MERCADOS

DÓLAR ELECTORAL

Con catarata de aumentos en abril, intensifican el atraso cambiario para que no se diluya la 'meta Guzmán'

El BCRA rompió su estrategia habitual para un inicio de semana y convalidó este lunes la corrección más baja desde octubre.

La inflación prevista para marzo -anticipan los economistas- rondará el 4% y con los aumentos que se avizoran para abril - que incluyen a combustibles, servicios públicos y alquileres- podría llegar al 5% ese mes. 

Ante este panorama de recalentamiento  y con la mira puesta en las venideras elecciones, el Gobierno echa mano sobre el único ancla que le queda a mano contra los precios: el dólar. 

Ya en febrero Urgente24 había puesto el foco en que planchar al tipo de cambio se había vuelto el principal instrumento anti-inflacionario. Pero finalizando marzo y previendo los incrementos de abril, que desdibujan la meta del 29% de inflación que estimaron en el Gobierno, el atraso cambiario se intensifica.

El dólar mayorista cerró este lunes en $91,91, 7 centavos por encima del resultado del viernes. El saldo es por demás llamativo: es la 1ra vez en mucho tiempo que el incremento de un día lunes -que se aprovecha para corregir al alza tras el fin de semana- termina en menos de 2 dígitos

"La corrección de hoy es la más baja para un comienzo de semana desde el 19 de octubre del año pasado", remarcó Gustavo Quintana, operador de PR. 

También llama la atención el recorrido de la cotización. La postura de venta del Banco Central este lunes fue de 21 centavos por encima del cierre previo, sin embargo, la suba se fue recortando hasta los 7 centavos, un monto más común el resto de la semana. 

"Rompiendo con su estrategia habitual, el BCRA suavizó el deslizamiento del tipo de cambio mayorista, hoy sin compensar los días sin actividad por el fin de semana", agregó Quintana. 

El cambio de estrategia del BCRA coincide con una semana corta en la que sólo habrá 3 ruedas por el fin de semana largo de Semana Santa. 

Según apuntó Quintana, por otro lado, la baja en la tasa de devaluación del mayorista impactó en los mercado de futuros, que operaron con fuertes bajas en todos los plazos.