existe el riesgo de víctimas masivas y un sistema de atención médica abrumado”, señala NYT. En contraste, mantener las políticas actuales y limitar las infecciones con bloqueos generalizados infligiría más daño a la economía.

Más de 80 ciudades chinas están luchando contra los casos, en comparación con las 50 ciudades en la primavera, cuando el bloqueo duró ocho semanas en Shanghái y a las ciudades que representan la mitad de la actividad económica del país con el 90% de las exportaciones, según Capital Economics.

La frustración de la población llegó a un pico durante el fin de semana pasado a través de protestas y manifestaciones en contra de los bloqueos impredecibles, cuarentenas prolongadas y pruebas masivas.

Pero la policía se presentó para disuadir a los manifestantes y al menos una persona fue arrestada, informó The Guardian. También hubo informes de que las autoridades interrogaron a algunos ciudadanos por teléfono después de asistir a las reuniones callejeras en ciudades de todo el país.

Según The Economist, “durante al menos los próximos cuatro meses, o hasta después de una importante reunión política en marzo, se espera que los líderes de Beijing mantengan la política de COVID cero al tiempo que intentan perfeccionar sus métodos. Esta situación podría prolongarse hasta gran parte de 2023 si las autoridades del gobierno central no logran diseñar una estrategia de salida”.

El problema, define NYT, es que China está tratando de erradicar el COVID y no aprendiendo a vivir con él.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Decretaron asueto para que estatales vean Argentina-Polonia

La serie turca que explotó en Netflix sobre lazos familiares

Telefe le robaría figura a América TV y Rivadavia ya decidió

CFK sacada por la Justicia y Clarín: Pelotón de fusilamiento

Uruguay: Al borde del KO y Cavani/Giménez la pudrieron

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario