FOCO Boca > Ramón Díaz > River

GRAN HUMILLACIÓN

La noche que la cantera de Boca tumbó a Ramón Díaz y la 'camiseta de la suerte'

¡Superclásico histórico! Juveniles de Boca vencieron a River y provocaron la renuncia de Ramón Díaz. La misma camiseta les dio el triplete ese año.

Los pibes de Boca que se quedaron con el partido

Un equipo plagado de juveniles le dio la victoria a Boca ante River esa noche, algunos de los cuales, como Sebastián Battaglia y Nicolás Burdisso, se convertirían en figuras importantes del club en los años venideros. Comandados por Carlos Bianchi, dieron vuelta un 1-0 en contra y trituraron a River por 2-1. Juan Pablo Ángel había adelantado al "Millonario" pero, al regreso del descanso, Alfredo Moreno, de penal, y Sebastián Battaglia, de cabeza, le dieron la victoria a Boca.

Embed

Lo más impactante no fue el resultado en sí, sino la repercusión que tuvo. Dos días después de aquella derrota, Ramón Díaz, entrenador de River, renunció a su cargo argumentando "falta de apoyo" de la dirigencia, una decisión que conmocionó a la hinchada rojiblanca.

Una buena para Boca, una mala para River

River no pudo reponerse del golpe que supuso la salida del "Pelado" Díaz ni tampoco consiguió obtener ningún título en el año 2000. En cambio, para Boca fue todo lo contrario: con la camiseta que estrenó en el Superclásico, los chicos de Bianchi conquistó el continente y el mundo.

image.png
Boca estrenó una camiseta nueva al ingresar a la cancha en el segundo tiempo. Aquella casaca, con la que darían vuelta el partido que iban perdiendo, los acompañaría a lo largo de un año lleno de victorias.

Boca estrenó una camiseta nueva al ingresar a la cancha en el segundo tiempo. Aquella casaca, con la que darían vuelta el partido que iban perdiendo, los acompañaría a lo largo de un año lleno de victorias.

Más de veinte años después, el Superclásico del 9 de febrero de 2000 sigue resonando con fuerza. Un partido que no solo se recuerda por el resultado final, sino por las consecuencias que tuvo para ambos equipos. Una noche en la que la cantera de Boca se lució ante River y le dio un golpe a Ramón Díaz que nunca pudo olvidar.

Dejá tu comentario