DINERO S&P 500 > Estados Unidos > precios

ESTANFLACIÓN

S&P 500: un pronostico sombrío por riesgos de estanflación

El banco estadounidense Goldman Sachs comienza a hablar sobre los efectos de las presiones inflacionarias en el índice S&P 500

El pésimo dato de inflación que publicó el Departamento de Trabajo de Estados Unidos para el mes de octubre, en que el Índice de Precios al Consumidor se situó en el 6,2%, siendo esta la variación general de precios más alta en casi 30 años, mientras que la inflación núcleo en el mismo periodo rondó el 4,6%, preocupa a los especialistas del banco estadounidense Goldman Sachs quienes advierten que estas presiones inflacionarias tendrán un efecto más que considerablemente negativo en el índice S&P 500, el cual nuclea la performance de las 500 compañías más importantes de Estados Unidos.

S&P 500.jpg
S&P 500 - Goldman Sachs prevé una caída en el índice del 25% para fines de 2022 de continuar las presiones inflacionarias.

S&P 500 - Goldman Sachs prevé una caída en el índice del 25% para fines de 2022 de continuar las presiones inflacionarias.

El grupo bancario estadounidense advierte que para el año 2022, de continuar las presiones inflacionarias en Estados Unidos, se podría caer en un escenario de estanflación, en que no sólo la economía no crezca mientras persisten los niveles inflacionarios actuales, sino que también se contraigan las valoraciones bursátiles de las 500 compañías más importantes de Estados Unidos, que son medidas a través del índice de Standard and Poors' 500, y pronostican una posible caída hacia fines de 2022 hasta un piso de 3.500 puntos.

Este escenario se alcanzaría debido al impacto en la demanda de los estadounidenses que provoca está escalada en los índices de precios, lo cual actuaría como un ancla en la economía. Por otra parte, este efecto negativo de la inflación sobre el consumo acabaría por perjudicar a los productores, quienes verán sus márgenes de ganancias perjudicados, imposibilitados por acompañar el alza en los costes de producción con su contrapartida en el alza de precios, se verán obligados a perder rentabilidad para no perder a sus consumidores.

Si bien esta es la predicción mas sombría del banco estadounidense, es también aquella predicción más pesimista, pues los expertos de Goldman Sachs prevén una suba del índice S&P 500 para el próximo año en torno al 9%, colocándose por encima de los 5.000 puntos. Pero, es de gran importancia la coyuntura actual de Estados Unidos, que no atraviesa una crisis inflacionaria como la actual desde hace 30 años, por lo cual, la predicción de los especialistas de Goldman Sachs de continuar esta tendencia, probablemente no esté muy lejos de suceder.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario