OMNI VIH > pandemia > tuberculosis

UNA BUENA

VIH, tuberculosis y malaria: Devastadas por la pandemia

Por primera vez desde 2002, el Fondo Mundial reportó un retroceso en los esfuerzos contra el VIH, la tuberculosis y malaria a causa de la pandemia de COVID-19.

La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la lucha contra el VIH, la tuberculosis y la malaria en 2020, según un nuevo informe publicado hoy por el “Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria”.

El informe revela que, si bien se han logrado algunos avances, los indicadores clave registraron retrocesos por primera vez desde la creación del Fondo en 2002.

image.png
Desde la creación del Fondo Mundial en 2002, el número de muertes por VIH, tuberculosis y malaria se redujo en un 46% en los países en los que invierte.

Desde la creación del Fondo Mundial en 2002, el número de muertes por VIH, tuberculosis y malaria se redujo en un 46% en los países en los que invierte.

Algunas de las principales conclusiones respecto a la tuberculosis son:

  • En 2020, el número de personas tratadas por tuberculosis farmacorresistente en los países en los que invierte el Fondo Mundial se redujo en un 19%.
  • Las personas en tratamiento para la tuberculosis extensamente resistente disminuyeron en un 37%.
  • Y la cantidad de pacientes con tuberculosis VIH positivos que recibieron antirretrovirales se redujeron en un 16%.

En relación al VIH (SIDA), los números indicaron que:

  • En comparación con 2019, los programas y servicios de prevención del VIH alcanzaron un 11% menos de personas.
  • El número de madres seropositivas que recibieron tratamiento para prevenir la transmisión del VIH a sus bebés se redujo en un 4,5%.
  • La cantidad de pruebas para VIH fue un 22% menos, lo que ha provocado un descenso en el inicio de la terapia antirretroviral en la mayoría de los países.

Por su parte, la lucha contra la malaria parece la menos afectada por la pandemia hasta ahora, ya que las actividades de prevención se mantuvieron estables o aumentaron en comparación con 2019.

  • El número de mosquiteros distribuidos aumentó en un 17%.
  • Y se incrementó el número de estructuras cubiertas por fumigación interior de insecticida por 3%.

En 2020, 11,5 millones de mujeres embarazadas recibieron tratamiento preventivo. Sin embargo, la detección de casos sospechosos de paludismo descendió un 4,3% y el avance en la lucha contra la enfermedad se estancó.

Peter Sands, director ejecutivo del Fondo Mundial, dijo:

Frente a los desafíos extraordinarios provocados por la pandemia de COVID-19, nuestra asociación ha demostrado flexibilidad y determinación para continuar brindando medicamentos, equipos y atención a millones de personas en todo el mundo Frente a los desafíos extraordinarios provocados por la pandemia de COVID-19, nuestra asociación ha demostrado flexibilidad y determinación para continuar brindando medicamentos, equipos y atención a millones de personas en todo el mundo

Desde su creación en 2002, el número de muertes por SIDA, tuberculosis y malaria se redujo en un 46% en los países en los que invierte.

Pero “el mundo ha pagado un alto precio por la COVID-19”, lamentó Sands.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario