ANÁLISIS Cristina Kirchner > pobreza > conurbano

PANORAMA

Los "pero" de Cristina Kirchner

Cristina Kirchner salió de su agenda ensimismada y reclamó acciones contra la indigencia, con la mira puesta en el voto del conurbano.

Es lógico que en el Gobierno se hayan encendido todas las alarmas cuando pasadas las 19:00 del miércoles Cristina Kirchner decidió romper sus monotemáticas intervenciones en Twitter para referirse a la coyuntura. La Vicepresidente dejó por un momento de enfocarse en sus avatares judiciales y en un breve hilo se remitió a las cifras de pobreza e indigencia que el INdEC había dado a conocer algunas horas antes. Si bien los datos oficiales mostraron que la cantidad de pobres bajó en la Argentina entre el 2do semestre de 2021 y el 1ro de 2022 (-0,7 puntos, hasta el 36,5%), el mismo informé reveló que los indigentes son más que en la medición previa ( 8,8%, +0,6 puntos, ). CFK asoció el resultado en este último segmento “al impacto del fuerte aumento en los precios de los alimentos” y reclamó una “intervención más precisa y efectiva en el sector” que ataque una “inflación de oferta” mediante la cual las empresas alimentarias, sostuvo, “han aumentado muy fuerte sus márgenes de rentabilidad”. Además, pidió “un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia”.

El hilo del tuit dio rienda suelta a las especulaciones sobre cuál era el trasfondo del mensaje. En el Gobierno todavía retumban las cartas y los discursos en los que la Vicepresidente trataba de torcer el rumbo económico de la administración de Alberto Fernández, en ese momento a cargo de Martín Guzmán. En aquel entonces, el Presidente y la Vice no se hablaban y se disparaban dardos cada vez que tenían una oportunidad. Y aunque la hostilidad se ha reducido considerablemente, merced al pánico en el que entró todo el universo del Frente de Todos tras la crisis que desató la salida de Guzmán y se profundizó en el breve interinato de Silvina Batakis, los Fernández siguen sin mantener una comunicación fluida. Probablemente no haga falta, ya que la Vice prefiere el trato directo con Sergio Massa, quien tomó la batuta de la economía hace 2 meses con su beneplácito y con luz verde para aplicar el plan de ajuste que no le había permitido al discípulo de Joseph Stiglitz.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1575248414354317313

Pero...

¿Era el hilo de tuits la primera carta de la era Massa? A diferencia de las fuertes críticas de la época de Guzman, el mensaje de la Vice incluyó también un reconocimiento al actual ministro, al señalar que su cartera “ha trabajado duro en las áreas de su competencia”. De esa forma matizaba el mensaje restándole dramatismo. Sin embargo, la ambigüedad abre espacio a la sospecha. Fue el "pero" incluido en el tuit es el que disparó suspicacias. Cerca de Massa dicen que el ministro conversa permanentemente con la Vice. Incluso el mismo día de los tuit, cuando el jefe del Palacio de Hacienda asistió a un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados para defender su proyecto de Presupuesto para el año que viene que incluye una serie de recortes del gasto en términos reales. Lo acompañó su virtual N°2, Gabriel Rubinstein, que tuvo así su debut público. Rubinstein se trenzó en una suerte de espadeo con la Vicepresidente por la responsabilidad de las empresas en la inflación. Mientras CFK pedía una intervención por los márgenes de rentabilidad de las alimenticias, el viceministro argumentó que esas ganancias son posibles por el desorden cambiario que sólo es posible corregir con un “robusto superávit fiscal”. Rubinstein pronunció una frase que debe haber causado escozor en el Instituto Patria: “las empresas no tienen la culpa”.

https://twitter.com/GabyRubinstein/status/1575474157747580928

Offside

Pero si Massa habla todo el tiempo con Cristina Kirchner, ¿por qué ésta se despachó con un reclamo vía tuit que, por experiencias anteriores, despertó nerviosismo en un sector del oficialismo? Además de la que apunta a una incipiente nueva interna, hay una versión alternativa que explica que la Vicepresidente, en realidad, no quiso quedar en offside de la coyuntura ante el dramático dato que reveló el INdEC. CFK venía ensimismada en su agenda judicial, que pasa desapercibida para los sectores que más sufren la erosión de sus ingresos por la suba de precios. Es el votante de Cristina Kirchner el que demanda soluciones inmediatas. Ese voto se concentra en el conurbano bonaerense, donde la indigencia se disparó 1,4 puntos desde el resultado de 2021, hasta el 11,9%. La indigencia en el área de influencia del kirchnerismo se ubicó muy por encima del promedio general.

De allí, se interpreta, el reclamo a Massa para que tome medidas urgentes en ese sentido, como un “instrumento para reforzar la seguridad alimentaria”. No es un llamado en el aire. En agosto, los jefes de los bloques que responden a la Vicepresidente en el Senado, el formoseño José Mayans y la bonaerense Juliana Di Tullio presentaron un proyecto de ley con ese eje y que implicaba una asistencia para las personas que no alcanzan a cubrir la canasta básica alimentaria. La respuesta vendría con un bono a financiarse con recursos provenientes de los resultados del ‘dólar soja’, el tipo de cambio diferencial con el que los sojeros adelantaron la liquidación de granos retenidos. Massa anunció la venta total de la cosecha acumuló US$8.123 millones en los 25 días de vigencia del régimen que cerró el 30/09. Allí mismo adelantó que se avanzaría en un programa de asistencia a “grupos vulnerables”. No es una sorpresa: estaba previsto en la letra chica del ‘dólar soja’. Según trascendió, Massa iba a definir detalles de esa medida con la jefa de la ANSeS, Fernanda Raverta, durante el sábado. Podría anunciarse una ayuda de alrededor de $50.000 durante varios meses, según se rumoreó.

https://twitter.com/SergioMassa/status/1575991118428184576

Deterioro

El crecimiento de la pobreza extrema es un tema que desvela a Cristina Kirchner. Es su base electoral la que está en juego. Y las perspectivas no son buenas. El Observatorio de la Deuda Social de la UCA advierte que la tendencia de la pobreza hacia fin de año es al alza. El deterioro social se estaría trasladando a un mayor malestar con el Gobierno del que, por más tuits, cartas y discursos, la Vicepresidente no se puede escindir. La inflación de septiembre en materia de alimentos podría llegar al 8%. Los intendentes peronistas están en alerta. Se reunieron el lunes en Avellaneda para analizar la situación. Hay movimientos llamativos. Máximo Kirchner presentó un proyecto de resolución en la Cámara de Diputados en el que le solicita al Gobierno información sobre el avance de las obras del Hospital ‘Néstor Kirchner’ en La Matanza. Hace un mes el jefe de Gabinete, Juan Manzur, recorrió el edificio en construcción desde 2010 (aunque con interrupciones) y prometió su inauguración para dentro de “10 meses”. Se entiende el escepticismo del hijo vicepresidencial: Manzur también estuvo en julio y prometió lo mismo. La iniciativa del diputado y líder de La Cámpora se interpreta a la luz de versiones sobre encuestas que circulan y que exponen una erosión del apoyo al oficialismo en distritos que supone cautivos. Incluida La Matanza.

En ese marco reapareció el exsecretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, que es un conocedor del partido más populoso de la provincia de Buenos Aires, porque fue funcionario allí. El exguardián de los precios advirtió que el peronismo “no está cumpliendo su mandato de redistribuir la renta extraordinaria” y advirtió sobre el crecimiento de la izquierda por “gente que se está yendo” del Frente de Todos. Hay una mayor protagonismo de esa expresión política. El Polo Obrero volvió a acampar en la 9 de Julio por más planes sociales y el SUTNA, el sindicato de los trabajadores del neumático referenciado en el Partido Obrero, provocó la parálisis de la producción de cubiertas en todas las plantas por un prolongado conflicto salarial que tuvo su fin recién en días recientes. Difícilmente la izquierda se convierta en las próximas elecciones en una opción competitiva para disputarle hegemonía al peronismo. Sin embargo, en el espacio de Cristina Kirchner estarían preocupados por una sangría de votantes hacia ese sector que empeore su vulnerabilidad electoral.

Más contenido de Urgente24

Arde JxC: fuerte choque entre Patricia Bullrich y la UCR

Presupuesto 2023 y los violinistas del Titanic

El atentado y la grieta, un mes después: 4 especialistas opinan

Equilibra, AR$ 600.000 millones; M&R, dólar sigue complicado

Furor por el truco para ver TV, series y películas gratis

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario