MUNDO China > USA > materias primas

MATERIAS PRIMAS

Los problemas de China afectan directamente a USA

El disparo de los precios de las materias primas estadounidenses es consecuencia de la política económica de la era Trump en la guerra comercial con China.

Los precios de las algunas materias primas, como por ejemplo el algodón, se han disparado en USA por la gran demanda de China. Sin embargo, ante la falta de energía del gigante asiático esto podría cambiar de ahora en más.

El algodón estadounidense se cotiza a su precio más alto en aproximadamente una década y esto es consecuencia directa de la política comercial del expresidente Donald Trump en la guerra comercial con China que se mantiene hasta el día de hoy.

De acuerdo con el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ), el algodón cerró el lunes (4/10) en la Bolsa Intercontinental con un alza del 0,4% a $ 1.05 la libra, manteniendo los precios en su nivel más alto desde septiembre de 2011.

El año pasado, Trump prohibió las exportaciones estadounidenses de ropa y otros productos hechos con el algodón de la región china de Xinjiang, la zona productora de esa materia prima más grande China. La administración dijo en ese momento que había suficiente evidencia que los productos eran elaborados con trabajo forzoso por parte de la etnia uigur. Incontable son las denuncias por parte de la comunidad internacional hacia la violación de los derechos humanos que el régimen chino ejerce sobre la minoría musulmana.

Sin embargo, las empresas estadounidenses pueden importar productos de algodón que sean fabricados en China si la materia prima es de otro lugar que no sea Xinjiang. Es por esto que el precio del algodón se dispara: el gigante asiático importa la materia prima de USA, fabrica los productos y vuelve a enviarlos al país norteamericano.

Según el Departamento de Agricultura de USA, el ritmo de las ventas de exportación de algodón del país norteamericano a China, desde el comienzo de la nueva campaña comercial el 1/8, es de 83 % más alto que en esta época el año pasado.

China no sólo importa algodón de USA, también lo hace de otros exportadores importantes como India.

Pero, la sólida demanda de algodón y otras materias primas de China podría disminuir. Los cortes de energía del país asiático se extendieron por varias provincias y el gobierno a veces obliga a las fábricas a cerrar para ahorrar el recurso energético.

La Oficina Nacional de Estadísticas de Beijing informó el jueves (30/9) que la actividad manufacturera del país se contrajo en septiembre, poniendo fin a una racha de expansión de 18 meses que impulsó la recuperación del país de la pandemia por coronavirus.

Más de la mitad de las provincias de China no cumplieron con los objetivos de consumo de energía del gobierno central en la primera mitad del año, según el planificador económico estatal del gigante asiático. Muchas localidades de estas provincias, incluidas las potencias económicas de las provincias de Jiangsu, Zhejiang y Guangdong, tienen un uso de energía estrictamente limitado para empresas y fábricas.

La crisis energética nace de los esfuerzos de las autoridades locales por cumplir sus objetivos anuales de recorte de consumo energético, medido tanto en volumen como en intensidad (el llamado "doble control" en el sector de la energía en China), para alcanzar la meta nacional de llegar al pico de emisiones antes de 2030 y llegar a la neutralidad de carbono antes de 2060.

Las empresas no pueden aumentar las tarifas por lo que para satisfacer su demanda deben importar carbón caro que se traduce en pérdidas para la compañía.

Junto con los altos precios del carbón, se espera que los cortes de energía en muchas regiones persistan hasta fin de año, ya que los gobiernos locales apuntan a alcanzar los objetivos de emisiones.

En cierto sentido, la preocupación por controlar rápidamente la energía y la producción es el resultado del auge sorprendentemente resistente de la fabricación y las exportaciones de China durante el año pasado, que condujo a un mayor consumo de energía y afectó la capacidad de los gobiernos locales para cumplir con los objetivos de control de emisiones de Beijing.

Esta crisis energética, sin embargo, no es sólo un problema de China, sino que también todo Europa está sufriendo la misma crisis sumado a que está próximo a llegar el invierno.

FUENTE: WSJ

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario