MUNDO nena > Alemania > Estado Islámico

ATERRADOR

Encadenaron a nena de 5 años bajo el sol y la dejaron morir

Jennifer Wenisch fue declarada culpable de "crímenes contra la humanidad" por la muerte de una nena yazidí esclavizada en Irak. Su marido espera el juicio.

Este lunes (25/10) un tribunal de Múnich, Alemania, condenó a solo 10 años de prisión a Jennifer Wenisch (30 años) en uno de los primeros procesos en el mundo sobre los crímenes de guerra contra los yazidíes, una minoría de habla kurda perseguida por los yihadistas en Irak y Siria.

Esta alemana oriunda de Lohne, en Baja Sajonia (noroeste), había viajado a Irak para reunirse con "sus hermanos", según explicó durante el juicio que comenzó en abril de 2019.

Durante varios meses, patrulló armada dentro de la policía en Faluya y Mosul. Esta fuerza de seguridad controlaba sobre todo el respeto por las reglas de vestimenta y comportamiento establecidas por los yihadistas.

De acuerdo con los fiscales alemanes, Wenisch y su marido, Taha al-Jumailly, "compraron" a una mujer yazidí y a una nena de 5 años en calidad de esclavas domésticas y las mantenían cautivas en 2015 cuando vivían en la ciudad iraquí de Mosul, en aquel entonces ocupada por el Estado Islámico (EI).

Las autoridades afirmaron:

Después de que la menor se había enfermado y había mojado su colchón, el esposo de la acusada la encadenó afuera como un castigo y dejó a la niña sufrir una muerte agonizante de sed en el calor abrasador Después de que la menor se había enfermado y había mojado su colchón, el esposo de la acusada la encadenó afuera como un castigo y dejó a la niña sufrir una muerte agonizante de sed en el calor abrasador

Y agregaron:

La acusada permitió que su marido lo hiciera y no hizo nada para salvar a la niña La acusada permitió que su marido lo hiciera y no hizo nada para salvar a la niña

Identificada solo por su nombre de pila Nora, la madre de la niña yazidí ha testificado repetidamente tanto en Múnich como en Frankfurt sobre el tormento que sufrió su hija.

Cuando se le preguntó durante el juicio sobre su fracaso para salvar a la niña, Wenisch dijo que tenía "miedo" de que su marido "la empujara o la encerrara".

La mujer fue declarada culpable de "dos crímenes de lesa humanidad en forma de esclavitud", así como de instigar y apoyar la muerte de la niña por no ofrecer ayuda. Su esposo también enfrenta cargos en una audiencia separada en Frankfurt, cuya decisión se dictaminará en noviembre.

Alemania ha acusado a varios ciudadanos alemanes y extranjeros de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos en el extranjero, utilizando el principio legal de jurisdicción universal que permite que los crímenes sean procesados incluso si se cometieron en un país extranjero.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario