MUNDO Venezuela > drogas > cocaína

GRAVE DENUNCIA

Venezuela, casi 4to. productor global de cocaína

InSight Crime: Venezuela podría convertirse en el 4to. productor global de cocaína, advirtió la organización InSigh Crime.

InSight Crime es una organización de periodismo e investigación sin fines de lucro especializada en crimen organizado en América Latina y el Caribe, que acaba de difundir un trabajo que advirte acerca de evidencia de la presencia de cantidades significativas de cocaína en al menos 3 municipios de Zulia y 2 de Apure, Venezuela.

  • Steven Dudley es codirector y cofundador de InSight Crime, además de personaje clave en el Centro de Estudios Latinoamericanos y Latinoamericanos de la Universidad Americana en Washington, DC; y antes de esto él fue jefe en The Miami Herald para la Región Andina y autor de 'Walking Ghosts: Murder and Guerrilla Politics in Colombia' (Fantasmas ambulantes: Asesinatos y política guerrillera en Colombia) y "MS-13: The Making of America's Most Notorious Gang" (MS-13: La creación de la pandilla más notoria de Estados Unidos). Dudley también ha informado desde Haití, Brasil, Nicaragua, Cuba y Miami para NPR y The Washington Post, entre otros.
  • Jeremy McDermott es el otro codirector y cofundador de InSight Crime. Él es un ex oficial del ejército británico, luego corresponsal de guerra en los Balcanes, en Medio Oriente desde Beirut y en Colombia.

InSight Crime:

Las fuentes sostienen que, en muchos casos, estos cultivos (en 3 municipios de Zulia, y 2 más en Apure) están controlados por guerrilleros del ELN que adquieren tierras aptas para la producción de coca, bien sea comprándolas o extorsionando a los agricultores de la región. Las fuentes sostienen que, en muchos casos, estos cultivos (en 3 municipios de Zulia, y 2 más en Apure) están controlados por guerrilleros del ELN que adquieren tierras aptas para la producción de coca, bien sea comprándolas o extorsionando a los agricultores de la región.

produccion venezuela2.jpg
Complicadísimo lo que sucede en algunas zonas de Venezuela.

Complicadísimo lo que sucede en algunas zonas de Venezuela.

Investigación

"En 2013, Nicolás Maduro se convirtió en presidente de Venezuela tras la muerte de su carismático predecesor Hugo Chávez. Desde entonces, el tráfico de cocaína en el país ha experimentado cambios revolucionarios. Hoy, Venezuela corre el riesgo de convertirse en el 4to. país productor de cocaína del mundo. Y el régimen de Maduro se ha posicionado como el guardián del narcotráfico del país, controlando el acceso a las riquezas de la cocaína no solo para los narcotraficantes, sino también para los políticos corruptos y la red de narcotráfico integrada por militares conocida como el 'Cartel de los Soles'."

"Hasta el momento, la producción de cocaína en Venezuela es incipiente y representa solo una gota en un océano de coca en comparación con los niveles históricos observados en Colombia en los últimos años. Pero la región fronteriza del país, pobre, aislada, abandonada por el Estado y dominada por grupos armados, representa una placa de Petri perfecta para que se propague. Y en un país atrapado en una crisis económica, gobernado por un régimen corrupto y devastado por la criminalidad, esa es una propuesta peligrosa."

"Hace tiempo que la coca se arrastra hacia el Zulia. Se registró un bajo nivel de cultivo de coca en el estado desde la década de 1990, y el mapeo de la producción de coca colombiana en 2020 por la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) muestra que uno de los enclaves de coca más productivos del Catatumbo se extiende a lo largo de la frontera con Jesús María Semprún. Si bien la operación de octubre de 2021 fue la primera gran erradicación de coca de los últimos tiempos, no ha sido la última: las autoridades venezolanas erradicaron otras 31 hectáreas en dos operaciones más en Zulia en febrero de 2022."

En muchos casos, alegaron las fuentes, estos campos están controlados por guerrilleros del ELN que adquieren tierras aptas para la producción de coca comprando o extorsionando a los agricultores locales. Desde la desmovilización de las FARC en 2017, el ELN ha llegado a dominar el cultivo de coca en el Catatumbo colombiano al mismo tiempo que consolida su presencia en Zulia, donde parece operar con casi total impunidad. En muchos casos, alegaron las fuentes, estos campos están controlados por guerrilleros del ELN que adquieren tierras aptas para la producción de coca comprando o extorsionando a los agricultores locales. Desde la desmovilización de las FARC en 2017, el ELN ha llegado a dominar el cultivo de coca en el Catatumbo colombiano al mismo tiempo que consolida su presencia en Zulia, donde parece operar con casi total impunidad.

"Al sur de Zulia, el estado de Apure, en los llanos occidentales de Venezuela, parece un candidato poco probable para el cultivo de coca. En comparación con las montañas tropicales de Zulia, los pastizales de baja altitud de Apure no son adecuados para el cultivo. Sin embargo, en otros sentidos, Apure comparte muchas de las características criminales de Zulia. Limitando con el departamento colombiano de Arauca, un bastión histórico de la guerrilla, sus sabanas escasamente pobladas han servido durante décadas como refugio para las guerrillas de las FARC y el ELN y como punto de partida para vuelos de drogas a América Central."

"Hoy en día, los cultivos de coca se encuentran dispersos en los municipios de Rómulo Gallegos y Pedro Camejo, particularmente en las márgenes de los ríos Capanaparo, Cinaruco y Riecito, según vecinos, líderes políticos e investigadores. “Están sembrando mucho; siembran un poco por allá, encuentran un buen pedazo y siembran dos hectáreas por aquí, otra hectárea por allá, media hectárea más abajo”, dijo uno de los políticos. “Donde pueden sembrar 50 [has] las siembran; donde pueden plantar 20, los plantan”. Las fuentes no pudieron dar detalles sobre el tamaño de las plantaciones, ya que están estrechamente custodiadas por guerrilleros, en su mayoría miembros de grupos disidentes de las FARC, y muchas veces ocultas detrás de otros cultivos. “Delante de los cultivos [de coca] ponen dos, tres hectáreas de plátano o yuca para disimular la plantación de atrás”, dijo el líder social en Rómulo Gallegos. “La zona donde tienen los cultivos es impenetrable; tienen un estricto anillo de seguridad alrededor”, agregó. “Nadie puede entrar con teléfono, ni cámara, ni reloj. Si vas allí te desnudan y si no te aprueba la organización no te dejan entrar”.

"Todavía no está claro hasta qué punto la producción de cocaína se ha afianzado en Venezuela. (...) En el extremo suroeste del estado de Amazonas, que limita con Colombia y Brasil, un representante indígena, que no quiso ser identificado por razones de seguridad, dijo a InSight Crime que se han visto cultivos de coca en los municipios de Autana y Maroa, con cristalización laboratorios en Autana. “Los cultivos [de coca] comenzaron a aparecer hace como tres años”, dijo, durante una entrevista en 2020. “Se siembran en áreas desprotegidas que no tienen títulos legales. [Los grupos guerrilleros] reclutan indígenas para sembrar, cosechar y cuidar la tierra”. (...) una vez que la producción de cocaína se arraiga en un país, es muy difícil volver atrás. Como muestra la experiencia de la vecina Colombia, los cultivos de coca ofrecen ingresos irresistibles tanto a los grupos criminales como a los agricultores empobrecidos, y una vez que la práctica está firmemente establecida, los intentos de erradicarla solo fomentan el conflicto, el resentimiento y lazos más profundos entre los grupos armados y las comunidades rurales."

Sobrino de jefe de las FARC involucra Diosdado Cabello en caso de narcotráfico. Foto: web
Diosdado Cabello, sus huellas en todos lados.

Diosdado Cabello, sus huellas en todos lados.

Regulando

El gobierno de los EE. UU. estima que alrededor de 250 toneladas de cocaína se trafican a través de Venezuela cada año, lo que representa aproximadamente del 10% al 15% de la producción mundial estimada. (...) Las rutas de la cocaína en Venezuela pasan por casi todos los estados del país. La mayoría de los envíos comienzan su viaje en Colombia antes de cruzar a los estados fronterizos de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas. Es también aquí, en la región fronteriza, donde está echando raíces la incipiente industria de producción de cocaína de Venezuela. El gobierno de los EE. UU. estima que alrededor de 250 toneladas de cocaína se trafican a través de Venezuela cada año, lo que representa aproximadamente del 10% al 15% de la producción mundial estimada. (...) Las rutas de la cocaína en Venezuela pasan por casi todos los estados del país. La mayoría de los envíos comienzan su viaje en Colombia antes de cruzar a los estados fronterizos de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas. Es también aquí, en la región fronteriza, donde está echando raíces la incipiente industria de producción de cocaína de Venezuela.

"La región del Caribe occidental es dominio de grupos como el Cartel de Paraguaná y el Cartel de La Guajira, cuyos líderes negocian negocios transnacionales de cocaína, controlan rutas y actúan como padrinos de la mafia para las comunidades locales. Mientras tanto, a lo largo de las rutas de transporte interno y en el este del Caribe, bandas ultraviolentas conocidas como “megabandas”, incluidas Tren de Aragua, Tren del Llano, la pandilla San Juan de Unare y Los 300, han aprovechado el tráfico transnacional de drogas, ya sea por cobrando a los traficantes para moverse a través de las áreas que controlan o apoderándose de territorios estratégicos y estableciendo sus propias redes de exportación."

Es poco probable que Maduro esté al tanto de negocios específicos de cocaína, y mucho menos involucrado personalmente en ellos. Pero se ha posicionado a sí mismo y a su régimen como los guardianes del tráfico de cocaína. El control clientelista del régimen sobre las instituciones políticas, militares y judiciales le permite decidir a quién se le permite lucrar con el narcotráfico, así como con otras economías criminales como el contrabando, la malversación, el tráfico de armas y el comercio de oro. Es poco probable que Maduro esté al tanto de negocios específicos de cocaína, y mucho menos involucrado personalmente en ellos. Pero se ha posicionado a sí mismo y a su régimen como los guardianes del tráfico de cocaína. El control clientelista del régimen sobre las instituciones políticas, militares y judiciales le permite decidir a quién se le permite lucrar con el narcotráfico, así como con otras economías criminales como el contrabando, la malversación, el tráfico de armas y el comercio de oro.

“Al final uno no sabe con quién tiene que hablar en Venezuela”, dijo un experto en narcotráfico del departamento colombiano de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, quien pidió permanecer en el anonimato por razones de seguridad. “Puedes hacer arreglos con un comandante de la Guardia Nacional, pero luego otro te detiene: los traficantes han perdido grandes envíos como ese en Venezuela”.

"A los enemigos políticos del régimen de Maduro les gusta ver el tráfico de cocaína venezolano a través del prisma de la retórica de izquierda del propio gobierno; presentar el narcotráfico como un monopolio estatal nacionalizado. Pero, en verdad, es más parecido al capitalismo del salvaje oeste que se vio después del colapso de la Unión Soviética: un juego de riqueza y poder con oligarcas y mafiosos compitiendo por una posición mientras un líder autoritario intenta mantenerlo todo unido."

Tareck El Aissami. / AFP
Tareck El Aissami junto a Diosdado Cabello: complicado.

Tareck El Aissami junto a Diosdado Cabello: complicado.

Los Soles

El Cartel de los Soles nunca ha sido un cartel de la droga. En cambio, surgió como una red fluida y poco estructurada de células de traficantes incrustadas dentro de las fuerzas de seguridad venezolanas, facilitadas, protegidas y, en ocasiones, dirigidas por actores políticos. El Cartel de los Soles nunca ha sido un cartel de la droga. En cambio, surgió como una red fluida y poco estructurada de células de traficantes incrustadas dentro de las fuerzas de seguridad venezolanas, facilitadas, protegidas y, en ocasiones, dirigidas por actores políticos.

"Los fiscales alegan que las FARC entrenaron a “un grupo de milicias no autorizadas que funcionaba, en esencia, como una unidad de las fuerzas armadas del Cartel de los Soles”. Pero si bien hay evidencia de que las FARC entrenaron a grupos armados progubernamentales como los colectivos , estas organizaciones se parecen poco a un ejército de carteles. En cambio, tienen motivaciones principalmente políticas, tienen una presencia geográfica y una capacidad militar limitadas, y no desempeñan ningún papel conocido en el tráfico transnacional de drogas."

"Los fiscales alegan que el Cartel de los Soles fue formado ese año por “funcionarios venezolanos de alto rango” del “aparato militar, de inteligencia, legislativo y judicial”. El Cartel, dice la acusación, inmediatamente hizo un trato con los líderes de las FARC, que controlaban gran parte de la producción de cocaína en la región fronteriza, para “trasladar parte de sus operaciones a Venezuela bajo la protección del Cartel”."

"La verdadera función del Cartel de los Soles no era usar la cocaína como arma biológica contra Estados Unidos, sino apuntalar el poder político en casa. “[El Cartel de los Soles] es una estructura para mantener contentos a los militares”, dijo a InSight Crime un ex funcionario antinarcóticos venezolano, que no quiso ser identificado por razones de seguridad. (...) “El ejército y la GNB [Guardia Nacional Bolivariana] se corrompieron hace 30 años, luego se corrompieron los grupos antinarcóticos, y también corrompieron a los agentes de la DEA [Administración para el Control de Drogas] en Venezuela, al CICPC y a los políticos”, exjefe de división del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de la policía, quien habló bajo condición de anonimato".

“Dicen 'los soles' porque hay mucha gente del gobierno y militares metidos pero no funciona como un cartel como tal”, dijo el exchavista. “No es algo que se organice, no se reúnen todos para hacer esto. Es una cosa institucional”. (...) Algunos se basaron en su posición, especialmente para los operadores militares. El actual ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino, por ejemplo, está acusado de crear corredores de libre circulación para narcovuelos despachados por traficantes que le habían pagado, mientras interceptaba a los que no lo habían hecho. Otros podrían ofrecer a los traficantes poderosas conexiones con el inframundo. El Mayor General del Ejército Clíver Alcalá, por ejemplo, fue supuestamente uno de los principales interlocutores del Estado con las FARC, ofreciéndole acceso directo al suministro de cocaína. También mantuvo una estrecha relación con el Cártel de la Guajira , que dirigía las rutas de contrabando hacia las islas del Caribe.

"Para otros, su ventaja competitiva era el control de la infraestructura. Entre ellos se encontraba el actual ministro de Industrias y Producción Nacional, Tareck El Aissami, y su estrecho aliado, el actual ministro de Energía y extitular de la GNB Néstor Reverol. La pareja supuestamente acusó a los traficantes de usar los puertos de envío y las bases aéreas bajo su control. Si bien muchos de los envíos que ayudaron a despachar pertenecían a traficantes como el narcotraficante más notorio de Venezuela, el ahora detenido Walid Makled, otros eran propiedad parcial o total de El Aissami, alegan los investigadores estadounidenses."

Walid Makled.jpg
Walid Makled, de amigo a enemigo (o de socio a competidor).

Walid Makled, de amigo a enemigo (o de socio a competidor).

"Las huellas dactilares de Diosdado Cabello están por todas partes. La acusación de 2020 lo describe en la escena en casi todos los eventos detallados, haciendo tratos de armas y cocaína de varias toneladas con las FARC y organizando exportaciones a América Central, México y Europa. La designación de sanciones contra Cabello lo acusa de organizar también envíos a República Dominicana para su envío a Europa, y de recopilar cargas de drogas incautadas y luego exportarlas a través de un aeropuerto propiedad del gobierno venezolano. (...) La evidencia que vincula a Maduro con la participación directa en negocios de tráfico, en cambio, es escasa. (...) En una de las raras ocasiones en que se lo menciona en conexión directa con un cargamento de cocaína, se lo describe reprendiendo a Cabello y Carvajal por usar Maiqueíta para el envío de Air France. Tal experiencia manipulando las condiciones para proteger a sus aliados y sus operaciones criminales le serviría mucho después de que sucedió a Chávez como presidente en 2013."

“Es posible que el Cartel de los Soles, tal como lo conocimos, ya no exista”, dijo a InSight Crime el analista de seguridad Douglas Farah, quien ha dirigido investigaciones sobre las conexiones criminales de los chavistas en Venezuela. “El Cártel ha pasado de ser una estructura militar a una más abierta a la entrada de civiles y actores criminales con poder económico real”. (...) “No existe el Cártel de los Soles, porque un Cártel no sustentaría a todos los “soles”, dijo Sebastiana Barraez, periodista venezolana especializada en temas militares. “Lo que hay son militares que están metidos en el narcotráfico por los cargos que tienen en ese momento”.

“La administración del puerto de Puerto Cabello está en manos de militares y es allí donde transita la mayor parte de la droga”, dijo a InSight Crime un exfuncionario del Ministerio Público que habló bajo condición de anonimato. Si bien el tráfico de cocaína en el ejército se ha institucionalizado, el papel de los “jefes de los cárteles” identificados por los investigadores de EE. UU. está hoy envuelto en incertidumbre. Dos de los nombres más importantes, el exgeneral del ejército Clíver Alcalá y el exjefe de espionaje Hugo Carvajal se han vuelto contra el régimen de Maduro, y Alcalá incluso intentó derrocar al gobierno en un golpe mercenario. Carvajal se encuentra actualmente en prisión en España, donde ha estado luchando contra la extradición a los Estados Unidos, mientras que Alcalá se encuentra en una prisión estadounidense en espera de juicio por cargos de narcotráfico."

"Fuentes de las regiones de tráfico de Venezuela continúan insistiendo en que “los soles” se encuentran entre los dueños de las cargas que ven pasar. Pero hay poca evidencia para conectarlos directamente con los presuntos jefes del Cartel. En cambio, actores como Diosdado Cabello, Tareck el Aissami, Néstor Reverol y el mismo presidente Maduro parecen mantenerse a una distancia segura de cualquier cargamento de drogas. Varias fuentes afirman que estos actores han encontrado formas menos directas de beneficiarse del narcotráfico."

--------------------

Más contenido de Urgente24

"Qatar por TV": Byron Castillo se burló de Chile

Se complica el balance del BCRA y la entidad se condiciona

Encuesta: Cómo está la intención de voto a gobernador de PBA

El mensaje de Alberto antes de que hable CFK (y se acordó de Macri)

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario