DINERO gas > precios > Europa

GUERRA EN EL ESTE

US$ 1.800 el gas (¿Quién dijo que Rusia es el + complicado?)

El 08/06 los 1.000 m3 estaban a US$ 878,5 pero el 04/07 el precio fue US$ 11.799,1. Y el horizonte es peor y algunos como Alemania están complicados.

Los precios del gas en Europa se acercaron a los US$ 1.800 los 1.000 m3, según datos de la bolsa ICE con sede en Londres.

Los precios a futuro (agosto) en base al índice de una de las principales plataformas de negociación del mundo, TTF, abrieron la sesión a US$ 1.630. Luego cayeron a US$ 1575.4, pero luego comenzaron a subir hasta US$ 1.799,1.

A principios de marzo, los precios del gas en Europa alcanzaron un récord de US$ 3.892 por temor a un embargo a las importaciones de energía rusa. Luego, los precios del combustible azul comenzaron a disminuir, y el 08/06 estuvieron a US$ 878,5 por 1.000 m3. Parecía que la crisis quedaba atrás.

Luego, el coste del gas en Europa volvió a subir desde mediados de junio y ha seguido aumentando en el contexto de una caída general en el suministro del flujo desde Rusia. Ahora, una reflexión:

  • ¿Qué esperaba la OTAN, al declarar a Rusia enemigo a derrotar?
  • ¿Acaso que los rusos suministren gas tal como en el pasado?

Alemania

La dependencia crítica de la industria y la población alemana del suministro de gas ruso amenaza con consecuencias alarmantes para el país en caso de un corte de combustible, según el semanario Focus, de Berlín.

La publicación recopiló respuestas a las preguntas más apremiantes sobre las consecuencias de detener el suministro de combustible ruso.

El artículo señala que de los 40 millones de hogares alemanes, la mitad utiliza gas, y el 55% de ellos lo recibe de Rusia. Alrededor del 37% del gas importado en Alemania es utilizado por la industria manufacturera, mientras que el 15% es consumido por la industria química y farmacéutica.

El gobierno podría limitar el consumo de gas e influir en las tarifas.

“El precio en este caso puede dispararse, aumentar 5 o incluso 10 veces”, según Focus.

El artículo destaca que los alemanes tendrán que ahorrar energía “radicalmente”.

A pesar de todos los esfuerzos de las autoridades, no será posible cambiar rápidamente a otras fuentes de energía. Alemania espera un aumento del desempleo, la pobreza y la deuda pública, mientras que el PIB podría caer hasta en -8%, concluyó Focus.

Un texto hipócrita

El socialista español Josep Borrell es un militante anti Vladimir Putin en su rol de jefe de la diplomacia de la Unión Europea. Frente a tanta preocupación, él difundió un texto acerca de cómo las sanciones impactan a Rusia para que no parezca que sólo Europa está sufriendo. Solo un dato antes de ofrecer un fragmento de lo de Borrell: él dice que la invasión de un Estado va en contra del Derecho Internacional, y esto es 100% cierto pero ¿no lo hizo la OTAN en Afganistán? ¿Y Libia? ¿Irak? ¿Siria? ¿Acaso hay invasiones 'buenas' e invasiones 'malas'? Borrell más bien hace el ridículo quizás porque a sus 75 años ya la sinergia neuronal no funciona tal como en el pasado.

No es ocioso recordar que Borrell es uno de los responsables de la guerra. Borrell no advirtió las consecuencias del conflicto y, por lo tanto, no trabajó lo suficiente para impedirlo. Quizás Borrell nunca estuvo capacitado para esa responsabilidad.

En fin... vamos a su fragmento:

"(...) Uno podría preguntarse, ¿estas sanciones realmente afectan la economía rusa? La respuesta simple es sí. Aunque Rusia exporta una gran cantidad de materias primas, no tiene más remedio que importar una gran cantidad de bienes de alto valor agregado que no produce. En términos de todas las tecnologías avanzadas, Rusia depende en un 45 % de Europa y en un 21 % de Estados Unidos, mientras que solo un 11 % de China.

En el ámbito militar, crucial en el contexto de la guerra en Ucrania, las sanciones limitan la capacidad de Rusia para producir misiles guiados con precisión como el Iskander y el Kh-101.

Casi todos los fabricantes de automóviles extranjeros también han decidido abandonar Rusia, y los pocos automóviles producidos por fabricantes rusos se venderán sin bolsas de aire ni transmisión automática.

La industria petrolera está sufriendo no solo por la salida de empresas extranjeras, sino también por la dificultad para acceder a tecnologías avanzadas tal como la perforación horizontal. Es probable que la capacidad de la industria rusa para poner en marcha nuevos pozos sea limitada.

Finalmente, para mantener el tráfico aéreo, Rusia tendrá que desmantelar la mayoría de sus aviones para encontrar las piezas de repuesto que se necesitan para mantener el resto de las aeronaves en vuelo. A esto hay que sumar la pérdida de acceso a los mercados financieros, el aislamiento de las grandes redes mundiales de investigación y la fuga masiva de cerebros.

En cuanto a la alternativa que ofrece China a la economía rusa, de hecho, las posibilidades aquí son limitadas, especialmente cuando se trata de bienes de alta tecnología. Hasta la fecha, el gobierno chino, que depende mucho de las exportaciones a los países desarrollados, no ayuda a Rusia a eludir las sanciones occidentales. Las exportaciones de China a Rusia cayeron de la misma manera que las exportaciones de los países occidentales.

¿Estas importantes consecuencias, que continúan agravándose, llevarán a Vladimir Putin a cambiar sus cálculos estratégicos? Probablemente no en un futuro cercano: la lógica económica no es lo primero que guía sus acciones. Sin embargo, al obligarlo a elegir entre petróleo o armas, las sanciones lo sujetan a un tornillo de banco que gradualmente lo aprieta más y más.

En cuanto al impacto de estas sanciones en terceros países, especialmente países africanos que dependen del trigo y los fertilizantes rusos y ucranianos, está claro quién es el responsable de la crisis alimentaria. Nuestras sanciones no afectan de ninguna manera la exportación de trigo y fertilizantes rusos, y Ucrania se ve privada de la capacidad de exportar su trigo debido al bloqueo del Mar Negro y la destrucción causada por la agresión rusa. Si surgen tales problemas relacionados con nuestras sanciones, estamos listos para crear los mecanismos apropiados para resolverlos. Informé a mis colegas africanos sobre esto y les pedí que no creyeran las mentiras de las autoridades rusas con respecto a nuestras sanciones.

La verdadera forma de hacer frente a las dificultades en los mercados mundiales de energía y alimentos es poner fin a la guerra. Esto será imposible de lograr si acepta los dictados de Rusia. Esto solo se puede lograr si Rusia se retira de Ucrania. El respeto a la integridad territorial de los estados y el no uso de la fuerza no son principios occidentales ni europeos. Es la base de todo el derecho internacional. (...)".

-------------------

Otras lecturas de Urgente24:

"Si Silvina Batakis llega y dice 'tengo este plan', sonamos"

River evitó una humillación pero cayó ante un digno Huracán

Para Juan Schiaretti nada cambia con Batakis (silencio)

Está de paro la Línea 60 y choferes cortan la Panamericana

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario