ECONOMÍA

INFORME DE LA UB

¿Se recupera la economía? Hay más importaciones, pero siguen las restricciones

Un estudio de la Universidad de Belgrano (UB) destaca el aumento de las importaciones en el primer trimestre de 2021, después de un año muy negativo en 2020. Para la UB sería una señal de una “cierta recuperación de la actividad económica”. Pero la buena noticia tiene su contracara: el superávit de la balanza comercial bajó de 3.297 millones de dólares a 2.531 millones. Y, además, siguen las restricciones que complican la importación con el objetivo de cuidar las reservas del Banco Central.

Según el último informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano conocido este lunes (17/5), “el aumento en las importaciones sería un indicador de una recuperación económica, ya que refleja fundamentalmente el incremento en las cantidades adquiridas en el exterior”.

“En el primer trimestre de 2021, las exportaciones alcanzaron 15.407 millones de dólares y las importaciones, 12.876 millones de dólares. Ello implica un aumento del 15,5% en el valor de las ventas al exterior y del 30,3% en las compras de igual procedencia, en comparación con igual período de 2020 ”, puntualizó Víctor Beker, director del CENE.

La mala noticia es que, como consecuencia, “el superávit de la balanza comercial bajó de 3.297 millones de dólares a 2.531 millones”.

Sin embargo, la buena nueva es que “el aumento en las importaciones sería un indicador de una recuperación económica, ya que refleja fundamentalmente el incremento en las cantidades adquiridas en el exterior”, a diferencia de lo que ocurre con las exportaciones, cuyo incremento “es mayormente consecuencia de los mejores precios registrados para los productos argentinos”.

En cuanto a la composición del comercio exterior, analizó el economista, “el papel destacado le correspondió al complejo sojero que en el primer trimestre incrementó sus ventas al exterior en un 91,8% respecto de igual periodo de 2020. Dicho incremento correspondió por partes iguales a aumentos en el volumen y el precio”.

Ya en marzo se había advertido el incremento en las importaciones. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), los resultados del Intercambio Comercial Argentino (ICA) mostraron un saldo favorable de 400 millones de dólares, tras haber exportado bienes por más de 5.720 millones de dólares e importar por un valor total mensual de 5.320 millones de dólares.

Estos datos significan que el intercambio comercial argentino aumentó 46,5% superando los 11.000 millones de dólares en comparación a marzo de 2020, donde las ventas al exterior marcaron una suba del 30,5% y las compras de nuestro país aumentaron más del 68%.

En abril, en el detalle de los principales rubros de importación, lideraron los combustibles y sus derivados del petróleo así como vehículos, que tuvieron incrementos del 116,1% y 168,0%, respectivamente, según el informe de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

Ambos rubros son los de mayor incidencia en la participación de las recaudaciones aduaneras, con el 21,3% del total (US$ 127 millones) en el caso de los combustibles y derivados.

En tanto que el segmento de importación de vehículos tuvo una participación del 11,8%, seguido ya de otros rubros como el de bienes de capital con 6,8%, repuestos o autopartes un 5,6%, informática y electrónica 5,4%.

Sin embargo, siguen las críticas a las dificultades para importar.

En el último informe de la Consultora DNI (Desarrollo de Negocios Internacionales), Marcelo Elizondo advirtió sobre los problemas para importar: “La caída de las importaciones afecta a la producción y especialmente a la inversión, y condena a una débil economía futura”.

En 2020 las importaciones argentinas se redujeron (en parte por la recesión, en buena parte por la pandemia, pero también -muy vinculado esto- con límites gubernamentales) en casi 14% (13,8%)”, explicó el informe.

Se trata de un descenso sustancialmente mayor al que experimentaron las importaciones en todo el mundo, que cayeron sólo 5,5%, lo que lleva a un resultado de cerrazón mayor de economía Argentina en relación al resto del planeta, añade Elizondo.

El experto comenta que si bien es cierto que el comercio internacional cayó en todo el mundo -como efecto de la pandemia, entre otras cosas-, en la Argentina las importaciones –y también las exportaciones- disminuyeron casi 3 veces más en relación a los números globales.

Por su parte, el periodista Pablo Wende en Infobae el 21 de abril mencionó que “las dificultades para importar, ante la necesidad de proteger las escasas reservas, y ahora las trabas a las exportaciones de carne y eventualmente otros productos no hacen más que agravar el aislamiento comercial de la economía argentina”.

“El objetivo de cortísimo plazo es cuidar todo lo posible las reservas y ni siquiera las compras de dólares que acumula el Central en los últimos 45 días está generando un alivio para el acceso a divisas para los importadores. La incógnita es si habrá algún relajamiento en las próximas semanas, a medida que ingresen más divisas por las exportaciones sojeras”, concluye Wende. A casi 1 mes de ese panorama, no hubo relajamiento.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario