DINERO Bill Miller > bitcoin > Kazajistán

APUESTAS

Bill Miller apuesta por el bitcoin que cruje por Kazajistán

Bill Miller se hizo millonario como CEO de Legg Mason Capital Management. Él gestiona el ex Legg Mason Opportunity Trust hoy Miller Value Partners.

El inversor Bill Miller está apostando a lo grande por Bitcoin (BTC), asignando el 50% de su patrimonio personal a la principal criptomoneda y a valores bursátiles relacionadas.

William H. Miller III es alcista respecto a BTC, a pesar de que la criptomoneda tocó mínimos de varios meses por debajo de los US$ 40.000 a principios de enero de 2022.

El tema es Kazajistán. Miles de personas han salido a las calles en los últimos días para protestar contra la retirada de un subsidio al gas licuado y el Gobierno ha respondido con represión. La medida que más ha afectado a las criptomonedas son los cortes de internet: el país ha pasado más de 60 horas sin conexión. Tal como recuerda el cofundador de una empresa de criptomonedas, “Sin internet, no hay minería. Y sin minería, no hay cripto." La desconexión ha generado importantes caídas en el precio de bitcoin y otras criptomonedas.

Pero Miller no tiene temor: él ya no se considera sólo un "observador de Bitcoin", sino un verdadero alcista de Bitcoin, tal como dijo en una entrevista que concedió a WealthTrack.

El tiene el 50% de su patrimonio neto en Bitcoin e inversiones relacionadas:

  • MicroStrategy, de Michael Saylor; y
  • la empresa de minería, Stronghold Digital Mining.

Miller, que fue uno de los primeros inversores en Amazon, tenía casi el 100% del resto de su cartera en esta empresa.

Miller compró su 1er. Bitcoin en 2014 cuando BTC cotizaba en torno a los US$ 200 y luego compró "un poco más" cuando llegó a los US$ 500. El inversor no compró hasta que la criptomoneda se desplomó hasta los US$ 30.000 después de alcanzar un precio de US$ 66.000 en abril de 2021.

Miller señaló que considera a Bitcoin como una "póliza de seguro contra una catástrofe financiera", así como una poderosa herramienta de inversión que ha superado al oro. También señaló la escasez de Bitcoin, lo que significa que sólo se pueden crear 21 millones de bitcoins.

Mientras que invierte hasta el 50% de su patrimonio en BTC y mercados relacionados, Miller recomendó a los inversores individuales poner al menos el 1% de sus activos en Bitcoin.

"Creo que el inversor promedio debería preguntarse qué otro activo tiene en su cartera que tenga un historial similar; tiene muy, muy poca penetración; puede proporcionar un servicio de seguro contra una catástrofe financiera que nada más puede proporcionar; y puede subir 10 veces o 50 veces. La respuesta es: nada".

Es cierto que el descenso es coyuntural. En mayo de 2021, China prohibió las transacciones con criptomonedas. Las granjas de minado chinas cruzaron la frontera a la vecina Kazajistán, que se convirtió de un día para otro en la 2da. criptopotencia mundial. Pero Kazajistán no estaba preparado y pronto ha sentido graves carencias en el sector energético. La criptominería aumentó drásticamente el consumo de electricidad, llevando las centrales eléctricas al límite y causando cortes de luz. Pocos meses después de haber llegado, algunas empresas mineras ya anunciaban que dejaban el país. Sin embargo, el golpe definitivo ha llegado en 2022, y también está relacionado con la energía.

Pero a Miller, quien celebra su aniversario N°40 en el negocio de la inversión y dirige Miller Value Partners -empresa que fundó en 1999 cuando era el CEO de Legg Mason. no le tiembla el pulso. Él se hizo famoso por haberle ganado al índice S&P 500 durante 15 años consecutivos mientras gestionaba una cartera por US$ 70.000 millones y pese a que su fondo Legg Mason Capital Management Value Trust perdió 66% de su valoren la crisis financiera de 2008.

Kazajistán2.jpg
Kazajistán tuvo que solicitar ayuda a Vladímir Putin para recuperar la gobernabilidad.

Kazajistán tuvo que solicitar ayuda a Vladímir Putin para recuperar la gobernabilidad.

Kazajistán

No tiene la experiencia inversora de Miller pero Katia Ovchinnikova, rusa estudiando en la Universidad de Glasgow y doble grado en Relaciones Internacionales y Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid escribió para El Orden Mundial el otro extremo "Lo que la crisis de Kazajistán enseña sobre la debilidad de las criptomonedas".

6 conceptos de esa nota a tener en cuenta:

1. " Dice un refrán kazajo que 'la muerte del gato es la suerte del ratón'. De una forma parecida, la retirada de China del mercado de las criptomonedas se convirtió en una oportunidad para Kazajistán. La república centroasiática se ha convertido en el refugio de las empresas chinas por tres razones. Primero, la geografía: Kazajistán hace frontera con China por la región de Xinjiang, la provincia que llegó a concentrar el 59% de la minería china de criptomonedas a mediados de 2021. Segundo, el clima continental kazajo es favorable al establecimiento de granjas mineras. Por último, la economía: cuando las empresas chinas empezaron a llegar, Kazajistán ofrecía energía a bajo precio y, a la vez, ningún impuesto para las actividades relacionadas con el minado de criptomonedas."

2. " Para agosto de 2021, Kazajistán abarcaba ya el 18% de toda la minería de criptomonedas del mundo, y el Gobierno incluso se planteó crear una moneda digital propia. Sin embargo, la ilusión pronto empezó a desvanecerse. La minería podría prosperar en Kazajistán, pero no por ello haría prosperar el país. De eso se lamentaba en noviembre 2021 el presidente kazajo, Kasim-Yomart Tokaev: “Somos el segundo minero de criptomonedas del mundo y prácticamente no vemos ningún retorno financiero”.

3. " Las condiciones favorables que atrajeron a las empresas a Kazajistán en un primer momento pronto han empezado a cambiar. En lo que afecta al bolsillo, un nuevo impuesto entra en vigor en 2022 y obliga a los mineros a pagar por la energía consumida. Aun así, no es un coste que la industria no pueda asumir. El verdadero factor disuasorio no es la economía, sino la gestión de la energía. La industria de las criptomonedas es conocida por su gran apetito energético. Y en Kazajistán, con 87.000 nuevos equipos dedicados a la minería, ha llegado a consumir más electricidad que algunas ciudades. A nivel nacional, el consumo aumentó en un 8% en 2021, frente al habitual crecimiento del 1,5% anual, llevando a las centrales eléctricas al límite. Desde el verano de 2021, varias ciudades kazajas han sufrido cortes de energía. En otoño, la operadora eléctrica nacional tuvo que racionar el suministro energético para evitar la caída de la red."

4. " Las 2 brechas. La primera está relacionada con la minería ilegal o gris, que se estima duplica en consumo energético a la legal. La segunda brecha es la grieta norte-sur en el país. Como las centrales eléctricas se concentran en el norte, los cortes de energía afectan más a las empresas mineras ubicadas en el sur, lo que ha llevado a algunas a abandonar las provincias sureñas y, quizás, el país. (...) Para reforzar su suministro energético, Kazajistán está barajando 4 vías no excluyentes."

  • La 1ra.: Importar energía eléctrica de Rusia (Kazajistán ya lo hizo en otoño).
  • La 2da.: Las empresas podrían cubrir sus necesidades energéticas a través de contratos con otros países, o participando en la creación de nuevas centrales eléctricas.
  • La 3ra. pasa por aumentar el peso de las energías renovables. Pese a sus grandes reservas de petróleo y gas, la principal fuente de energía de Kazajistán es el carbón: cuando crece la demanda de energía también aumenta su huella medioambiental. La criptominería podría ser una oportunidad para buscar soluciones sostenibles y limpias como la eólica.
Kazakhstan_-_Expo_Astana_2017.jpg
Nur-Sultan (ex Astana) es la capital de  Kazajistán en honor de su fundador, Nursultán Nazarbáyev. En 2017 hizo un evento global sobre energía llamado 'Future Energy' (Energía Futura): ¿Y qué hizo desde entonces?

Nur-Sultan (ex Astana) es la capital de Kazajistán en honor de su fundador, Nursultán Nazarbáyev. En 2017 hizo un evento global sobre energía llamado 'Future Energy' (Energía Futura): ¿Y qué hizo desde entonces?

5."La 4ta.: Kazajistán es el mayor productor de uranio del mundo, y podría usarlo para producir energía nuclear. Sin embargo, lleva décadas descartándolo porque evoca durante la Guerra Fría, las estepas kazajas albergaron 66% de los ensayos nucleares de la URSS, el equivalente a cientos de bombas como la que se lanzó sobre Hiroshima. Debido a la fuerte oposición popular, la última central nuclear kazaja cerró en 1999, y desde entonces el rechazo se mantiene aunque el Presidente está dispuesto a tomar decisiones impopulares."

6. "La grave represión no es un problema para la industria. Pero la inestabilidad y los cortes de internet que acompañan a la deriva autoritaria de Kazajistán sí podrían ahuyentarlas. Esta crisis, marcada por la violencia y la represión, es una muestra de la vulnerabilidad de las criptomonedas: su suerte está ligada a la de los países donde operan."

Dejá tu comentario