Leído

CARGAR LAS BATERÍAS

Un problema no menor en los autos eléctricos

Mar, 17/09/2019 - 1:13pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En los últimos tiempos se fortaleció una recomendación entre usuarios y fabricantes: mantener la carga siempre que se pueda entre el 20 y el 80% alarga la vida de nuestras baterías. Fabricantes y desarrolladores automatizaron los procesos de carga en móviles, portátiles y hasta coches con motores no tradicionales.

Contenido

La norma no escrita establece que no es del todo recomendable que una batería se descargue completamente, pero tampoco ayuda cargarla continuamente hasta el 100%.

En los últimos tiempos se fortaleció una recomendación entre usuarios y fabricantes: mantener la carga siempre que se pueda entre el 20 y el 80% alarga la vida de nuestras baterías. Fabricantes y desarrolladores automatizaron los procesos de carga en móviles, portátiles y hasta coches eléctricos.

La tecnología de baterías de ión-litio logró que nos olvidemos del efecto memoria: hace cierto tiempo si cargábamos una batería que no se había descargado al 100% acabábamos reduciendo su capacidad de las mismas.

Aquel problema era real, pero la aparición de nuevas tecnologías en producción de baterías lo hicieron desaparecer, aunque otros mitos se propagaron alrededor de la carga de baterías. Por ejemplo el que decía que dejar nuestros móviles cargando toda la noche no era beneficioso para las baterías.

Otra pregunta que siempre está flotando, por más que desde hace tiempo se resolvió, es  ¿Sufre la batería de un teléfono por cargarla todas las noches?

Ese riesgo no existe, y las nuevas generaciones de baterías de iones de litio o las de polímeros de litio no sufren por tenerlas durante largos periodos conectadas a la corriente para cargarlas. En muchos casos las baterías simplemente desconectan el flujo de entrada cuando detectan que ya están cargadas al 100%.

Solo si esa carga se reduce volverá a activarse la carga de la batería, pero lo hará en pequeños intervalos que permiten por ejemplo que cuando nos levantemos tengamos el móvil cargado al 100% pero además sin que este esté caliente. Sin embargo la carga entre un 20 y un 80% parece ser la mejor opción a la hora de cargar un celular, una tablet o un auto.

Ante esos mitos, sí hay una realidad palpable: la de que recargar el móvil para que se mantenga en un intervalo de entre el 20 y el 80% de la batería es beneficioso para la vida útil de este componente. Otros estudios afirman que es aún mejor mantenerla entre un 40 y un 80% -e incluso yendo al extremo, entre un 40 y un 60%-, aunque es difícil determinar y acortar esos márgenes acaba limitando las opciones de uso de las baterías en todo tipo de desarrollos, desde móviles a coches eléctricos.

Al final lo que logramos con este método es no someter las baterías a tanto estrés, así les prolongamos su vida útil. Dejar que una batería se descargue totalmente no es buena política ya que degrada esa capacidad de forma más rápida de lo que lo hacen esas "recargas parciales".

La pregunta, claro, es cómo lograr esos ciclos de recarga. Hay varias soluciones que ayudan a automatizar esos procesos, por ejemplo en Android aparecen aplicaciones este rooteado o no el dispositivo.

Los responsables de Apple parecen haber tenido esto en cuenta en iOS 13, la última revisión de su sistema operativo móvil: la "optimización de batería" que anunciaron en su conferencia WWDC 2019 indicaba que la recarga nocturna se realizará a un máximo del 80% y se detendrá para, a través de la inteligencia artificial estimar la hora a la que desconectas el móvil cada mañana y preparar el móvil para que esté cargado justo al 100% 

También hay portátiles que permiten ayudar en este ámbito. En la BIOS de algunas variantes de los Dell XPS es posible configurar límites de carga para que ese proceso se detenga cuando lo indique el stop, y que solo se active a partir de cierto nivel de descarga: Se puede tener el cargador conectado, que no entrará en acción si la carga de la batería no está en ese rango.

Este tipo de recomendaciones van más allá y de hecho uno de los apoyos más fuertes que tiene esta práctica la encontramos en los coches eléctricos de Tesla. Este componente es vital para estos vehículos así que optimizar su funcionamiento y evitar su degradación al máximo es especialmente recomendable.