MUNDO Irán > Israel > Mercer Street

ATAQUE A BUQUE

Boris Johnson: "Irán debe sufrir consecuencias"

El viernes un buquue petrolero manejado por una empresa israelí fue atacado. Murió un ciudadano británico. USA, Reino Unido e Israel responsabilizan a Irán.

La tensión entre Israel e Irán está nuevamente en un punto sumamente álgido tras el ataque lanzado el viernes 30/7 contra el petrolero administrado por Israel, el Mercer Street, mientras navegava al sur de Omán. Los israelíes culpan a Irán por el ataque, pero la República Islámica niega haber estado involucrada.

Desde hace meses Irán e Israel vienen lanzándose presuntos ataques cruzados contra navíos.

Según informes, en el ataque del viernes, uno o más drones kamikaze se estrellaron contra la cubierta del barco, matando a un ciudadano británico y otro rumano.

Pero el ataque fue interpretado rápidamente como dirigido contra Israel porque la nave -de bandera liberiana, propiedad japonesa y tripulación heterogénea- está dirigida por la empresa Zodiac Maritime, cuyo propietario es israelí.

"Tenemos pruebas de inteligencia de que Irán atacó el barco", dijo el primer ministro israelí, Naftali Bennett.

Pero desde Teherán, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Saeed Khatibzadeh, negó cualquier responsabilidad:

"Como de costumbre -dijo- esta vez también desde el Estado sionista llegan acusaciones demasiado infundadas".

El asunto, explica la agencia Ansa Latina, despertó preocupación incluso en Washington y Londres porque representa una importante escalada estratégica, ya que confirma una seria amenaza potencial para la navegación civil en aguas internacionales.

"Tras la revisión de la información disponible, estamos convencidos de que Irán llevó a cabo este ataque", dijo el secretario de Estado de USA, Antony Blinken. "Estamos trabajando con nuestros socios para considerar nuestros próximos pasos y realizando consultas con los gobiernos dentro y fuera de la región sobre una respuesta adecuada", agregó.

Pero el ataque repercutió paerticularmente en Downing Street, por haber muerto un ciudadano británico.

El primer ministro de ese país, Boris Johnson, dijo que Irán debe sufrir consecuancias por el ataque:

"Creo que Irán debe surfir consecuencias por lo que ha hecho. Este fue claramente un ataque inaceptable y escandaloso contra la navegación comercial. Ha muerto un ciudadano británico. Es absolutamente vital que Irán y todo el resto de los países respeten la libertad de navegación alrededor del mundo y el Reino Unido continuará insistiendo en ello", dijo.

Mientras tanto, Israel lleva a cabo sus propias consideraciones para decidir cómo responde al ataque por el que Irán asegura, sin embargo, no ser responsable.

De acuerdo al Jerusalem Post, tanto USA como Reino Unido han dado luz verde para que Israel responda.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario