POLÍTICA >

Cristina, el secreto fiscal violado y las cuentas de Alperovich

En cadena nacional, la presidente Cristina Fernández reveló que decidió investigar los antecedentes financieros y patrimoniales de un empresario inmobiliario. El artículo 101 de la ley 11683 establece que las declaraciones juradas son secretas. Es más, la AFIP y el Banco Central se amparan en el "secreto fiscal” para no revelar datos que la AGN solicitó por el cepo al dólar. Pero si a Cristina le interesa el tema, también debería ocuparse de las cuentas en Miami de Alperovich ¿no? El clan se lleva la plata: Gabriel Alperovich, Rubén Rojkés y el primo Benjamín abren empresas en Florida.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-  La Presidente Cristina Fernández cruzó un límite en su escalada verbal contra los medios. En cadena nacional, y sin ponerse colorada, reveló que decidió investigar los antecedentes financieros y patrimoniales de un empresario inmobiliario. 

Al hacer referencia a un artículo del diario Clarín, con testimonios de afectados por el contexto económico, la Presidenta aludió "el día domingo un diario hablaba de tres historias de la desaceleración de la economía. Una conocida inmobiliaria decía que ya no entraba nadie a raíz de las medidas del Banco Central con respecto al dólar. Y yo quise averiguar por esta pobre gente y llamé a Ricardo Etchegaray a la AFIP y este señor no presentaba declaraciones juradas desde el año 2007. A veces nos sentimos idiotas por pagar impuestos", dijo en alusión a Jorge Toselli.
 
Ahora la pregunta que surge es ¿La presidente CFK violó el secreto tibutario establecido en la ley 11.683?
 
Según el artículo 101 de la ley 11683 establece:  
 
 *Artículo 101 - Las declaraciones juradas, manifestaciones e informes que  los responsables o terceros presentan a la Administración Federal de Ingresos Públicos, y los juicios de demanda contenciosa en cuanto consignen aquellas informaciones, son secretos. Los magistrados, funcionarios, empleados judiciales o dependientes de la Administración Federal de Ingresos Públicos, están obligados a mantener el más absoluto secreto de todo lo que  llegue a su conocimiento en el desempeño de sus funciones sin poder comunicarlo a persona alguna, ni aun a solicitud del interesado, salvo a sus superiores jerárquicos. Las informaciones expresadas no serán admitidas como pruebas encausas judiciales, debiendo los jueces rechazarlas de oficio, salvo en las cuestiones de familia, o en los procesos criminales por delitos comunes cuando aquéllas se hallen directamente relacionadas con los hechos que  se investiguen, o cuando lo solicite el interesado en los juicios en que  sea parte contraria el Fisco Nacional, provincial o municipal y en cuanto la información no revele datos referentes a terceros. Los terceros que  divulguen o reproduzcan dichas informaciones incurrirán en la pena prevista por el artículo 157 del Código Penal, para quienes divulgaren actuaciones o procedimientos que  por la ley deben que dar secretos.
[ pagebreak ]
Ahora bien, el mismo artículo (101) establece en un segundo parrafo que "No están alcanzados por el secreto fiscal los datos referidos a la falta de presentación de declaraciones juradas, a la falta de pago de obligaciones exigibles, a los montos resultantes de las determinaciones de oficio firmes y de los ajustes conformados, alas sanciones firmes por infracciones formales o materiales y al nombre del contribuyente o responsable y al delito que  se le impute en las denuncias penales.
 
Para el especialista en impuesto tributarios, el contador Guillermo LoCane, fue en este párrafo en el cual la presidente se habría amparado para poner al descubierto al empresario Jorge Toselli.
 
Por su parte, Patricia Bullrich (Unión por Todos-Ciudad de Buenos Aires) rechazó el pedido de informes que Cristina Fernández hizo a la AFIP sobre el estado tributario de la empresa Toselli y Fuentes a raíz de declaraciones de un miembro de la firma. “Es sumamente peligroso que desde el Estado Nacional se persiga a cualquier ciudadano por la expresión pública de sus ideas”, argumentó. 
 
Lo contradictorio de esto es que el año pasado la Presidente pensaba distinto respecto al secreto fiscal.
 
En noviembre de 2011, al poner en marcha del nuevo sistema de registro biométrico de la AFIP, que permitirá almacenar imágenes de todos los ciudadanos del país, la presidente Cristina Fernández señaló "Quien ingrese al sistema (de registro biométrico) a consultar o corroborar algún dato, queda registrado. Es lo mismo que hace la AFIP. Quien ingresa a consultar un dato (a la página) de la AFIP, queda registrado qué empleado o qué persona ingresó al sistema. Esto es para proteger el derecho al secreto fiscal", explicó la mandataria.
 
"Si alguien viola el secreto fiscal, queda identificado. Acá, en estos sistemas (de reconocimiento biométrico) quedará identificado quién ingresó para averiguar algo sobre una determinada persona", continuó.
 
Otro caso paradójico se dió hace 20 días cuando Leandro Despouy, titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), envió una nota a los presidentes de bloque del Senado y a Amado Boudou para plantear un reclamo: la imposibilidad de conseguir información y documentación de la AFIP y el Banco Central . Los organismos presididos por Ricardo Echegaray y Mercedes Marcó del Pont, bajo la lupa por las trabas a la compra de dólares, alegaron “secreto fiscal”  para no responder a los pedidos.
[ pagebreak ]
“No obstante la labor desplegada por el organismo y los esfuerzos por conseguir de parte del auditado –en tiempo y forma– la información y documentación necesaria para llevar a cabo sus funciones, su actividad se ha visto obstruida ante los planteos de "secreto fiscal"  formulados por la AFIP y las entidades bancarias estatales (especialmente el BCRA)”, cuestionó Despouy en la carta, en la que pidió que el Congreso “evalúe la posibilidad de una formulación explícita” para que ese argumento no pueda oponerse ante la AGN, el organismo de control que da asistencia al Congreso y en algunos casos a la Justicia, como con los informes sobre las irregularidades de TBA en la concesión de los trenes Sarmiento y Mitre.
 
“No resulta ocioso recordar que la AGN cuenta entre sus atribuciones la de exigir la colaboración de todas las entidades del sector público, las que están obligadas a suministrar todos los datos, documentos, antecedentes e informes relacionados con el ejercicio de sus funciones”, remarcó Despouy en su escrito, presentado en el Senado con el objetivo de amplificar la queja.
 
Alperovich
 
Ahora, si a Cristina Fernández de Kirchner le interesa tanto el tema, hay algunos otros datos para que se entretenga.
 
 
"El gobernador José Alperovich viajó cuatro veces en los últimos meses a Estados Unidos, tanto en supuestas misiones oficiales como en paseos privados junto a su mujer e hijos.
 
Miami y Nueva York son sus destinos preferidos.
 
Los viajes no son casuales. El país del Norte es el destino de parte de la multimillonaria fortuna amasada por el clan Alperovich-Rojkés en Tucumán.
 
CONTEXTO accedió en Estados Unidos a los registros oficiales de la Secretaría del Estado de La Florida, en donde quedan asentadas las nuevas empresas.
 
En los últimos tiempos, es llamativo el surgimiento de compañías en Miami y zonas aledañas, a cargo de personas con apellidos del poder en Tucumán. Estas compañías apuntan principalmente a la adquisición de propiedades, trasnsferencias de fondos, operaciones financieras y otras actividades diversas.
 
Rubén Rojkés instaló el 28 de abril de este año la firma SCHOLEM LLC, con domicilio en 20900 NE 30 TH AVE, Aventura, FL.
 
Nombró como su agente en Miami a José Nicemboim, con el mismo domicilio anterior.
 
Romina Rojkés registró el 27 de febrero de este año la empresa ROMINA ROJKES, P.A., con sede el 2555 NE 206 LANE, Miami, FL.
 
Gabriel Alperovich creó el 14 de febrero de este año la compañía GAP SPORTS MANAGEMENT, cuyas oficinas funcionan en 15715 S DIXIE HIGHWAY 409, Miami, FL.
 
El diputado "fantasma" de Tucumán, primo del gobernador Alperovich, Isaac Benjamin Bromberg, trasladó a Miami el 2 de marzo de este año una empresa que originalmente tenía domicilio en Galileo 2458, en el barrio de Palermo, en Buenos Aires. 
 
La firma se denomina 500 BRICKELL B&G INVESTMENT GROUP. Integran también la compañía Damián Grynberg y Judith Peraza. La sede se ubica en 9100 S Dadeland Boulevard, Suite 1500, Miami, FL.
 
La red de empresas es mucho más extensa, y está creciendo a medida que se complica la situación económica en la Argentina. A través de CONTEXTO iremos avanzando con los detalles."

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario