CARTELERA Shang-Chi > Marvel > películas

RESEÑA EN LOS CINES

Shang-Chi: Marvel celebra a Oriente en un mundo fantástico

Shang-Chi es Marvel saliéndose de la estructura, exponiendo la cultura oriental con mucha comedia y abriendo una puerta hacia el futuro.

Así como Thor y Capitán América tuvieron sus propias películas inmersos en un mundo alejado de la realidad, Shang-Chi recibe el mismo tratamiento por parte de Marvel, pero con un componente todavía más interesante que sus antecesores: es presentado con un tono de comedia y acompañado por la magia y el desconocimiento de oriente hacia occidente. La película presenta un mundo nuevo desde el momento que escuchamos hablar a sus protagonistas en mandarín. Y esta mezcla de culturas y de cosmovisiones va a ser lo más interesante de allí en adelante.

Desde que escuchamos Hotel California como una de las principales canciones de la película, y a nuestros protagonistas cantando a más no poder en un karaoke pintado por luces de neón, sabemos que va a ser una película por lo menos interesante. Aunque a medida que va avanzando la historia, esta sensación se hace más concreta y los espectadores nos vamos enamorando de un mundo mágico y milenario del que nunca escuchamos.

Algo parecido había pasado con el estreno de Black Panther y con Wakanda, porque nos presentaba un contexto lejos de los edificios de Nueva York y las guerras entre países, era una película enfocada en una cultura, un estilo de vida. La diferencia de Shang-Chi es que esta también nos muestra cómo a través de la sabiduría y los valores orientales se pueden resolver problemas del mundo occidental, formando un balance perfecto. Aunque a veces ese combo puede ser peligroso y encarnar una personalidad egoísta y peligrosa, tal como sucede con el villano, mejor conocido como “El Mandarín” o el padre de Shang-Chi.

SINOPSIS

Todo comienza con un flashback y los inicios de la Leyenda de los Diez Anillos. Aunque rápidamente nos sumergimos en un San Francisco de la actualidad (después del blip, ese chasquido de Thanos que hizo desaparecer a la mitad de la población en Infinity War), donde Shang se llama “Shaun” y negado a enfrentarse con su pasado, se convence de que su único propósito es estacionar autos de alta gama en los hoteles junto a su mejor amiga Kathy (encarnada por la mejor adquisición de Marvel en los últimos años, la comediante norteamericana, Awkwafina). Sin embargo, una emboscada en un colectivo donde le quitan el amuleto que le había obsequiado su madre antes de morir, lo obliga a mirar para atrás y volver a Macao, al sur de China.

Esta escena conduce a una revelación. En el viaje a China, Shang-Chi pone al día a su amiga explicándole que su padre es en realidad un inmortal legendario que posee 10 anillos ocultos de enorme poder. Aunque antes de encontrarse con este hombre que los está persiguiendo por el mundo, Shang va en busca de su hermana, Xialing (Meng’er Zhang), a quien le dijo “vuelvo en dos días” y abandonó en el terreno de su padre. Es importante destacar que Xialing es tal vez uno de los personajes más interesantes de la historia, empezando por el hecho de que es el personaje femenino que se pone al hombro la lucha por la igualdad de género.

EL VILLANO

Si hay algo que tienen las películas de Marvel es que rara vez aciertan con el villano. En este caso lo hicieron a la perfección con la complejidad de El Mandarín, tal es así que hasta el momento final estás dudando si es correcto adjudicar el título de villano. Esto teniendo en cuenta que al fin y al cabo es un padre y un villano. Sería más correcto definirlo como¨ contrafigura¨, teniendo en cuenta que se trata de un hombre con sed de venganza golpeado por el duelo y la pérdida. Aunque preso de sus acciones sea cuál sea el motivo, decidió tomar.

De hecho, durante los momentos que se relatan momentos familiares y la historia de amor entre los padres de Shang-Chi, es muy difícil asimilar que ese hombre enamorado salido de The Notebook, sea el villano de esta historia. Esto me recuerda: punto para el director, Destin Daniel Cretton, quien logra que las secuencias de acción sean un baile hipnotizante, poniendo la película como un homenaje a los clásicos del kung fu o las artes marciales al mejor estilo Jackie Chan.

¿POR QUÉ VALE LA PENA?

Marvel ya nos había dejado más que claro con sus series y con Black Widow que iba a haber un lugar para la representación (no por nada Loki fue catalogado como bisexual y Shang Chi está hablada casi toda en un idioma extranjero), y que el futuro de su storytelling iba a tomar un enfoque más sensible e introspectivo al que estábamos acostumbrados, lo que se logró con esta nueva película fue sorpresivo en todas sus formas.

La tensión va creciendo a lo largo de la película sin perder nunca esa pizca de comedia familia. En muy pocos momentos se hace pesada y si bien hacia el final puede sentirse como agotadora y más mágica de lo que podemos soportar, ya que entre dragones y criaturas que se alimentan de almas humanas, todo puede complicarse, la trama acaba encontrando su razón de ser. Siempre dejando la puerta abierta para el regreso de Shang-Chi al mundo Marvel y la incorporación de su destreza a los Avengers.

Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos | Marvel Studios | Tráiler Doblado

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Te puede interesar

    Dejá tu comentario