Show

SHOW DE MASAS

Pepsi zafó el SuperBowl con Emme y Lady Gaga que aplacaron el playback de Shakira

Cada año, el show musical del SuperBowl es decisivo para un evento que en lo deportivo atrae solamente a los estadounidenses. El fútbol americano es un deporte circunscripto a USA y entonces ¿cómo hacer que los derechos televisivos interesen en otras latitudes? ¿Cómo lograr que los patrocinadores paguen más si sólo es para USA? Ahí aparece el ingenio de los organizadores al desarrollar el evento musical con cantantes y músicos de alcance global. Así, Pepsi patrocinó el SuperBowl pero sus mayores repercusiones no estuvieron en lo deportivo sino en el show musical, aún cuando el Super Bowl LIV (54ta. final de la NFL), concluyó con el triunfo por 1ra. vez en la historia de campeón de los Kansas City Chiefs, campeones de la Conferencia Americana (AFC), que arrasaron 31 a 20 con los San Francisco 49ers, campeones de la Conferencia Nacional (NFC) en el Hard Rock Stadium, de Miami (Florida). El evento fue televisado por la cadena Fox.

Tal como se esperaba, Jennifer López y Shakira realizaron un histórico espectáculo de medio tiempo del Super Bowl 2020 el domingo 02/02 en el Hard Rock Stadium de Miami Gardens, con Bad Bunny y J Balvin como artistas invitados, exponiendo la alegría de la cultura latina, tan complicada en USA por las restricciones migratorias de Donald Trump. 

El evento exhibió un apoyo a Puerto Rico y una reivindicación de la cultura de los inmigrantes latinos, en un escenario de baile y pop latino. Además, 2 cantantes en el escenario fue una reivindicación del poder femenino.

El director de escena fue Jay-Z, quien creó el programa en una coproducción con la NFL.

Pero antes del evento, Lady Gaga (Stefani Joanne Angelina Germanotta) había deslizado un desafío a JLo y Shakira: 

Se sabe que Lady Gaga se opone a que los artistas hagan playback en el escenario porque ella afirma que los fans merecen ver cantar en vivo a sus artistas favoritos porque pagan dinero con ese objetivo.

Y Lady Gaga advirtió que esperaba que no hubiera playback en la actuación de JLo y Shakira: “¡Será mejor que no escuche “playback!”.

 

El playback de los cantantes es un tema de nunca acabar. En cierta ocasión Beyonce tuvo que explicar por qué motivo había apelado al recurso entonando el himno nacional en la toma de posesión de Barack Obama. Precisamente ella se tomó revancha unos días después durante un SuperBowl.

Pero en muchas ocasiones en SuperBowl se apela al playback -la Nation Football League alienta a los artistas a hacerlo para evitar riesgos en la transmisión televisiva. Según la NFL, una falla en el sonido sería una catástrofe en un evento donde el segundo de publicidad escala el millón de dólares-.

Cantar a cappella, por ejemplo, permite demostrar que no hay playback pero eso se puede hacer con el himno nacional, no con los shows más complejos.

Por ejemplo, en 1991 se recuerda el escándalo que ocurrió cuando se supo que Whitney Houston había utilizado el playback para su versión de "Star-Spangled Banner" durante el Super Bowl. Se la consideró una de las mejores interpretaciones en la historia del himno nacional, pero el micrófono estaba muerto durante la actuación.

El productor discográfico Rickey Minor lo explicó así: "No hay forma de ensayar cómo saldrá el sonido con toda esa multitud... viniendo hacia vos. No sabés dónde comienza la primera nota".

Pero hubo un enojo muy particular contra la colombiana Shakira Isabel Mebarak Ripoll​​ por haber utilizado playback al menos en parte de su actuación.

De todos modos, Lady Gaga felicitó a Shakira y Jennifer López por su actuación en el medio tiempo de la Super Bowl 2020: “¡JLo y Shakira y todos los invitados especiales fueron increíbles! Qué divertido espectáculo de medio tiempo, bailé y sonreí durante todo el rato. ¡Qué poderosas mujeres sexy! Tanto en la cámara como fuera de ella!! Las amo hermosas mujeres talentosas sexy”.

El comentario de Lady Gaga permitió que las aguas se calmen.

Más interesante fue la gran novedad del evento: la actuación de mme de 11 años, hija de JLo, quien robó el espectáculo cuando salió de una cápsula para actuar con López, Shakira y un coro de chicas.

Emme acompañó a su madre en un verso de "Let's Get Loud", cantando el coro de "Born in the U.S.A'' de Bruce Springsteen. Su madre extendió entonces sus brazos y mostró una capa de color rojo, blanco y azul que representaba la bandera de Puerto Rico.

Este fue un recordatorio ante la audiencia en televisión, que llegó a los 100 millones de personas, de una poderosa declaración de inclusión.

Al final las dos salieron juntas para cantar "Waka Waka (This Time for Africa)", la canción que Shakira compuso como tema oficial de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. 

Shakira & J. Lo's FULL Pepsi Super Bowl LIV Halftime Show

Shakira - jennifer Lopez y la hija de Jennifer López cantando

Uber

En cambio dejó mucho que desear los enormes precios de Uber y Lyft luego del evento.

Un viaje de ida a South Beach desde Miami Gardens llegó a costar US$335 por un UberXL a las 23:30.

Además irritó la caminata, la confusión y la falta de vehículos para satisfacer la demanda.

Los fanáticos llenaron la calle 199 —la larga arteria que corre de este a oeste del lado sur del estadio— esperando más de una hora para abordar el auto que los llevaría a su casa.

Uber difundió un comunicado criticando la organización del evento que hizo el Hard Rock Stadium.

Mientras se le pedía a los conductores que se encontraran con los fanáticos en un lote específico, el número 15, los agentes de la policía le dijeron a los confundidos visitantes que caminaran unos 15 minutos hasta el estacionamiento de una tienda Walmart ubicada en la avenida 27 del noroeste donde, según dijeron, les sería más fácil poder hallar a los conductores.

Casi dos horas después de haber terminado el partido, los conductores de Uber y Lyft y los taxistas pudieron encontrarse en la calle 199 del NW, y estacionar junto a la acera.

En cuanto al Metrorail, no llega tan al norte como para darle servicio a Miami Gardens.

El Condado Miami-Dade asignó 7 ómnibus adicionales cerca del estadio y otros 4 un poco más lejos, pero la mayoría de los fanáticos ignoraban que existía esa alternativa a Uber o Lyft o un taxi común.

“Nuestro plan era hacer viajes extras en estas rutas después que el juego hubiese finalizado, para de este modo asegurar que todos los fanáticos y empleados del estadio que decidieran viajar en transporte público quedaran satisfechos”, dijo Alice Bravo, directora de Transporte y Trabajos Públicos del Condado Miami-Dade .

Al filo de las 2:00 de la madrugada, la mayoría de los fanáticos habían encontrado el camino de regreso a la casa.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario