MUNDO aborto > Estados Unidos > Roe v. Wade

NO MÁS ROE V. WADE

USA: Aborto ilegal en tiempos del Gran Hermano digital

Cayó Roe v. Wade y en una parte de Estados Unidos el aborto es ahora ilegal. En la era digital, crece la preocupación por la información que las mujeres colocan online.

Con la anulación del fallo Roe v. Wade, que consagraba el derecho constitucional al aborto en Estados Unidos desde 1973, la cuestión paso a manos de cada estado. En varios de ellos, prohibiciones al aborto comenzaron a ser implementadas inmediatamente luego de que cayera Roe v. Wade. Algunos estados prohibieron el aborto después de las 6 semanas, otros desde el momento de la concepción.

Aquí un mapa provisto por ABC News en base a datos de Planned Parenthood que muestra cómo es la situación estado por estado. En los estados pintados de azul más oscuro, el aborto es ilegal. En los celeste claro, es legal y accesible. En el medio, un rango de posibilidades: muy restringido, legal pero restringido, legal con algunas restricciones.

Sin título.jpg

Después de 50 años, el aborto volvió a ser ilegal en buena parte de Estados Unidos. La diferencia es que ahora, distinto a lo que ocurría 50 años atrás, vivimos una parte de nuestra vida online. La internet, que abre múltiples posibilidades y nos brinda acceso a información a la cual de ningún otro modo podríamos acceder, también ha generado un alerta mundial por el nivel de vigilancia y control que facilita a los estados sobre la población. Y es con este telón de fondo que surge la preocupación en torno a las aplicaciones que se han puesto de moda en los últimos años que invitan a las mujeres a compartir toda la información sobre su ciclo menstrual, con el objetivo de monitorearlo. Son utilizadas tanto por mujeres que buscan quedar embarazadas, como por aquellas que buscan no quedar embarazadas, así como por otras que simplemente sienten curiosidad de conocer lo que una aplicación puede decirles sobre su período menstrual.

Estas aplicaciones de monitoreo del período invitan a sus usuarias a compartir un amplio rango de información: su actividad sexual, si usan anticonceptivos, el comienzo y el fin de los períodos y embarazos, etcétera. Las dos apps de este tipo más utilizadas (al menos en Estados Unidos) se llaman Flo y Clue, y está estimado que son utilizadas por alrededor de 55 millones de estadounidenses cada mes.

Algunos activistas pro-aborto creen que la información sensible que las usuarias depositan en estas aplicaciones podría ser utilizada en el futuro para juzgar a mujeres que hayan abortado. Aquí hay que hacer una aclaración: las leyes varían de estado en estado, y mientras que la mayoría, hasta ahora, limitan las penas a aquellas personas que facilitan un aborto, algunos temen que fiscales con motivaciones políticas podrían intentar una interpretación diferente de las leyes. Un análisis del Centro para el Progreso Americano -publicado un día antes de que se conociera la decisión de la Corte Suprema- identificó nueve estados donde las leyes de aborto no protegen a las mujeres que busquen hacerse un aborto de ser procesadas. El miedo, explica el sitio australiano ABC News, es que cualquier información online que indica que alguien está buscando hacerse un aborto podría ser utilizada contra ella.

Por orwelliano que suene el escenario, es algo que ya ha sucedido de alguna manera. En 2018, una mujer de Mississippi, Latice Fisher, fue acusada formalmente por un Gran Jurado de Mississippi por asesinato en segundo grado después de haber perdido un embarazo en su hogar. Si bien finalmente se retiraron los cargos penales contra Fisher, las fuerzas del orden señalaron supuestos resultados de búsqueda en Internet como "comprar píldoras abortivas, mifeprisona en línea, misoprostol en línea" para argumentar su caso, explica la CNN.

Con este antecedente, y sabiendo como sabemos que otras aplicaciones que requieren información personal nuestra no han podido evitar, en el pasado, que esta información llegue a quien no autorizamos que le llegue, activistas por el derecho al aborto han comenzado a instar a las mujeres que viven en estados donde el aborto ha sido criminalizado a que eliminen estas aplicaciones de monitoreo menstrual tras la anulación de Roe v. Wade.

Los desarrolladores de estas aplicaciones respondieron rápidamente defendiendo la seguridad de la información que recaban de sus usuarias. Una de ellas, Flo, ha incluso creado una nuevo "modo anónimo" que permite a los usuarios remover sus datos personales que los identificarían. Pero los expertos advierten que la preocupación va más allá de las apps de salud. Los historiales de búsqueda y otras áreas también podrían ser explotadas. No hay precedentes de cómo esta información privada podría ser utilizada en un juicio.

"Si yo viviera en un estado donde el aborto estuviera siendo activamente criminalizado, no utilizaría una aplicación de rastreo del período", dijo Andrea Ford, investigadora en el área de salud de la Universidad de Edinburgh, al portal NPR.

Desde la semana pasada, las redes sociales en Estados Unidos han aparecido llenas de ofrecimientos de ayuda por parte de gente que vive en estados donde el aborto sigue siendo legal a quienes desean abortar y no pueden hacerlo porque en sus estados no está permitido. Algunos son ofrecimientos directos y otros, velados.

Pero algunos defensores de la privacidad advierten que esta información podría ser utilizada en su contra bajo las leyes de aborto llamadas "cazarrecompensas". Primero establecidas en Texas, y subsecuentemente buscadas por Michigan e Idaho, estas leyes permiten a los ciudadanos privados demandar a cualquiera que ayude a otra persona a acceder a un aborto. Desde el médico que desarrolla el procedimiento hasta el chofer que lleva a la paciente a la clínica podrían ser demandados bajo estas leyes. En Texas, por ejemplo, un demandante que trae un caso recibirá una recompensa de US$ 10.000 y sus gastos legales son cubiertos por el estado.

"La gente necesita ser mucho más circunspecta en términos de qué información coloca en redes sociales sobre lo que están dispuestos a hacer por gente que necesita cuidados de aborto", dijo la Dra. Prudence Flowers, profesora de historia estadounidense en la Universidad Flinders, al sitio australiano ABC News.

FUENTE: NPR, Abc.net.au, Mother Jones, CNN

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario