DINERO mercado > viviendas > ventas

USA EN APRIETOS

Mercado inmobiliario complicado, cae a un mínimo de 2 años

Se complica el panorama en el mercado americano, y es que las ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos cayeron a un mínimo de dos años en abril

De acuerdo con Reuters, las ventas en el mercado de viviendas nuevas en Estados Unidos cayeron a un mínimo de dos años en abril, probablemente debido a que las tasas hipotecarias más altas y los precios récord exprimieron a los compradores primerizos y a aquellos que buscaban propiedades de nivel de entrada.

La cuarta caída mensual consecutiva en las ventas reportada por el Departamento de Comercio este martes (24 de mayo) se sumó a los datos de la semana pasada que mostraron una caída en los permisos de construcción de viviendas en abril y una continua debilidad en las ventas de viviendas de segunda mano, lo que sugiere que la demanda de vivienda se estaba enfriando.

Pero es probable que la desaceleración del mercado de la vivienda se vea limitada por un inventario bajo récord. Es el segmento de la economía más sensible a las tasas de interés. La Reserva Federal -Fed- está aumentando los costos de endeudamiento para frenar la demanda interna y controlar la inflación.

"La actividad en el mercado inmobiliario se ha enfriado significativamente en los últimos meses junto con el reciente aumento de las tasas hipotecarias", dijo Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

Si bien es probable que las tasas más altas hayan afectado las ventas, los límites en el inventario disponible y los altos precios de la vivienda también pueden estar restringiendo la actividad Si bien es probable que las tasas más altas hayan afectado las ventas, los límites en el inventario disponible y los altos precios de la vivienda también pueden estar restringiendo la actividad

Las ventas de casas nuevas se desplomaron un 16,6% a una tasa anual ajustada estacionalmente de 591.000 unidades el mes pasado, el nivel más bajo desde abril de 2020. El ritmo de ventas de marzo se revisó a la baja a 709.000 unidades desde las 763.000 unidades informadas anteriormente. Las ventas cayeron un 5,9% en el noreste y un 15,1% en el medio oeste. Se desplomaron un 19,8% en el sur densamente poblado y disminuyeron un 13,8% en el oeste.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las ventas de viviendas nuevas, que representan el 9,5% de las ventas de viviendas en Estados Unidos, caerían a un ritmo de 750.000 unidades. Las ventas cayeron un 26,9% interanual en abril. Alcanzaron un máximo de 993.000 unidades en enero de 2021, que fue el nivel más alto desde finales de 2006.

image.png

Aunque son volátiles mes a mes, las ventas de casas nuevas son un indicador principal para el mercado de la vivienda, ya que se cuentan en la firma de un contrato.

Se dificulta cada vez más

La hipoteca de tasa fija a 30 años superó el 5% en abril por primera vez desde febrero de 2011, según datos de la agencia de financiación hipotecaria Freddie Mac. Ha aumentado, con un promedio de 5,25% en la semana que terminó el 19 de mayo.

La Fed ha subido su tipo de interés oficial en 75 puntos básicos desde marzo. Se espera que el banco central de Estados Unidos eleve esa tasa en medio punto porcentual en cada una de sus próximas reuniones de política en junio y julio.

Los datos de la semana pasada mostraron que las ventas de viviendas de segunda mano cayeron a un mínimo de dos años en abril, mientras que los permisos de construcción unifamiliares fueron los más bajos desde octubre pasado. La confianza de los constructores de viviendas unifamiliares estuvo cerca de un mínimo de dos años en mayo.

Aunque el debilitamiento del mercado inmobiliario podría pesar sobre el crecimiento económico este trimestre, los economistas no estaban haciendo sonar las alarmas. Jeffrey Roach, economista jefe de LPL Financial en Charlotte, Carolina del Norte, argumenta que:

El mercado inmobiliario ahora ha vuelto a los niveles previos a la pandemia, por lo que este golpe masivo en abril no debe interpretarse como el estallido de una burbuja El mercado inmobiliario ahora ha vuelto a los niveles previos a la pandemia, por lo que este golpe masivo en abril no debe interpretarse como el estallido de una burbuja

La moderación en las ganancias de ventas podría permitir que aumente la oferta y desacelere el crecimiento de precios de dos dígitos. El precio medio de la vivienda nueva en abril se disparó un 19,6% respecto al año anterior a un récord de 450.600 dólares. El precio promedio de la vivienda aumentó mucho más rápido, un 31,2%, a US$570.300, lo que sugiere aumentos de precios más fuertes en las viviendas de gama baja. Sobre esto, Chris Low, jefe economista de FHN Financial en Nueva York decía:

Combine eso con un aumento significativo en los costos de financiamiento y una mayor sensibilidad a los precios en el mercado de casas de primera vivienda y parece que los constructores trasladaron los costos fue un factor importante en la caída de las ventas, tal vez tan significativo como el aumento de la tasa hipotecaria Combine eso con un aumento significativo en los costos de financiamiento y una mayor sensibilidad a los precios en el mercado de casas de primera vivienda y parece que los constructores trasladaron los costos fue un factor importante en la caída de las ventas, tal vez tan significativo como el aumento de la tasa hipotecaria

Prácticamente todas las casas vendidas el mes pasado estaban por encima del nivel de precio de US$200,000. Había 444.000 viviendas nuevas en el mercado a finales de abril, frente a las 410.000 unidades de marzo. Las casas en construcción constituían aproximadamente el 65% del inventario, y las viviendas por construir representaban alrededor del 27%.

La acumulación de viviendas aprobadas para construcción pero que aún no se han iniciado están en su punto más alto, ya que los constructores luchan contra la escasez y los precios más altos de insumos como madera para armazones, así como gabinetes, puertas de garaje, encimeras y electrodomésticos.

Al ritmo de ventas de abril, se necesitarían 9 meses para despejar la oferta de viviendas en el mercado, frente a los 7 meses de marzo.

La desaceleración de la actividad también fue evidente en una encuesta de S&P Global el martes que mostró que su índice de producción PMI compuesto de Estados Unidos, que rastrea los sectores de manufactura y servicios, cayó a una lectura de 53.8 en mayo desde 56.0 en abril.

El ritmo de crecimiento más lento en cuatro meses se atribuyó a "presiones inflacionarias elevadas, un mayor deterioro en los tiempos de entrega de los proveedores y un crecimiento más débil de la demanda". Una lectura superior a 50 indica expansión en el sector privado. Veronica Clark, economista de Citigroup en Nueva York, decía que:

Es probable que aún sea demasiado pronto para saber si las caídas recientes simplemente reflejan un regreso a los patrones previos a la pandemia o una desaceleración posiblemente más profunda Es probable que aún sea demasiado pronto para saber si las caídas recientes simplemente reflejan un regreso a los patrones previos a la pandemia o una desaceleración posiblemente más profunda

Más contenido de Urgente24

Henry Kissinger: Occidente no debería "derrotar" a Rusia

El alcohol es más peligroso para el corazón de lo que se creía

Insomnio: Este hábito está arruinando tus horas de sueño

Paseos para hacer en familia un feriado en Buenos Aires

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario