MUNDO Bolivia > Luis Arce > Movimiento al Socialismo

LEY 1386

En Bolivia el MAS reprime y se carga la vida de una persona

Bolivia vive climas de suma tensión tras 3 días de paro general en donde murió un joven de 25 años y varias personas resultaron heridas tras represión policial.

Crece la tensión en Bolivia y, a días de haber cumplido el primer año de su gobierno, el presidente Luis Arce mandó a reprimir manifestaciones de la oposición teniendo como trágico resultado la muerte de una persona. El jefe de Estado, al que muchos tratan de ser títere del jefe del Movimiento al Socialismo (MAS) Evo Morales, fue declarado "persona no grata y enemigo" de Potosí.

Este miércoles (10/11) se está llevando a cabo el tercer día de huelga general en Bolivia por parte de una coalición de fuerzas opositoras y sindicatos. Entre los organizadores de la huelga indefinida están los comités cívicos regionales, que tuvieron un papel protagónico en el derrocamiento de Morales en 2019. Pero el sector que ocupa la primera línea es el de los "gremiales", que son los comerciantes informales que distribuyen la mercancía importada legal o ilegalmente en cientos de mercados por todo el país. También se han sumado algunos sindicatos de transportistas y los médicos, confrontados con los gobiernos del MAS desde hace años.

La Ley 1386 de "Estrategia Nacional de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y el Financiamiento al Terrorismo" es la principal causa por la que se está realizando el paro nacional iniciado este lunes 8/11.

Esta norma incorpora cambios en el Código Penal y la aprobación de otras leyes específicas para mejorar la lucha contra el lavado de dinero. Los empresarios de la economía informal se oponen a que se investiguen de manera más libre y amplia sus cuentas y movimientos bancarios.

Los empresarios regulares también simpatizan con esta postura. Unos y otros argumentan que la imposición de más controles y la ampliación de las atribuciones de los investigadores aumentarán la inseguridad de las inversiones y el trabajo comercial y empresarial, mientras que la oposición política acusa al Gobierno de "imponer" un "totalitarismo económico y financiero" y por eso buscan que se derogue esta tan cuestionada ley.

"La ley 1386 vulnera varios preceptos constitucionales, atenta contra la propiedad privada y faculta al Estado a intervenir, a simple sospecha, las cuentas bancarias y las comunicaciones personales, y a abrir procesos contra cualquier ciudadano, todo al margen de las leyes", publicó la Gobernación de Santa Cruz, dirigida por Luis Fernando Camacho, el principal líder de las protestas que antecedieron al derrocamiento de Evo Morales hace 2 años. "En manos del Gobierno masista es un arma más para presionar y perseguir a quienes no nos arrodillamos ante su régimen autoritario", agrega la publicación.

Desde el Gobierno y el MAS, han señalado que la Ley 1386 y otras normas que se han aprobado y promovido en el primer año de gestión de Arce solo buscan cumplir con acuerdos internacionales y reactivar la economía nacional.

La represión

La Policía y grupos afines al oficialismo boliviano intervinieron el martes (9/11) con violencia los bloqueos callejeros instalados en regiones como Santa Cruz, Cochabamba, Tarija y Potosí en el 2do día de una huelga nacional contra una polémica ley.

En Cochabamba, los transportistas se movilizaron con sus vehículos en una marcha que fue intervenida por agentes antidisturbios que les cerraron el paso y buscaban dispersarlos. Los policías rociaron con gas pimienta en el rostro a dos mujeres que, junto a otras, se habían arrodillado para evitar que los agentes las hagan retroceder, para luego cargar con gases lacrimógenos contra todo el grupo de manifestantes.

Uno de los lugares más conflictivos fue la zona Los Lotes, donde los agentes emplearon gases lacrimógenos e incluso lanzaron potentes chorros de agua desde un vehículo antidisturbios.

En Potosí, una persona terminó muerta, identificada como Basilio Titi de 25 años, y hubieron varias heridas.

Según reportó el diario local El Deber, ayer (9/11) policías arremetieron e hicieron uso excesivo de la fuerza contra civiles que estaban siendo atendidos por un grupo de bomberos voluntarios en Santa Cruz. La represión ocurrió al mediodía en un punto de bloqueo donde había un grupo de mujeres, adultos mayores y algunos jóvenes.

"Los masistas vinieron a provocar. Estábamos tranquilos bloqueando y vinieron a prender fuego y lanzarnos cohetes", denunció a El Deber una de las personas que resultó herida.

En la ciudad de Oruro, los policías golpearon a periodistas que pedían realizar pacíficamente su trabajo. Cerca de dos decenas de periodistas, todos identificados con chalecos, credenciales y la leyenda de "Prensa", expresaron protesta a gritos por la violencia y un jefe policial justificó la agresión al señalar que los agresores confundieron a los periodistas con sindicalistas del comercio informal.

"Persona no grata"

El presidente de Comcipo, Juan Carlos Manuel, dijo que se declaró "persona no grata y enemigo de la población potosina" a Arce por "ser racista y discriminador al no atender las demandas" de esa región.

Además, según el dirigente, se resolvió exigir la renuncia del gobernador Rogelio Mamani, y del presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Marcial Ayali, por "financiar y encabezar los enfrentamientos con los campesinos" hasta provocar el deceso de un joven el martes (9/11).

En suma, se definió exigir la renuncia del comandante departamental de la Policía, Juan Carlos Mercado, por no resguardar el orden y "parcializarse" con la gente del MAS.

También se dio un plazo de 24 horas al Ministerio Público para que, de oficio, inicie un proceso penal en contra del "Gobernador, autor o autores materiales e intelectuales" de la muerte del joven campesino.

Del mismo modo, se exigió al gobierno de Arce derogar, en el plazo de 24 horas, la Ley 1386 y todo un paquete de leyes que considera "anticonstitucionales y antidemocráticas".

Los otros impulsos de las protestas

En el país además existen otros conflictos sectoriales que siguen sin resolverse del todo hasta el momento, como el que involucra a los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea, que amenazan con un paro por las deudas que no son cubiertas por el Gobierno.

De igual manera, indígenas del oriente boliviano también esperan desde hace más de un mes en Santa Cruz la atención de sus demandas. En salud, la semana pasada hubo paros en dos hospitales públicos por falta de insumos, medicamentos y otros materiales.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario