FOCO Desnazificación > nazi > Rusia

¿CAPITULACIÓN DE 2 DÍAS?

Desnazificación del 9 de mayo de 1945 (¿...?)

¿Desnazificación del 9 de mayo de mayo de 2022? La excusa y el simbolismo en una celebración que no cierra: ¿una capitulación y 2 días?

La capitulación nazi del 9 de mayo de 1945 se celebra en Rusia como ‘Día de la Victoria’. A 77 años, el mundo en vilo, contiene el aliento ante el desenlace de aquel simbolismo 'traído de los pelos' al escenario 2022 en forma de 'desnazificación'.

Durante la 2da. Guerra Mundial, Alemania invadió buena parte de Europa mediante una táctica llamada 'blitzkrieg' (guerra relámpago), cuyo pilar era la utilización inensiva de formaciones de infantería blindada y motorizada o mecanizada, junto con apoyo aéreo cercano que evitaba que el enemigo cerrara la brecha abierta en su frente.

Las fuerzas alemanas encerraban a las tropas adversarias y las obligaban a rendirse.

La innovación en la infantería mecanizada que resultaron los blindados Panzer fue clave para estas acciones.

Blitzkrieg | La brutal TÁCTICA de ataque ALEMANA en la Segunda Guerra Mundial

A pesar de ser común en el periodismo en alemán e inglés durante la Segunda Guerra Mundial, la Wehrmacht nunca usó la palabra 'blitzkrieg' como un término militar oficial, excepto para propaganda.

Mediante la táctica de 'blitzkrieg', Alemania derrotó a Polonia (septiembre de 1939), Dinamarca (abril de 1940), Noruega (abril de 1940), Bélgica (mayo de 1940), Países Bajos (mayo de 1940), Luxemburgo (mayo de 1940), Francia (mayo de 1940), Yugoslavia (abril de 1941) y Grecia (abril de 1941).

Sin embargo, Alemania no derrotó a Gran Bretaña, que estaba protegida del ataque terrestre por el Canal de la Mancha.

Las fuerzas alemanas atacaron la Unión Soviética en junio de 1941 y avanzaron más de 965 km en dirección a las puertas de Moscú.

panzer.jpeg
7ma. División Panzer, comandada por el general mayor Erwin Rommel durante la invasión relámpago de Francia por parte de la Alemania nazi en mayo de 1940.

7ma. División Panzer, comandada por el general mayor Erwin Rommel durante la invasión relámpago de Francia por parte de la Alemania nazi en mayo de 1940.

Una 2da. ofensiva alemana en 1942 llevó a los soldados alemanes a las costas del río Volga y a la ciudad de Stalingrado.

Pero la Unión Soviética, junto con Gran Bretaña y Estados Unidos, que había entrado a la guerra contra Alemania en diciembre de 1941, cambió el rumbo del conflicto.

En el este, la batalla de Stalingrado demostró ser un momento decisivo. Después de esa derrota, las tropas alemanas comenzaron la larga retirada.

En abril de 1945, las fuerzas soviéticas entraron a Berlín.

En el oeste, los soldados aliados desembarcaron el 6 de junio de 1944 (conocido como día D) en Normandía, Francia. Más de 2 millones de soldados aliados llegaron a Francia.

En julio, las fuerzas aliadas rompieron la cabeza de playa de Normandía. Los aliados continuaron el ataque hacia Alemania. En marzo de 1945, las fuerzas aliadas cruzaron el Rin y avanzaron hacia el corazón de Alemania.

El 7 de mayo de 1945, Alemania se rindió incondicionalmente ante los aliados en Reims, Francia, poniendo fin a la 2da. Guerra Mundial y el Tercer Reich.

¿O fue el 9 de mayo en Berlín?

CAPITULACIÓN DE ALEMANIA- EN LINEA DE TIEMPO SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Ambas respuestas son válidas. Debido a las ideologías bélicas, las trifulcas entre la Unión Soviética y sus aliados y el legado de la 1ra. Guerra Mundial, Alemania se rindió 2 veces.

Conforme la victoria aliada parecía más segura en 1944 y 1945, Estados Unidos, la URSS, Francia y el Reino Unido dieron tumbos en lo que respectaba a las ideas de los términos de la rendición alemana.

Las diferencias eran tan visibles que Hitler llegó a especular con un choque entre sus rivales que le permitiera negociar con uno de ellos.

Karl Dönitz

Sin embargo, el 30 de abril de 1945, cuando Adolf Hitler se suicidó en un búnker de Berlín, aún no estaba claro cómo se organizaría la firma de la capitulación política o militar.

Hitler había nombrado a Karl Dönitz, un almirante y nazi ferviente, como sucesor en caso de muerte.

Dönitz no estaba condenado a gobernar una Alemania nueva, sino a negociar su disolución. Él delegó, de inmediato, en Alfred Jodl, jefe del mando de operaciones de las Wehrmacht, para que negociara la rendición de todas las fuerzas alemanas con el general Dwight D. Eisenhower.

Dönitz esperaba ganar tiempo con las negociaciones para sacar a todos los soldados y civiles alemanes posibles de la trayectoria de avance de los rusos. Los alemanes temían mucho más a los soviéticos que a los aliados.

También esperaba convencer a Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, que desconfiaban de la URSS, de que se volvieran en contra de la Unión Soviética para que Alemania pudiera continuar la guerra en ese frente.

En cambio, Eisenhower previó el engaño e insistió en que Jodl firmara un acta de capitulación sin negociaciones.

El 7 de mayo, Jodl firmó un «acta de capitulación militar» incondicional y un alto el fuego que entrarían en vigor a las 23:01 CET (hora central europea) del 8 de mayo.

Karl Dönitz.jpg
Karl Dönitz dejando bajando las escaleras del Cuartel General del Alto Mando Alemán en Flensburg.

Karl Dönitz dejando bajando las escaleras del Cuartel General del Alto Mando Alemán en Flensburg.

Objeciones de Stalin

Cuando Iosif Stalin supo que Alemania había firmado la capitulación incondicional de todos sus soldados en Reims, se enfureció:

  • Dado que la URSS había sacrificado más soldados y civiles durante la guerra, su comandante militar más importante debería aceptar la rendición de Alemania, no el oficial soviético que había sido testigo de la firma en Reims.
  • Dado que Berlín había sido la capital del Tercer Reich, ese debería ser el emplazamiento de su rendición.
  • Dado que Jodl no era el oficial militar de mayor rango de Alemania, sería la más convincente para el resto de los aliados, que recordaban cómo la firma del armisticio que puso fin a la 1ra. Guerra Mundial contribuyó a plantar las semillas de la siguiente guerra mundial.

En 1918, cuando el Imperio alemán se tambaleaba al borde de la derrota, se derrumbó y fue remplazado por una república parlamentaria. Matthias Erzberger, el nuevo secretario de Estado, había firmado el armisticio de Compiègne, en el que Alemania se rendía incondicionalmente.

La capitulación fue una sorpresa para casi todos los civiles alemanes, a quienes habían contado que su ejército estaba a las puertas de la victoria.

Por consiguiente, empezaron a circular rumores de que el nuevo gobierno civil de Alemania (y otros chivos expiatorios populares como los marxistas y los judíos) habían apuñalado por la espalda al ejército.

Finalmente, Erzberger fue asesinado a causa del mito, que se convirtió en un refrán común entre los miembros del nuevo partido nazi conforme se consolidaban para hacerse con el poder.

Stalin argumentó que permitir que Jodl se rindiera en nombre de Alemania en la 2da. Guerra Mundial podría abrir la puerta a otro mito ya que Dönitz, era el jefe de Estado. Preocupados porque Alemania pudiera volver a insistir en que su rendición era ilegítima era la rendición firmada en forma personal por el mariscal de campo Wilhelm Keitel, comandante supremo de las fuerzas alemanas, los aliados decidieron reorganizar la capitulación.

El 8 de mayo, Keitel acudió a Karlshorst, un suburbio de Berlín, para firmar el documento frente al mariscal soviético Georgy Zhukov y una pequeña delegación aliada.

Keitel quería añadir una cláusula que proporcionara a sus soldados un período de gracia de al menos 12 horas para asegurarse de que recibieran las órdenes de alto el fuego antes de enfrentarse a posibles sanciones por seguir luchando.

Finalmente, Zhukov ofreció a Keitel una promesa verbal, pero no le concedió su solicitud de añadir la cláusula. Debido al retraso, el documento no se ejecutó hasta después de la supuesta hora de comienzo del alto el fuego y el 9 de mayo ya había llegado.

  • Los rusos aún celebran el Día de la Victoria cada 9 de mayo. La prensa soviética ni siquiera informó de la rendición de Reims hasta 1 día después, lo que según algunos observadores era una prueba de que la segunda capitulación fue un movimiento propagandístico orquestado para que Stalin pudiera atribuirse más mérito por poner fin a la guerra.
  • Con todo, en el resto del mundo se conmemora el Día de la Victoria en Europa cada 8 de mayo, el día en que se suponía que empezaría oficialmente el alto el fuego.

------------------------

Otros contenidos de Urgente24:

Alfredo Cornejo: "Ni Milei es un problema, ni la supuesta interna de JxC es tan tremenda como se ve"

Claves de la guerra: Rusia se aferra la crisis de Alemania

Litio, Green Deal y el Gran Sueño argentino

Venezuela, casi 4to. productor global de cocaína

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario