DINERO premio Nobel > David Card > Economía

ECONOMÍA NO CONVENCIONAL

Premio Nobel al salario mínimo y otros logros

David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens ganaron el premio Nobel de Economía por sus aportes a la economía laboral y el análisis de las relaciones causales.

3 economistas, David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens, que son amigos entre sí y han revolucionado el trabajo empírico en las ciencias sociales, recibieron el premio Nobel de Economía 2021.

  • Card es ciudadano estadounidense y canadiense.
  • Angrist tiene ciudadanía conjunta israelí estadounidense.
  • Imbens es de nacionalidad holandesa y estadounidense.

En tanto,

  • David Card es profesor en la Universidad de California Berkley,
  • Joshua Angrist es profesor del MIT, y
  • Guido Imbens es profesor en Stanford.

“Absolutamente emocionado de escuchar la noticia”, dijo Imbens, de 58 años, quien señaló que Angrist había sido el padrino de su boda.

El comité no pudo comunicarse con Angrist antes de la ceremonia, según Eva Mork, economista sueca y miembro del comité del Nobel.

Card recibió la noticia en una llamada telefónica de Adam Smith, del comité del Nobel, y dijo que "sospechaba que podría ser un 'nombre inventado'", según un tuit de la Academia.

En una foto tomada por su esposa, Cynthia Gessele, se muestra a Card recibiendo la noticia, vestido con una bata de baño.

https://twitter.com/NobelPrize/status/1447517204430434308

La clave

Los 3 fueron honrados por su trabajo al mostrar qué se pueden obtener conclusiones de las observaciones de las fuerzas económicas cuando no es posible realizar experimentos aleatorios, dijo Mork.

Puede ser difícil analizar cuestiones como el impacto de la inmigración en el empleo o el aumento de ingresos relacionado con años adicionales de educación.

“Estas preguntas son difíciles de responder porque no tenemos nada que usar como comparación. No sabemos qué hubiera pasado si hubiera habido menos inmigración o si esa persona no hubiera continuado estudiando”, explicó el comité.

Pero Card, Angrist e Imbens demostraron que es posible llegar a conclusiones importantes mediante la observación de “situaciones en las que eventos fortuitos o cambios de políticas dan como resultado que grupos de personas sean tratados de manera diferente, de una manera que se parece a los ensayos clínicos en medicina”.

“Los estudios de Card sobre cuestiones fundamentales para la sociedad y las contribuciones metodológicas de Angrist e Imbens han demostrado que los experimentos naturales son una rica fuente de conocimiento. Su investigación ha mejorado sustancialmente nuestra capacidad para responder preguntas causales clave, lo que ha sido de gran beneficio para la sociedad”, dijo Peter Fredriksson, presidente del Comité del Premio de Ciencias Económicas.

nobel de economia.webp
David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens.

David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens.

Salario mínimo

Uno de los premiados, David Card, demostró que el incremento del salario mínimo no provoca destrucción de empleo.

Después de que Nueva Jersey aumentara su salario mínimo, en 1992, Card analizó los estándares de empleo a lo largo de la frontera con Pensilvania, que no lo había aumentado, y concluyó que el salario más alto no había desalentado la contratación.

David Card desafió la ortodoxia y cambió drásticamente la comprensión de la desigualdad y las fuerzas sociales y económicas que afectan a los trabajadores de salarios bajos.

Así, Card fue pionero en rebatir las suposiciones predominantes sobre el impacto de la inmigración en los trabajadores estadounidenses nativos y el efecto de los aumentos del salario mínimo en el crecimiento del empleo nacional.

Card recibe la mitad del premio, y la otra mitad la comparten los economistas Joshua Angrist y Guido Imbens.

Orgullo

Card, de 65 años, oriundo de Ontario, Canadá, es el 6to. economista de UC Berkeley en ganar el Nobel de Economía y el 26to. Nobel en general de la universidad californiana.

Card dirige el Centro de Economía Laboral de UC Berkeley, el Laboratorio de Econometría del campus y antes se desempeñó como director del Programa de Estudios Laborales de la Oficina Nacional de Investigación Económica. Él es el presidente de la Asociación Estadounidense de Economistas.

Card comenzó sus estudios en la Queen's University en Ontario como físico, pero luego pasó a la economía laboral, un campo que consideró más práctico. Él obtuvo su licenciatura en 1978, seguido de un doctorado en Economía de Princeton en 1983. Él llegó a la UC Berkeley en 1998 después de enseñar en Princeton, Harvard University y University of Chicago. Ese mismo año, fue elegido miembro de la Academia Estadounidense de Artes y Ciencias.

Es el 2do. año consecutivo en que los profesores de UC Berkeley ganan un Nobel. En 2020, Jennifer Doudna recibió el Nobel de Química y Richard Genzel ganó el Nobel de Física.

En economía sus predecesores fueron

  • Oliver Williamson (2009),
  • George Akerlof (2001),
  • Daniel McFadden (2000),
  • John Harsanyi (1994) y
  • Gérard Debreu (1983).

Card se enteró del premio el lunes por la mañana temprano en la casa de su familia en Santa Rosa, y pensó que era una broma de sus colegas. Acababa de llegar de un evento familiar cerca de Guelph, Ontario, Canadá. La llamada inicial del comité del Nobel llegó a la casa de su familia en Berkeley y luego se envió un mensaje de voz a Santa Rosa.

“El mensaje decía que la llamada venía de Suecia”, dijo él. "Tengo un par de amigos que harían un truco como ese".

"Mis contribuciones son bastante modestas", afirmó Card. “Se trata de tratar de obtener más vínculos científicos y análisis basados en evidencia en la economía".

La mayoría de los economistas anticuados son muy teóricos, pero en estos días, una gran fracción de la economía es realmente muy práctica, mirando temas como educación o salud, o los efectos de la inmigración o los efectos de las políticas salariales. Estas son cosas realmente muy, muy simples. Entonces, mi gran contribución fue simplificar demasiado el campo. La mayoría de los economistas anticuados son muy teóricos, pero en estos días, una gran fracción de la economía es realmente muy práctica, mirando temas como educación o salud, o los efectos de la inmigración o los efectos de las políticas salariales. Estas son cosas realmente muy, muy simples. Entonces, mi gran contribución fue simplificar demasiado el campo.

La investigación

A principios de la década de 1990, Card se asoció con el economista Alan Krueger, de la Universidad de Princeton, en una investigación pionera sobre el salario mínimo.

Krueger presidió el Consejo de Asesores Económicos del presidente Barack Obama, antes de su muerte en 2019.

Al escribir sobre el salario mínimo, en 1993 acerca de su investigación de 1992, plantearon un desafío a la ortodoxia económica que había prevalecido durante décadas.

En su libro 'Mito y medición: la nueva economía del salario mínimo' (1995), ellos ampliaron y profundizaron su exploración del tema. El libro generó una controversia considerable, pero a medida que pasó el tiempo, sus conclusiones fueron ampliamente aceptadas y sigue teniendo una amplia influencia en los responsables de la formulación de políticas y en las políticas del gobierno local, estatal y federal.

“Gran parte de mi trabajo se ha centrado en cómo funciona el mercado laboral para las personas menos capacitadas o con menos capacidad”, dijo Card en una entrevista en 2006 que le hizo una publicación del Banco de la Reserva Federal. Él añadió que estaba motivado por “entender por qué unas personas tienen éxito y otras fracasan, y cómo su éxito o fracaso se relaciona con el medio ambiente, las instituciones y las personas mismas”.

Antes, en un estudio de 1990 al que se hace referencia con frecuencia en los debates sobre inmigración, Card encontró que la afluencia masiva de refugiados cubanos desde los 'marielitos' de 1980 tuvo un impacto mínimo en el mercado laboral de Miami, tal vez debido a la absorción exitosa de 2 grandes oleadas de inmigrantes en la ciudad 2 décadas antes.

Y en un artículo de 2005, "¿Es la nueva inmigración realmente tan mala?", él concluyó que pocos de los inmigrantes que llegan a los Estados Unidos sin terminar la escuela secundaria probablemente tengan ingresos promedio que igualen a los de los residentes nativos.

Aun así, concluyó Card, los hijos de los inmigrantes nacidos en Estados Unidos eventualmente ganan lo suficiente para compensar la falta de poder adquisitivo de sus padres.

En años más recientes, la investigación de Card ha examinado cuestiones tan diversas como

  • si conocer el salario de un compañero de trabajo afecta la sensación de satisfacción laboral de la persona,
  • la conexión entre los resultados de los partidos de fútbol y la violencia doméstica, y
  • la subrepresentación de estudiantes de bajos ingresos y de minorías en programas de educación para superdotados en los Estados Unidos.

En 2019, como testigo experto en un caso federal contra el proceso de admisión en Harvard, él testificó en apoyo del enfoque de la universidad, consciente de la raza para evaluar a los solicitantes, impugnando las afirmaciones de que había una sanción contra los estudiantes asiáticoestadounidenses.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario