ACTUALIDAD Semana > Juntos por el Cambio > Córdoba

PANORAMA

Semana 360: JxC y el síndrome de la oposición de cristal

La semana que se consume expuso fisuras en Juntos por el Cambio ante un escenario adverso en Córdoba. ¿Podrá capitalizar la crisis?

CÓRDOBA. La semana que pasó en Córdoba volvió a dejar mal parada a la coalición de Juntos por el Cambio a nivel local. Con vistas a la primera elección del calendario rumbo al 2023 (Marcos Juárez), el combo opositor pareció mostrar nuevamente flaquezas políticas propias de un espacio que sufre problemas antiguos.

En Marcos Juárez, la tortilla política se dio vuelta de repente para Juntos por el Cambio. En menos de una semana, la candidata elegida por el actual intendente Pedro Dellarossa (PRO) se cambió de bando y pasó a las líneas del PJ provincial, generando una convulsión interna importante y la movilización de recursos nacionales para intentar frenar la “hemorragia” local.

Pero esa cachetada no fue todo ya que la tensión se trasladó entre socios. La partida de Verónica Crescente al espacio de Juan Schiaretti expuso una fisura más que importante para un Juntos por el Cambio que quiere quedarse con Córdoba en 2023.

A esa “grieta”, que bien tapada estuvo en los últimos meses, la protagonizan un buen sector de la UCR y Luis Juez, tal vez el más candidato a ser candidato de los nombres de Juntos por el Cambio en Córdoba. La misma está motivada en un presunto acercamiento del radical Facundo Manes al gobernador Juan Schiaretti, que justamente protagonizó el “traspaso” de Crescente al PJ provincial.

Juez Dellarossa.jpg

A ojos de Luis Juez, la semana evidenció que parte de la UCR está dispuesta a negociar con Juan Schiaretti para lograr algún tipo de acuerdo que los encuentre más protagonistas a nivel provincial. El trato correría por el lado de que Juan Schiaretti acepte sumarse al esfuerzo que Facundo Manes quiera realizar a nivel nacional, siempre y cuando la gobernación continúe en manos del peronismo.

Esto, naturalmente, va en contra de los intereses de un Luis Juez que ya advirtió su candidatura “caiga quién caiga”, con posibilidades de reproducir lo sucedido en 2019, cuando Juntos por el Cambio puso dos listas a gobernador (casualmente dos candidatos UCR) y fue vapuleado por el PJ schiarettista. Y esa presunta amenaza generó la reacción del senador que no se caracteriza por ser delicado en sus críticas.

En medios locales, Luis Juez calificó a Facundo Manes como “ignorante de la política”, lo que despertó el repudio de los radicales. La réplica, que llegó en cantidades, situaron al ex intendente bien lejos del radicalismo, al ser señalado como un “inquilino” del partido centenario que nada tiene que hacer metiéndose en temas partidarios ajenos.

Con ese ida y vuelta, esta semana se desnudaron las diferencias que existen realmente en Juntos por el Cambio Córdoba y como eso puede poner en peligro una buena chance de lograr asentarse en el poder provincial. Y la vereda del PJ festejó haber cumplido el cometido.

En el medio quedó Rodrigo De Loredo, quién hasta ahora guarda silencio ya que cuenta con relaciones de ambos lados. Como socio electoral de Luis Juez, no se pudo pronunciar junto con sus correligionarios esta semana, que al mismo tiempo no cesan en invitarlo a que vaya por la candidatura a gobernador.

Manes Schiaretti 2P.jpg
En Córdoba, Manes y Schiaretti le hace doler la cabeza a Juez. 

En Córdoba, Manes y Schiaretti le hace doler la cabeza a Juez.

Sin embargo Rodrigo De Loredo no tomó ese paso aún ya que sabe que, al día de hoy, la realidad electoral indica que sólo una fórmula podría ganarle al PJ cordobés: Juez-De Loredo, no al revés. Sus mejores chances se verán jugadas en caso de que decida ser candidato a intendente.

Así las cosas, en Juntos por el Cambio se repite un viejo síndrome que lo condenó a perder el poder en 2019: tener una mandíbula de cristal. Tal vez la amplitud de la coalición, o bien los intereses personales son los que terminan socavando las oportunidades inmejorables qué despilfarra la oposición.

Lo cierto es que, aún con el oficialismo en el piso, el cuadro opositor no sabe postergar las diferencias para hacer triunfar lo que los une. Tampoco resistir los embates de un peronismo que sabe por zorro pero más por viejo como manipular al rival.

Más contenido en Urgente24

Dólar turista: Preocupa en el sector el desconocimiento del Gobierno

C5N con el dólar a $318: "Andate a LCDTM, Fernández"

Dólar C5N: "Nunca vi esta pobreza, necesitamos shock y devaluación"

FUENTE: Urgente 24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario