OCIO Israel > Hit & Run > Netflix

NETFLIX

Falso suicidio en Israel, la CIA, el Mossad y las FDI

'Hit & Run' es una serie que muestra el Mossad que no conocemos y la CIA que sospechamos. Pero en Israel hay otra historia, real y muy trágica.

Lior Raz ya había cumplido 24 años cuando decidió estudiar actuación, opción posterior su paso por el ejército de Israel y su desempeño como guardaespaldas en Estados Unidos, un cambio decisivo que permitió la credibilidad de 'Fauda' y ahora de ' Hit & Run', otro producto en colaboración con Avi Issacharoff, para Netflix, estrenada el 06/08/2021.

Raz dice que estaba sentado con Issacharoff en un restaurante en Tel Aviv cuando se les ocurrió la idea:

Estábamos jugando con la idea de la pérdida y la confianza y lo que le sucede a la gente cuando su mundo se derrumba a su alrededor. Estábamos jugando con la idea de la pérdida y la confianza y lo que le sucede a la gente cuando su mundo se derrumba a su alrededor.

Para los 9 capítulos de 'Hit & Run', se unieron Dawn Prestwich y Nicole Yorkin, conocidas por 'The Killing'. Y el hilo argumental permite suponer que, luego de estos 9 capítulos, habrá una 2da. temporada.

Hit & Run (2021) Netflix Serie Tráiler Oficial Subtitulado

La historia

Es una historia de Mossad y CIA, en la que no hay buenos y malos sino sólo malos, y mucha traición, en la que el mundo de los espías no tiene piedad aunque, en general, sea con buenos modales occidentales.

  • ¿Por qué creer que quienes espían la Casa Blanca sólo serían rusos, chinos y norcoreanos?
  • ¿Por qué creer que Mossad y CIA son sólo buenos amigos?
  • ¿Por qué creer que las estructuras verticales no se quiebran?

Segev Azulai (Lior Raz) es un ex agente de las fuerzas especiales convertido en guía turístico. Su esposa Danielle (Kaelen Ohm), es una bailarina estadounidense, es asesinada por un automóvil a toda velocidad en Tel Aviv horas antes de viajar a Nueva York para una audición.

Pero no fue un accidente y Segev se dirige a Nueva York para descubrir la verdad, donde se reencuentra con su amigo y camarada de armas, Ron Harel (Gal Toren), y otra gente de su pasado, además de todo lo que no conoce de Danielle.

Hannah Brown, del diario The Jerusalem Post, fue bastante crítica con 'Hit & Run' por un par de detalles que no hacen al fondo de la cuestión:

Es difícil aceptar que un israelí que alguna vez estuvo involucrado en algún tipo de trabajo militar encubierto nunca buscó nada sobre el pasado de su esposa, si no por sospecha, luego por curiosidad. Es difícil aceptar que un israelí que alguna vez estuvo involucrado en algún tipo de trabajo militar encubierto nunca buscó nada sobre el pasado de su esposa, si no por sospecha, luego por curiosidad.

Según ella, esto contrasta cuando se presenta a Naomi (Sanaa Lathan), reportera de la revista 'New York' y ex novia de Segev, él la felicita por su perfil de Avigdor Liberman, un político israelí de derecha, bastante belicoso, y dice: "Fuiste dura con él".

“Alguien tenía que serlo”, responde.

¿Por qué hablaría como si este controvertido político israelí fuera el tema de docenas de artículos, cuando apenas está en el radar estadounidense y la prensa israelí rara vez escribe sobre él de manera acrítica?".

Pese a Brown, estos detalles no impiden que la historia sea muy interesante, el ritmo del relato es vertiginoso y el producto un éxito.

hit run4.jpg

'Hit & Run' en las calles estadounidenses buscando desentrañar una guerra de espías.

Ejemplo

Lo inverosímil no existe ni en la ficción ni en la realidad. A quienes afirman que esas historias sólo suceden en las películas hay que llamarlos a una reflexión.

Que ellos sean desinformados no puede justificar su error.

Tomemos este ejemplo, tomado del mismo The Jerusalem Post de la semana concluida el sábado 211/08/2021:

"Se analizó la sangre de Oficial X, integrante de una unidad de Inteligencia de las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) que murió en circunstancias desconocidas en prisión en mayo, para determinar las cantidades de concentración de drogas, con resultados no concluyentes recibidos el 18/08.

El análisis inicial de sangre encontró que el Oficial X tenía concentraciones normales de un medicamento recetado que se toma regularmente, pero los resultados sobre un segundo medicamento no fueron concluyentes.

Los padres del oficial fueron informados sobre los resultados el viernes 20/08 por la mañana:

Desde el principio supimos que nuestro hijo no se suicidó, pero que otras razones llevaron a su trágica muerte. Los resultados de las pruebas de toxicología de que no había sobredosis de medicamentos en su sangre, y refuerzan nuestra valoración de que nuestro hijo sí lo hizo. No optar por acabar con su vida.

Ynet también informó que la familia en duelo pidió al "jefe de personal de las FDI que lo reconociera como una víctima de las FDI".

tomer eiges.jpg
Única foto conocida de Tomer Eiges, suicidio nada creíble de un genio de la informática en una prisión militar israelí.

Única foto conocida de Tomer Eiges, suicidio nada creíble de un genio de la informática en una prisión militar israelí.

Las muestras de sangre se enviaron a un laboratorio en los Estados Unidos con instrucciones explícitas del Ministerio de Salud para verificar la concentración de los dos medicamentos recetados.

La Unidad de Voceros de las FDI enfatizó mucho en la complejidad de las pruebas. Los militares señalaron que la dificultad del procedimiento a veces conducía a resultados no concluyentes. Además, la prueba era tan compleja que estaba más allá de las capacidades de los laboratorios en Israel y, por esta razón, se envió a los EE. UU.

El soldado no identificado conocido como Oficial X era un oficial de inteligencia militar.

Había estado tras las rejas desde septiembre. Fue encontrado en estado grave en su celda de la recién inaugurada prisión militar de Neve Tzedek la noche del 16/05 y posteriormente declarado muerto.

Sin embargo, también había pasado un tiempo en Rambam Health Care Campus en Haifa, dos meses antes de su muerte.

Los sitios web de noticias en el extranjero han publicado la identidad del Oficial X y una buena cantidad de información sobre el caso. Pero muchos aspectos del caso permanecen bajo una estricta orden de silencio y son fuertemente censurados por el Ejército y la Corte.

(N. de la R.: Tomer Eiges era un capitán de 25 años con 3 premios del IMI, Inteligencia Militar de Israel. Se había graduado de la escuela secundaria y, al mismo tiempo, recibió una licenciatura en Ciencias de la Computación, a la edad de 18 años. Antes de alistarse en las FDI, él trabajó en varias empresas de alta tecnología en Israel. Las personas que trabajaron con él allí declararon que era un joven con extraordinarias habilidades técnicas, por lo que fue reclutado para la Unidad de Tecnología del IMI.)

El oficial X sirvió en una de las principales divisiones de inteligencia de las FDI. Si bien los militares no dirán cuál, se ha anunciado que no fue acusado de espionaje o contacto con el enemigo.

Sus presuntos delitos causaron "graves daños a la seguridad nacional", según las FDI, y fueron motivados personalmente.

(N. de la R.: El jefe de personal de las FDI, el general de división Aviv Kochavi, dijo en relación con el caso: “El oficial de la IMI cometió delitos muy graves. Los cometió a propósito, por razones que no puedo describir. Casi [reveló] un gran secreto y lo detuvimos en el [último] minuto”.)

Los padres del oficial X escribieron previamente una carta al jefe de personal de las FDI, Aviv Kohavi, sobre el asunto y exigieron el fin de la "campaña de difamación" contra su difunto hijo.

En la carta, los padres exigían "no enterrar la verdad, no blanquearla y no ocultarla", así como aclarar las circunstancias que rodearon la muerte de su hijo.

Ahí tienen suficiente historia para el próximo producto de Netflix.

FUENTE: Urgente24

Dejá tu comentario