MUNDO Alemania > Rusia > gas

BERLÍN TEME QUE SEA PERMANENTE

Rusia le cierra la garrafa a Alemania por "mantenimiento"

Rusia cortó el suministro de gas a Alemania a través del gasoducto Nord Stream. Cita razones de mantenimiento. Berlín teme que sea permanente.

Citando razones de "mantenimiento", este lunes 11/7, el gasoducto ruso Nord Stream suspendió el suministro a Alemania hasta el próximo 21/7 (por diez días). El año pasado también se realizaron labores de mantenimiento del Nord Stream por esta misma fecha, según apunta el portal alemán Deutsche Welle: entre el 13 y el 23 de julio. Berlín, sin embargo, sospecha que esta vez el corte por parte de Rusia tiene motivaciones políticas y teme que sea permanente.

El suministro de gas de Rusia a Alemania se interrumpirá desde este lunes durante diez días por trabajos de mantenimiento de las instalaciones del gasoducto Nord Stream 1 del mar Báltico, la conexión más importante para los flujos de gas natural hacia Alemania, según recoge Europa Press.

El gas dejará de fluir a las 6 (hora local) de este lunes y está previsto que se reanude a primera hora de la mañana del 21 de julio. Sin embargo, los funcionarios están muy preocupados por la posibilidad de que el suministro no se restablezca, debido a la guerra en Ucrania.

Desde junio pasado el gasoducto, tendido por el fondo del mar Báltico, opera al 40% de su capacidad, lo que provocó nuevas subidas de precios en el mercado del gas, según la Agencia Federal de Redes alemana.

Rusia anunció en junio pasado dos reducciones consecutivas de los suministros de gas a través del Nord Stream, primero una de un 40% y luego otra adicional del 33%, que el gigante gasístico ruso Gazprom justificó con problemas con las revisiones técnicas de las turbinas de la empresa alemana Siemens que se emplean en las estaciones de bombeo. Según Rusia, la reducción en el suministro se debió a que Canadá, por las sanciones que pesan sobre Moscú por su "operación militar especial" en Ucrania, no ha devuelto unas turbinas que se encontraban en reparación y que se precisan para el bombeo del combustible.

El canciller alemán, Olaf Scholz, niega que los retrasos en el suministro se deban a las sanciones impuestas por Occidente, tal como plantea el Kremlin.

Pero Moscú rechaza cualquier insinuación sobre el uso por parte de Rusia del petróleo y el gas como un arma de presión política, en referencia a la parada del gasoducto Nord Stream por problemas técnicos:

"Nadie se ha inventado ningún tipo de nuevos trabajos (en el gasoducto Nord Stream). Si las turbinas regresan tras su reparación, esto permitirá incrementar el volumen de suministro", afirmó el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en referencia a las turbinas retenidas en Canadá.

Los trabajos de mantenimiento se producen en un momento en que Alemania trata de reducir urgentemente su dependencia del gas ruso, al tiempo que llena los depósitos de almacenamiento para el invierno que se avecina, explica el diario español Eldiario.es.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario