DINERO inflación > índice de precios al consumidor > Estados Unidos

MÁS ALTA EN 30 AÑOS

La inflación invade USA y 'cepilla' a Joe Biden

Los precios al consumidor en USA subieron en octubre al ritmo más rápido en 3 décadas: cuellos de botella en la cadena de suministro + presiones de inflación.

Inflación 2021: el índice de precios al consumidor publicado por la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos el miércoles 10/11 subió un 6,2% interanual octubre 2021 / octubre 2020, el ritmo anual más rápido desde 1990 y un fuerte aumento desde los niveles de septiembre del 5,4% interanual.

El incremento prometió de precios de un mes a otro se aceleraron drásticamente, con un salto del 0,9% reportado, repunte significativo del período agosto / septiembre, cuando los precios subieron 0,4%.

Eliminados los artículos volátiles en el índice tales como alimentos y energía (índice subyacente), los precios subieron 0,6% en el mes, muy por encima de la lectura anterior del 0,2%.

Anualizados, 4.6% cuando en septiembre sumaron 4%.

La inflación explica el deterioro en la imagen positiva del presidente Joe Biden. Con inflación elevada el Partido Demócrata no podría mejorar sus perspectivas electorales en 2022. Le resulta imprescindible normalizar antes la situación.

Reserva Federal

Los aumentos de precios fueron generalizados en octubre, con costos más altos para vehículos nuevos y usados, energía, muebles, alquileres y atención médica, dijo el Departamento de Trabajo.

En cambio cayeron los precios de las aerolíneas y el alcohol.

Laura Rosner-Warburton, economista senior de MacroPolicy Perspectives, cree que Estados Unidos está entrando en un período de 6 meses de inflación inusualmente alta:

Es una nueva fase en la que la inflación es más amplia y las cosas se van a poner un poco más intensas. Por algunos ítems todavía parece probable que sea transitorio, pero tal vez no todo. Los cuellos de botella [de la cadena de suministro] no se resuelven en la temporada navideña, cuando ocurren muchas compras, y la economía está funcionando realmente bien, por lo que hay una fuerte demanda. Es una nueva fase en la que la inflación es más amplia y las cosas se van a poner un poco más intensas. Por algunos ítems todavía parece probable que sea transitorio, pero tal vez no todo. Los cuellos de botella [de la cadena de suministro] no se resuelven en la temporada navideña, cuando ocurren muchas compras, y la economía está funcionando realmente bien, por lo que hay una fuerte demanda.

Los funcionarios de la Reserva Federal están observando de cerca la coyuntura para evaluar si el reciente aumento en los precios será temporal o duradero.

En especial les preocupan las expectativas de los consumidores sobre la inflación futura, que pueden resultar autocumplidas, ya que es más probable que los hogares exijan salarios más altos y acepten precios más altos hoy si esperan un próximo mayor crecimiento de los precios.

Cal y arena, según la Reserva Federal de Nueva York:

  • La expectativa de inflación media de los consumidores para los próximos 3 años se mantuvo en 4,2% en octubre, igual que en septiembre.
  • Es el nivel más alto desde que comenzó la encuesta en 2013.
  • La demanda inusualmente alta, impulsada por un largo período de estímulo gubernamental a los hogares y un mercado laboral en mejora, es un factor crucial que impulsa una mayor inflación.
  • Es cierto que el gasto del consumidor aumentó a una tasa anual del 1,6% en el 3er. trimestre, una fuerte desaceleración desde un aumento del 12% en el trimestre anterior.
  • Sin embargo, gran parte de esa desaceleración se debió a la escasez de automóviles nuevos y otros bienes duraderos.
  • El gasto de los consumidores en servicios el último trimestre subió a la tasa anual del 7,9%.

Covid-19 sigue siendo un factor comodín.

El estallido de la variante Delta ejerció una presión a la baja sobre los precios de los viajes, la recreación y otros servicios que implican una estrecha interacción.

Pero el gasto en servicios se ha recuperado en las últimas semanas a medida que caían las infecciones por coronavirus, y podría ejercer una mayor presión al alza sobre los precios.

Equilibrio

Las empresas luchan por obtener materiales y retrasan la entrega de pedidos a causa de los cuellos de botella del transporte, las interrupciones en la producción que provoca Covid-19 y la escasez de mano de obra.

El ejemplo más destacado es la escasez de semiconductores que ha paralizado la producción de automóviles. La oferta limitada de automóviles nuevos ha elevado los precios de los vehículos nuevos y usados.

Las interrupciones del suministro van mucho más allá de la escasez de semiconductores, creando escasez de una variedad de materiales que afectan a las empresas a lo largo de la cadena de producción.

Una escasez separada de trabajadores disponibles también está afectando la inflación y la economía en general, dijo Kathy Bostjancic, economista financiera en jefe para Estados Unidos de Oxford Economics.

Es probable que veamos que la inflación suba más. Las cosas van a empeorar antes de mejorar. Es probable que veamos que la inflación suba más. Las cosas van a empeorar antes de mejorar.

En octubre, el 53% de las pequeñas empresas subieron los precios, algo que no ocurría desde principios de la década de 1980, según la Federación Nacional de Negocios Independientes.

Los datos refuerzan la opinión de que las presiones inflacionarias están demostrando ser mucho más persistentes de lo que se esperaba inicialmente.

La Reserva Federal anunció sus planes para comenzar a reducir su programa de compra de activos de US$ 120.000 millones a finales de este mes.

En un contexto de sólida demanda, las empresas han aumentado constantemente los precios de los bienes y servicios de consumo.

Joe Biden

El repunte sugiere que una mayor inflación será más duradera de lo que se pensaba antes, presionando a los funcionarios de la Reserva Federal para que pongan fin antes de lo previsto a las tasas de interés cercanas a 0% y acelerar el ritmo de la reducción de la compra de bonos.

Los datos también amenazan con exacerbar los desafíos políticos al presidente Joe Biden mientras busca aprobar un paquete de impuestos y gastos de casi US$ 2 billones y defender las mayorías del Congreso en las elecciones 2022.

Un informe del martes mostró que los precios pagados a los productores estadounidenses también se aceleraron, en gran parte debido a los mayores costos de los bienes y a las preocupaciones sobre las persistentes presiones de precios en todo el mundo.

Los precios de los automóviles nuevos aumentaron 1,4% en octubre pero los precios de los vehículos usados subieron 2,5%.

Los estadounidenses también enfrentan costos más altos para las necesidades básicas:

  • Los alimentos subieron un 5,3% respecto al año anterior, la mayoría desde enero de 2009.
  • El combustible subió un 6,1% desde septiembre, la mayor ganancia desde marzo.
  • Los costos de electricidad aumentaron 1.8%, el mayor aumento mensual desde 2014.
  • El fuel oil avanzó un 12,3% con respecto al mes anterior, la mayor parte desde 2007.

Altos funcionarios de la Fed, incluidos el presidente Jay Powell y Richard Clarida, el vicepresidente, sostienen que los desequilibrios actuales retrocederán a medida que se ajusten las cadenas de suministro y los mercados laborales globales, lo que significa que la inflación resultará "transitoria" y se desvanecerá con el tiempo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario