DINERO magnesio > China > materias primas

PROBLEMA AMBIENTAL

China reduce la producción de magnesio y tiembla Europa

La falta de magnesio procedente de China amenaza con un parón industrial en Europa. El sector dice que solo hay reservas hasta noviembre y luego tocará parar.

El magnesio es otra de las materias primas que está comenzando a escasear por las limitaciones de producción en las fundiciones chinas. El componente es clave para las aleaciones de acero o aluminio que se emplean en latas o carrocerías de coches.

China reduce su producción de magnesio porque es un proceso muy contaminante y quiere comenzar a revisar su contribución al calentamiento global.

Pero la Europa tan ambientalista resulta que depende en un 95% de su consumo industrial de magnesio de China. O sea que Europa tiene banderas ambientales pero necesita que China siga contaminando aunque, luego, condene la contaminación china.

El magnesio es el 8vo. elemento en abundancia en la corteza terrestre y el 3ro. más abundante disuelto en el agua de mar. Pero China es el gran proveedor.

La demanda mundial de magnesio es de 1,2 millón de toneladas al año.

China consume el 39% del total, y produce el 87% de las oferta mundial.

El consumo de Europa y América del Norte asciende al 19% en cada región, mientras la parte proporcional de la demanda de Japón es del 4%.

Los países que tienen las mayores reservas de magnesio son Rusia, China y Corea del Sur (probablemente Corea del Norte también contará con una reserva importante de este metal).

Europa se ve afectada por la actual escasez de suministro, ya que el 95% del magnesio utilizado en Europa se importa de China.

Esencial

El ion magnesio es esencial para todas las células vivas.

El nombre 'magnesium' se origina de la palabra griega para una región de Tesalia, Magnesia. Se relaciona con la magnetita y el manganeso, que también tienen su origen en aquella área.

En 1618, un granjero de Epsom, Inglaterra, trató de dar a sus vacas agua de un pozo que había allí. Las vacas se negaron a beber el de sabor amargo pero el granjero observó que el agua curaba los rasguños y las erupciones cutáneas. La 'sales de Epsom' fueron famosas. Así se conoció al sulfato de magnesio hidratado. En 1755 el inglés Joseph Black reconoció el magnesio como un elemento químico.

El magnesio es uno de los componentes fundamentales del tejido de nuestros huesos y dientes, de ahí que una de sus funciones más importantes sea estructural. También interviene en la formación de las proteínas, en los procesos que permiten a nuestras células obtener energía y en la transmisión de los impulsos eléctricos a través de nuestro sistema nervioso, por lo que forma parte de procesos realmente importantes.

Afortunadamente, podemos obtener el magnesio que necesita nuestro organismo introduciendo en nuestra dieta algunos alimentos ricos en este elemento.

En los alimentos, hay magnesio en

  • frutos secos: girasol, sésamo, almendras, pistacho, avellanas y nueces;
  • cereales: germen de trigo, levadura, mijo, arroz, trigo y avena;
  • legumbres: soya, alubias, habas, garbanzos y lentejas;
  • chocolate negro;
  • germinados: la clorofila contiene magnesio.

De lo que comemos apenas el 30% a 40 % es absorbido y depositado en el intestino delgado.

magnesio 2.jpg
Magnesio, protagonista de aleaciones con el aluminio, de amplia utilización industrial.

Magnesio, protagonista de aleaciones con el aluminio, de amplia utilización industrial.

Dónde, para qué

El metal fue producido por otro inglés, sir Humphry Davy, en 1808, utilizando la electrólisis de una mezcla de magnesia (es decir óxido de magnesio en estado mineral) y óxido mercúrico. El magnesio es un metal altamente inflamable. Una vez encendido es difícil de apagar.

Su elevada rigidez y reducida plasticidad -su capacidad de cambiar de forma bajo presión mecánica sin alcanzar su punto de fractura-, desaconsejan utilizarlo de forma aislada. Sin embargo, estas mismas características unidas a su baja densidad y a su capacidad de generar una fina capa de óxido que lo protege de la corrosión lo hacen ideal para participar en algunas aleaciones con otros metales.

Los compuestos de magnesio se usan como material refractario en hornos para la producción de hierro y acero, metales no férreos, cristal y cemento.

El uso principal del metal es como elemento de aleación del aluminio, empleándose las aleaciones aluminio-magnesio en envases de bebidas.

Las aleaciones de magnesio, especialmente magnesio-aluminio, se emplean en componentes de automóviles, como llantas, y en maquinaria diversa.

Fin de año

La industria mediana y pesada europea advierte de que sólo cuenta con reservas de magnesio hasta noviembre y que se verán obligados a parar fábricas en toda Europa.

Más una decena asociaciones empresariales, que van desde fabricantes de coches a envases en lata han difundido un pedido urgente a la acción contra el riesgo inminente de suspensión de producción en toda Europa como consecuencia de una escasez crítica en el suministro de magnesio de China.

Angela Merkel ya lo había pedido en su última vez ante la Unión Europea pero no le prestaron la atención correspondiente.

La producción de magnesio en China se ha reducido drásticamente o se ha detenido, por el objetivo de Beijing de reducir las emisiones contaminantes, lo que ha provocado falta de suministro a nivel global y una escalada de precios sin precedentes.

La actual escasez de suministro chino ya ha dado lugar a precios récord y distorsiones mundiales en la cadena de suministro.

El precio de comercialización se sitúa entre los US$ 10.000 y US$ 14.000 la tonelada, en comparación con los US$ 2.000 de comienzo de año, "lo que hace casi imposible para las empresas europeas producir u obtener materiales que contengan magnesio a un nivel viable", denuncian la industria.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario