ACTUALIDAD Maxi Pullaro > gobernadores > Provincia de Santa Fe

OPERACIÓN ROSARIO

Todos los gobernadores con Maxi Pullaro pero ay los incoherentes

23 gobernadores + Jefe de Gobierno de CABA luego de que Patricia Bullrich mencionara arribo de Fuerzas Especiales de PBA. Y un texto de Laura Etcharren.

Antes de ir a un texto de Laura Etcharren, socióloga e investigadora de organizaciones criminales: Los gobernadores de las 23 provincias argentinas y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma firmaron una declaración de apoyo al gobernador Maxi Pullaro y a la Provincia de Santa Fe en el combate de Rosario contra las mafias.

"El narcotráfico es un problema federal, no porque no corresponda a una jurisdicción provincial sino porque es un problema de todos", indica el comunicado oficial, y que lleva la firma de los gobernadores

  • Alfredo Cornejo (Mendoza),
  • Rolando Figueroa (Neuquén),
  • Rogelio Frigerio (Entre Ríos),
  • Gildo lnsfran (Formosa),
  • Osvaldo Jaldo (Tucumán),
  • Raúl Jalil (Catamarca),
  • Axel Kicilloff (Buenos Aires),
  • Martín Llaryora (Córdoba),
  • Jorge Macri (Ciudad Autónoma de Buenos Aires),
  • Gustavo Melella (Tierra del Fuego),
  • Marcelo Orrego (San Juan),
  • Hugo Passalacqua (Misiones),
  • Claudio Poggi (San Luis),
  • Ricardo Quíntela (La Rioja),
  • Carlos Sadir (Jujuy),
  • Gustavo Saenz (Salta),
  • Ignacio Torres (Chubut),
  • Gustavo Valdés (Corrientes),
  • Claudio Vidal (Santa Cruz),
  • Alberto Weretilneck (Rio Negro),
  • Gerardo Zamora (Santiago del Estero),
  • Leandro Zdero (Chaco) y
  • Sergio Ziliotto (La Pampa).
Embed

El Narcotráfico los prefiere incoherentes

Laura Etcharren, socióloga investigadoras de organizaciones criminales y que ha estudiado el 'caso Rosario', elaboró un texto titulado "De 'delincuentes' en campaña a socios para gobernar":

Como serpientes que se arrastran, el Presidente Javier Milei y la Ministro Patricia Bullrich se enroscaron trascendiendo la 'venta de órganos' como economía de mercado y 'el asesinato con bombas en jardines de infantes'.

No es una cuestión moral. Es una cuestión de oportunidad.

El Presidente quiso despojar a la Vicepresidente Victoria Villarruel de lo que hubiese sido el verdadero cambio de paradigma en materia de seguridad, y la Ministro agachó la cabeza para abrazarse al Ministerio y no perder la centralidad.

En tres meses nos dieron letra a los investigadores.

Desde la organización terrorista que no fue hasta la continuidad del hallazgo de droga enfriada sin detenidos, pasando por la jactancia del Plan Bandera que cada vez que fue ponderado por Nación, la respuesta fue sanguinaria. "El que se jacta pierde".

El esquema se repite de forma compulsiva. Una repetición que ya no puede asombrarnos cuando el Ministerio de Seguridad Nacional volvió a ser rifado.

Igual el Ministerio de Defensa.

Todo está como era entonces pero con los valores agregados de las mutaciones delictivas, las redes 2.0 y el entrecruzamiento de una criminalidad organizada y otra marginal atravesadas por la misma lógica: la extorsiva. Todo está como era entonces pero con los valores agregados de las mutaciones delictivas, las redes 2.0 y el entrecruzamiento de una criminalidad organizada y otra marginal atravesadas por la misma lógica: la extorsiva.

Embed - Rosario narco: acá viven los soldaditos de la droga

Orinadores de agua bendita

La idea es siempre la misma: Agolpar fuerzas federales y para darle mayor espectacularidad al caos, incorporar a las Fuerzas Armadas. Aunque no tengan ni para comer. Que representen, al menos, un decorado.

La retórica es siempre la misma: Lugares comunes y expresiones de deseo.

Todo está como eran entonces pero con la carga del rencor. De la revancha. Y con la falta de conocimiento de que el narcotráfico 2024 nada tiene que ver con el de las dos administraciones anteriores.

Los orinadores de agua bendita hoy tienen un jefe político que los conduce y al que se "someten". Lo adulan por X. Le dan jerarquía de conocedor de los mismos desconocedores. Los orinadores de agua bendita hoy tienen un jefe político que los conduce y al que se "someten". Lo adulan por X. Le dan jerarquía de conocedor de los mismos desconocedores.

Acatan sus instrucciones aunque sean a la bartola. Lo que no sabe el jefe político es que la puesta en escena puede ser útil en medios y redes pero no en el territorio.

Quedan mal.

Muestran sus falencias aunque sean bienintencionadas. Y eso se ve, particularmente, en el caso de Rosario.

Un caso que por momentos muestra la incomodidad de la Ministro Bullrich. Quien preferiría articular con la etiquetadora compulsiva de narcos. La que pregonaba por el telar de la abundancia. Carolina Losada.

Ellas comparten el irse boca y el lema de las "transparencia". Pero le toca abordar Rosario con un sujeto más prolijo. No manipulable y de terreno. Maximiliano Pullaro. Con quien compartió cartera, en diferentes jurisdicciones, entre 2015 y 2019. Y con quien pudo abultar sus números nacionales apropiándose de operativos provinciales. Tal como lo hizo con Cristian Ritondo en la Provincia de Buenos Aires.

-----------------

Embed - Rosario: violencia, drogas y futbol

Nada en serio enfrente

El narcotráfico sabe que nada serio tiene enfrente y los marginales también lo saben. Por eso tienen el campo libre para operar en nombre de los narcos siendo sujetos tomados por el consumo de cualquier tipo de sustancias psicoactivas que alteren la función específica del central.

"Le vamos a ganar a los narcos" dijo el Ministro de Defensa Luis Petri meses después que Aníbal Fernández dijese como Ministro de Seguridad: "Los narcos ganaron en Santa Fe".

Dos irresponsables. Dos amateurs. Uno con buenas intenciones y el otro sujeto a la brutal especulación. Porque Aníbal abandonó a Perotti, aunque lo niegue, por su amistad con Sain.

Pero resulta que no hay ganadores ni perdedores, dado que la lucha contra el Narcotráfico no existe en el mundo y Argentina no es la excepción. Hay aventajados.

La lucha está pendiente porque lo que reina es la administración del delito. Aunque le moleste a la DEA. Aunque le altere a los servicios. Y aunque Estados Unidos de lecciones cuando pone al gran conglomerado de consumidores de todas las porquerías que el mercado ofrece.

El continente produce y hay territorios que ponen los muertos. Por consumo, por disputas o al boleo.

Nuestro país está atravesado por el narco, ya que se le dio todo para que se instale, consagre y constate.

No es gratis

La mirada, lógicamente, está puesta en Rosario porque es el epicentro de sangre. Sin embargo, cuando se hace el trabajo de campo de rigor, se observa que todos los enclaves centrales están tomados y que los muertos, sin un viraje proactivo, no se reducirán a una ciudad. Es solo una cuestión de tiempo.

Un tic tac perverso y extorsivo sostenido por alianzas que tienen su raíz en la frontera. Una frontera despojada que si tiene algo de seguridad es por las provincias que se atreven a enviar a sus policías a realizar patrullajes y controles preventivos.

Sacarle al narcotráfico todo lo que se le concedió por acción, omisión y show, no es gratis. Y más fuerzas de seguridad no son garantía de más seguridad.

Es fundamental trazar todos los escenarios posibles y saber cómo abordarlos.

La seguridad interior también depende de la seguridad de fronteras y la seguridad interior hace a la seguridad ciudadana.

Rosario es un enclave narcocriminal de convergencia. El crimen marginal creció a la asombra del crimen organizado y se hizo poderoso porque toda la atención fue puesta en éste último.

Delincuentes marginales supieron generar operaciones de velo y engaño. Atacaban por un lado sabiendo que la brújula iría hacia el otro. Algo que se conserva.

Embed

Los criminales leen los entrelíneas

El blanco puede ser cualquiera y el arribo de las FFAA, sin el método que Nación nunca le supo dar a las FFSS, puede generar un efecto no deseado porque la construcción del crimen en Santa Fe se dio de abajo hacia arriba. Desde la sociedad civil que corrompe a sectores de la policía, la política y condiciona a la justicia.

Es un caso particular, dado que la generalidad es la configuración delictiva desde arriba que luego busca y recluta por abajo.

La participación de las FFAA es delicada y por ende, no debe ser precipitada. Porque posiblemente uno de los objetivos de los delincuentes sea justamente ese: Poblar la ciudad de fuerzas para generar antagonismo y disputas orgánicas.

Lo que vayan a hacer no debería ser anunciado aunque al cierre de esta nota, el pedido llega tarde.

Bullrich y Petri pasaron en sus redes cantidad de indicios. El Ministro de Defensa, incluso, supo musicalizar su arribo a la ciudad bárbara.

Un muchacho que habla de un crimen organizado complejo y violento como si alguna vez la variable delictiva compuesta se hubiese manifestado simple y pacífica.

Los criminales leen los entrelineas. El delito complejo lleva cuerpos de ventaja porque lleva años en la comodidad de la anomia. Cuando arribaron a Rosario, los delincuentes ya dieron todo vuelta. Incluso la estrategia. El mapa.

Probar con inteligencia no garpa. Y cuando lo único que tenes es bravuconada verbal necesitas de la compulsividad del posteo.

La imagen que atormenta y escandaliza

Una imagen que asocian al modelo Bukele en El Salvador, desconociendo ambas realidades.

La imagen genera rechazo y polémica. Pero no es más que el resultado del estado de anomia que se forjó en las cárceles de Santa Fe dando lugar al manejo de los hilos delictivos del poder narcocriminal tras los muros, y con repercusión exterior de sangre y muerte.

Esto nada tiene que ver con el estado de excepción en El Salvador, dado que la construcción de la criminalidad en dicho país ha sido homogénea y extorsiva desde sus comienzos. Con alianzas posteriores, con niveles de violencia sostenidos y en crecimiento como consecuencia de las alianzas mencionadas y de la abulia gubernamental sobre la gravedad de la situación.

Las maras fueron dueñas del país hasta que llegó Bukele. (La homologación de las realidades y de los abordajes es ignorante y revela el desconocimiento de ambas situaciones).

Volviendo a Santa Fe. La imagen y la ingeniería que tiene la Administración Pullaro muestran a una estructura que comienza a desarmarse y ordenarse para prevenir más mutaciones, al tiempo que los presos de alta complejidad insisten con las amenazas y con mantener el poder delictivo de la anomia.

Tanto los de alta complejidad como otros no tan complejos, son artífices de una peligrosa criminalidad marginal ya mencionada. Buscaron y buscan instalar en las cárceles ollas de consumo y puntos de venta de drogas. De hecho, en algunos lugares lo consiguieron con la connivencia de las autoridades del servicio penitenciario.

El abordaje que se lleva adelante en Santa Fe es tan duro como el abordaje que los criminales hicieron de la ciudad de Rosario. Cuando en el escenario ya no solo eran blanco los narcos sino cualquier ciudadano. Una modalidad que comenzó con la gestión Perotti.

Cuando el estado de naturaleza se acomodó, dando lugar a la ampliación de sicariatos y de los asesinos sin objetivos precisos.

Embed

De Rosario a los enclaves bonaerenses, Córdoba y CABA

El abordaje es tan complejo que por elevación, también es un mensaje a los penitenciarios.

Resta ir ahora por el dinero. Porque la droga, en Santa Fe, es el medio para escalar a la columna vertebral del crimen organizado: El lavado de activos.

"Acá ya no podes hacer amigos porque no sabes quién está en la joda. Gente que pasó de no tener nada a tener 3 negocios", testimonio territorial.

Lo que hoy se ve en la ciudad de Rosario ya muestra señales en los enclaves Conurbano Bonaerense, Córdoba Capital y avanza a CABA en sus bastiones y potencial enclave sur. Aunque desde la ciudad trafiquen que no hay lugar para el narcotráfico.

Con el servicio penitenciario abordado, hay que avanzar sobre:

  • Aduana/Hidrovía.
  • Financieras.

Otros de los componentes de la matriz subterránea.

Embed

Resta encontrar los vínculos San Nicolás, Ramallo, Rosario, ciudad de frontera. Una ruta sorprendente que demuele las etiquetas selectivas.

Resta laburar con método. Con inteligencia criminal e inteligencia.

Resta, que es lo que más les cuesta, ser serios y proactivos frente a un estado de barbarie al que no necesitan llamar terrorismo. Simplemente, estado de naturaleza. Resta, que es lo que más les cuesta, ser serios y proactivos frente a un estado de barbarie al que no necesitan llamar terrorismo. Simplemente, estado de naturaleza.

Un Estado en el que todos están a la espera de lo peor mientras leen en redes todo lo que van a hacer sin tener idea de que el problema base, está en las fronteras y en los componentes mencionados. Con colombianos en las villas a los que los federales aún no tocaron y quién sabe si los tocarán.

----------------------------

Más contenidos de Urgente24

Los 3 errores de Javier Milei (no es Fin, Manuel Adorni)

Ante la baja en la recaudación, Afip sale a inspeccionar empresas

Javier Milei echó al Secretario de Trabajo: ¿Se "disparó" o no el aumento?

Rosario busca ganarle al terror y al narcotráfico

Coscu, picante: 'Lloró' por Morena Beltrán, Blondel y Boca

Dejá tu comentario