Leído

CORONAVIRUS

Con el dilema de la cuarentena total, Alberto recibe hoy a los gobernadores

Jue, 19/03/2020 - 10:19am
Enviado en:
Por Urgente24

Tras compartir un encuentro con líderes parlamentarios de la oposición, y obtener de los mismos respaldo ante una eventual profundización del aislamiento de la población para frenar la propagación del coronavirus, Alberto Fernández recibe hoy a los gobernadores para definir el comienzo de la drástica medida. Hasta ayer se habían detectado 19 nuevos casos de coronavirus, sumando un total de 97,0.

El presidente de la nación, Alberto Fernández.
alberto_fernandez.png
Contenido


Tras recibir a los líderes parlamentarios en la Casa Rosada, y obtener el respaldo de la oposición para profundizar el aislamiento de la población para frenar la propagación de la pandemia, Alberto Fernández recibe hoy a los mandatarios provinciales. 

En esa línea, el senador radical Luis Naidenoff calificó como "central y definitoria" la cumbre que el mandatario convocó para las 17:00 en la Residencia de Olivos. 

El propio Fernández el domingo, en declaraciones radiales, había anticipado una eventual "cuarentena obligatoria" con su frase de "parar la Argentina por 10 días". En tanto, 8 provincias ya cerraron sus fronteras.

Pero la cuestión ahora es cuándo, considerando que el fin de semana que se viene es largo y con todo el aparato estatal dedicado a instar a la sociedad a permanecer en sus casas, al limitar el transporte y con ciudades turísticas cerrando sus fronteras, una de las opciones era decretarlo a partir del próximo miércoles, aunque la evolución de la propagación de la enfermedad podría adelantar los tiempos.

Siendo que el Malbrán ya no será el único en analizarlas muestras de potenciales infectados (ayer la oposición se llevó la promesa de nacionalizar los reactivos a laboratorios en varias provincias) es esperable que a mayor análisis diarios se dispare la cantidad de diagnósticos positivos. 

"Hay 34 laboratorios donde se van a empezar a enviar los reactivos, para que las muestras (de todo el país) no tengan que demorar 4 días en venir a Buenos Aires", reveló el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri.

En conferencia de prensa post-cumbre, rodeado de diputados y senadores, el titular de la Cámara baja Sergio Massa insistió dos veces con una "profundización" a la italiana de la por ahora recomendación de la autocuarentena. 

"Si tenemos que profundizar el aislamiento para garantizar que el virus no se expanda más, lo vamos a hacer. El éxito del Gobierno pasa por evitarlos contagios, la mejor forma de cuidarnos es aislarnos", resumió.

Desde el Interbloque Federal, el diputado Eduardo "Bali" Bucca reveló que la idea de una "cuarentena general", "es una medida que tendrá todo el apoyo de todo nuestro bloque".

"No debemos anticipar una decisión que tomará el Presidente con los gobernadores. Pero hay que proteger la logística de comida, coordinar el funcionamiento de las fuerzas de seguridad, entre otras cosas. Expresamos nuestro respaldo y la tranquilidad para que tome la decisión que crea más conveniente", aclaró Massa.

A la oposición le preocupan también los monotributistas, evitar el corte de servicios públicos por falta de pago y rebajas impositivas para pymes del sector turístico. En resúmen, el dramático impacto económico que provocará en el corto plazo el parate general para frenar la propagación de los casos.

El encuentro tendrá asistencia casi perfecta pese a las restricciones de circulación impuestas en casi todo el país. Esto es porque, aunque no lo harán físicamente como sí lo confirmó casi todo el resto, los gobernadores de Mendoza, Rodolfo Suarez, y Raúl Jalil de Catamarca, participarán a través de una teleconferencia.

El primero, merced a la cuarentena decretada por él mismo para todo aquel que ingresa a la provincia (haya o no salido del país) y, el segundo, por encontrarse en aislamiento obligado tras el regreso de un viaje a Canadá.

En duda está el chaqueño Jorge Capitanich, que en las últimas horas debió forzar un virtual "toque de queda" en el distrito producto de la aparición de un posible caso autóctono del temido virus que ya mató a miles de personas en varias partes del mundo.

"Cada uno de los gobernadores trazará ante el Presidente un diagnóstico no solo sanitario, sino también económico, porque esta emergencia conlleva una dramática situación de la economía real, con impacto en el sector privado en general y en el turismo", anticipó un estrecho colaborador de un mandatario norteño. Y agregó: "Sin dudas se pedirá a Nación colaboración y ayuda para encarar un trabajo articulado y un aporte económico para salir de esta crisis".

Mientras tanto, más provincias se sumaron en las últimas horas al cierre de fronteras que ya efectivizaron oficialmente Mendoza, Chubut, Jujuy, Salta, La Rioja, Tierra del Fuego y Chaco. Santa Fe y Santiago del Estero, por caso, adhirieron a esa medida precautoria que, en rigor, sólo alcanzará los puntos de contacto con Chaco, que dispuso el aislamiento domiciliario obligatorio de la población por un presunto caso de coronavirus autóctono.

El gobernador santafesino, Omar Perotti, anunció que trabajará en forma coordinada con el gobierno de Capitanich en el cierre de las fronteras entre ambas provincias mientras que "en el resto de los límites de la provincia se mantendrá la libre circulación".

"Colaboramos en el cierre de la frontera con la provincia del Chaco, a partir de la probabilidad de la circulación viral en el territorio chaqueño", anunció en rueda de prensa Perotti.

En tanto, el santiagueño Gerardo Zamora, anunció a través de las redes sociales el "cierre" de la frontera con la provincia de Chaco, y especificó que la medida tiene "como prioridad la prevención en resguardo de los santiagueños".

Tierra del Fuego, por su parte, acordó con el Ministerio de Transporte una excepción a la suspensión de los vuelos de cabotaje, que comienza a instrumentarse desde este sábado y hasta el miércoles 25, merced a la situación geográfica que hace que ese distrito dependa para su abastecimiento de la llegada de servicios continentales.

El resto del país sigue, mientras tanto, bajo un virtual "estado de sitio", a la espera de que se normalice la situación desatada por el avance de la enfermedad.