MUNDO Interpol > general emiratí > tortura

SEGURIDAD INTERNACIONAL

General emiratí acusado de "torturas" presidirá Interpol

Un general emiratí, acusado de "torturas", es el nuevo presidente de Interpol. Temen que la organización termine cooptada por regímenes autoritarios.

El general emiratí Ahmed Nasser Al Raisi ha sido elegido este jueves 25/11 como presidente de Interpol, anunció la Organización Internacional de Policía Criminal. Ahmed Nasser Al Raisi, jefe de las fuerzas de seguridad emiratíes, “fue elegido para el puesto de presidente”, anunció Interpol en su cuenta Twitter. Organizaciones de derechos humanos así como legisladores europeos habían manifestado su oposición a la elección de Al Raisi, temen que su elección signifique que la organización pase a ser explotada por regímenes autoritarios. Además, varias querellas por "tortura" han sido interpuestas contra Al Raisi estos últimos meses en Francia, donde tiene su sede la organzación, y en Turquía, país que alberga la asamblea general que se celebra en Estambul desde el martes.

El Centro del Golfo para los Derechos Humanos acusó al general emiratí de “actos de tortura y barbarie” contra el opositor Ahmed Mansoor, detenido desde 2017 en una celda de 4 m2 “sin colchón ni protección contra el frío”, ni “acceso a un médico, a higiene, a agua o a instalaciones sanitarias”. Y el británico Matthew Hedges, por otro lado, denunció que estuvo detenido y fue torturado entre mayo y noviembre de 2018 en los Emiratos Árabes Unidos, tras ser acusado de cargos falsos de espionaje durante un viaje de estudios. Estas acusaciones no han resultado hasta el momento en procesos formales contra el general.

Las organizaciones de derechos humanos y los legisladores europeos temen que la elección del general emiratí afectará la misión y reputación de Interpol. La elección enviará “una señal a otros regímenes autoritarios” de que usar Interpol para perseguir opositores en el extranjero “no es un problema”, explicó antes de la elección Edward Lemon, de la Universidad A&M de Texas y especialista en regímenes autoritarios, a AFP.

En octubre de 2020, 19 ONG, entre ellas Human Rights Watch (HRW), ya manifestaron su inquietud por la posible elección del general emiratí, “miembro de un aparato de seguridad que toma sistemáticamente como objetivo la oposición pacífica”.

Un dato que vale la pena tener en cuenta: Emiratos Árabes Unidos es el segundo contribuyente de esta organización de cooperación policial.

Ahmed Nasser al-Raisi fue elegido tras 3 rondas de votaciones durante las cuales recibió el 68,9% de los votos emitidos por los países miembros, dijo Interpol en un comunicado.

La única otra candidata para el puesto era la checa Šárka Havránková, oficial veterana que se ocupa de la cooperación internacional de su país en asuntos policiales.

Tras su elección, Raisi tuiteó que construiría una "organización más transparente, diversa y decisiva que trabaja para asegurar la seguridad para todos".

Al Raisi se unió a la policía emiratí en 1980 y trabajó allí durante varias décadas.

Hiba Zayadin, investigadora del Golfo para Human Rights Watch, condenó la elección de un "representante del que se podría decir el gobierno más autoritario del Golfo", describiéndolo en Twitter como un "día triste para los derechos humanos y para el Estado de Derecho en el mundo".

Otro nombramiento que tuvo lugar este jueves, el del oficial de seguridad pública senior chino, Hu Binchen, al comité ejecutivo de Interpol, también suscitó enojo:

China es cada vez más criticada por grupos de derechos humanos y algunos gobiernos por el trato que brinda a los uigures y otros grupos minoritarios en Xinjiang. Estados Unidos, Canadá y otros han descrito el trato de China hacia lo uigures como genocidio, acusación que Beijing niega.

El activista sueco y co-fundador de Safeguard Defenders, Peter Dahlin, dijo que la elección era una "desgracia que incrementará el abuso chino", en un tuit. "Un zorro está ahora a cargo de controlar a las ovejas", dijo Dahlin. El grupo de derechos humanos Congreso Mundial Uigur, describió la elección como "muy descorazonadora".

Los estatutos de Interpol, cuya asamblea general se celebra en Estambul desde el martes, conceden al presidente un papel sobre todo honorífico y el verdadero responsable es el secretario general, Jürgen Stock, reelegido en 2019 para un segundo mandato de 5 años.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario