MUNDO Noruega > arco y flechas > Espen Andersen Braathen

ALERTA CLARA

Autoridades noruegas pudieron haber evitado el ataque

De acuerdo con la policía noruega, el autor de los hechos "perdió su arco y flechas" y mató a sus víctimas con un arma blanca

Este lunes (18/10) la policía de Noruega reveló que las 5 víctimas del ataque la semana pasada fueron asesinadas con un "objeto afilado" y no con arco y flechas como se pensó en un primer momento. Años atrás, hubo una clara señal sobre la peligrosidad del sujeto que cometió los asesinatos pero las autoridades la dejaron pasar. Ahora, familias lloran a a sus fallecidos.

La policía aún no precisó de qué arma blanca se trataba ya que no todos los testigos en la escena del crimen han sido interrogados.

De acuerdo con el inspector Per Thomas Omholt, el autor de los hechos, el danés Espen Andersen Braathen, "en algún momento abandonó o perdió su arco y flechas" y luego mató "a cinco personas con un objeto afilado tanto en sitios privados como en espacios públicos".

Ohmol además agregó:

Todo indica que estas víctimas fueron asesinadas al azar y aparecerá un número de dos dígitos Todo indica que estas víctimas fueron asesinadas al azar y aparecerá un número de dos dígitos

Andersen Braathen, de 37 años, reconoció haber cometido el crimen, que se produjo el miércoles (13/10) en Kongsberg, una pequeña ciudad en el sureste de Noruega.

5 personas murieron, cuatro mujeres y un hombre de edades entre 52 y 78 años, y 3 resultaron heridas.

El inspector detalló:

Respecto al móvil, la enfermedad sigue siendo la principal hipótesis. Y respecto a la conversión al islam, esta hipótesis pierde peso Respecto al móvil, la enfermedad sigue siendo la principal hipótesis. Y respecto a la conversión al islam, esta hipótesis pierde peso

Los servicios de inteligencia de Noruega habían confirmado que el ataque apuntaba a un ataque terrorista, aunque luego se decantó por problemas de salud mental. Braathen era un converso al islam que figuraba en una lista de personas que preocupaba por su radicalización.

Según la radiotelevisión pública NRK, una primera señal de alerta llegó en 2015 y, según la prensa noruega, el PST advirtió en 2018 sobre el hecho de que el sospechoso pudiera cometer "un ataque a pequeña escala".

Estas informaciones han puesto en entredicho las medidas que las autoridades aplicaron para evitar que Braathen pasara al acto.

Antes del fin de semana, se anunció que Braathen se someterá a un examen psiquiátrico forense preliminar y que el resultado de esto podría tener un gran impacto en la cuestión de la culpa.

El autor de los hechos, que probablemente actuó solo, está en detención provisional en un centro médico. Se está llevando a cabo una evaluación psiquiátrica para determinar si puede ser considerado o no penalmente responsable de los hechos.

El acusado ya fue sometido a una investigación de este tipo en 2020 pero la policía no ha tenido la oportunidad de comentar sobre el contenido y los resultados. En mayo del año pasado, a Braathen se le prohibió visitar a sus padres.

A lo largo de esta semana y la próxima se conocerán más detalles de la salud mental del asesino y la pena carcelaria que enfrentará.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario