OMNI efectos secundarios > efecto nocebo > vacuna

DOLOR Y FATIGA

"Efecto nocebo": Cuando los efectos secundarios no son por la vacuna

Científicos compararon los efectos secundarios entre los grupos placebo y los que recibieron la vacuna y vieron que dos tercios se deben al "efecto nocebo".

Más de dos tercios de los efectos secundarios que experimentan las personas después de recibir la vacuna COVID-19 en realidad se deben a la versión negativa del efecto placebo: el denominado “efecto nocebo”.

Así lo determinó un equipo de científicos estadounidenses luego de examinar 12 ensayos clínicos de vacunas contra el coronavirus.

En efecto, descubrieron que el "efecto nocebo" representó aproximadamente el 76% de todas las reacciones adversas comunes después de la primera dosis y casi el 52% después de la segunda dosis.

Los hallazgos sugieren que la mayoría de los efectos secundarios más leves, como dolores de cabeza, fatiga a corto plazo y dolor en el brazo, no son producidos por los componentes de la vacuna en sí misma.

La causa sería la ansiedad y la expectativa propias del “efecto nocebo”.

Los autores argumentan que mejor información sobre los efectos adversos de la vacuna puede mejorar la adherencia y reducir las preocupaciones.

"Decirle a los pacientes que la intervención que están tomando tiene efectos secundarios similares a los tratamientos con placebo para la afección en ensayos controlados aleatorios en realidad reduce la ansiedad y hace que los pacientes se tomen un momento para considerar el efecto secundario", dijo Ted Kaptchuk, profesor de medicina en Harvard y autor principal del estudio.

image.png

“Efecto nocebo”

El “efecto nocebo” es la versión opuesta al efecto placebo, ya que implica el empeoramiento de los síntomas tanto por la expectativa, consciente o inconsciente, de las posibles reacciones negativas de un tratamiento.

El profesor Kaptchuck junto a la doctora Julia Haas, del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, analizaron una docena de ensayos clínicos de vacunas contra el COVID-19.

En cada ensayo, los que estaban en el grupo de placebo recibieron inyecciones de solución salina inactiva en lugar de la vacuna. El estudio no analizó los efectos secundarios raros y graves, como los coágulos de sangre o la inflamación del corazón.

En la publicación en la revista Jama Network Open, los investigadores detallan que:

  • En los grupos placebo: Tras la primera inyección, más del 35% experimentó efectos secundarios "sistémicos" (dolor de cabeza y fatiga) y el 16% informó específicos del sitio (dolor en el brazo, enrojecimiento o hinchazón).
  • En los grupos que recibieron la vacuna: Cerca del 46% informó síntomas sistémicos y dos tercios experimentó dolor en el brazo u otros síntomas localizados.

Con respecto a la segunda dosis, encontraron que la tasa de dolores de cabeza u otros síntomas sistémicos era casi el doble en el grupo de la vacuna en comparación con el grupo del placebo, con un 61% y un 32% respectivamente.

En general, los científicos calcularon que alrededor de dos tercios de los efectos secundarios comunes informados en los ensayos de la vacuna contra el COVID-19 son provocados por el “efecto nocebo”, en particular los dolores de cabeza y la fatiga.

image.png

*Fuente: "Nocebo effect’: two-thirds of Covid jab reactions not caused by vaccine, study suggests" (The Guardian)

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario