ANÁLISIS Ramadán > Islam > musulmanes

1 DE 5 PILARES

Ha comenzado Ramadán, mes de ayuno y reflexión del Islam

Ramadán ha comenzado, 1 de los 5 'pilares del Islam'. El 25% de la población mundial en un mes de ayuno y crecimiento espiritual.

El Ramadán es el 9no. mes del calendario lunar islámico y dura 29 o 30 días, dependiendo de cuándo es (o debería ser) visible la luna nueva. El término árabe 'Ramadan' connota calor intenso: en la Arabia pre Islam, era el nombre de un mes de verano muy caluroso. En el calendario islámico, sin embargo, el momento del Ramadán varía de un año a otro. Este año, el Ramadán comenzó el sábado 02/04.

  • Hay 1.900 millones de musulmanes en el mundo, el 25% de la población mundial.
  • Indonesia es el país de mayoría musulmana más poblado del mundo con 230 millones de musulmanes.
  • Pakistán ocupa el 2do. lugar, con212 millones de musulmanes, seguido de India (200 millones), Bangladesh (154 millones) y Nigeria (100 millones).

Los musulmanes iniciaron, entonces, un mes de restricción de comida y bebida, y noches en oración y contemplación. Se espera que los musulmanes sin discapacidad se abstengan de comer, beber y tener relaciones sexuales desde el amanecer hasta la puesta del sol todos los días del mes. Musulmanes practicantes intentan recitar el Corán completo. La creencia dominante entre ellos es que fue en las últimas 10 noches del Ramadán cuando el Corán fue revelado por primera vez al profeta Mahoma.

Una reflexión desde el Islam:

Es un error común pensar que el Ramadán tiene que ver con la comida. En verdad, se trata de matar de hambre al cuerpo para alimentar el alma. Al privar temporalmente a nuestros cuerpos de lo que necesitan, creamos espacio para que la espiritualidad y la introspección, la generosidad y la disciplina florezcan en su lugar. Es un error común pensar que el Ramadán tiene que ver con la comida. En verdad, se trata de matar de hambre al cuerpo para alimentar el alma. Al privar temporalmente a nuestros cuerpos de lo que necesitan, creamos espacio para que la espiritualidad y la introspección, la generosidad y la disciplina florezcan en su lugar.

Están exentos de la obligación de ayunar todos los que están físicamente limitados (por ejemplo, por enfermedad o vejez); lo mismo es cierto para cualquiera que esté viajando. Se espera que quienes puedan hacerlo recuperen los días perdidos en un momento posterior. (Posiblemente, en el siguiente mes de Shawwal). Se espera que quienes no pueden ayunar en absoluto (si tienen la capacidad financiera) proporcionen comidas a los necesitados como un curso alternativo de acción.

El Corán afirma que se prescribió el ayuno a los creyentes para que pudieran ser conscientes de Dios. Se cree que al abstenerse de cosas que la gente tiende a dar por sentado (tal como el agua), uno puede sentirse impulsado a reflexionar sobre el propósito de la vida y acercarse al creador y sustentador de toda la existencia. A la vez, participar en malas prácticas socava el ayuno. Muchos musulmanes sostienen que el ayuno les permite tener un sentimiento de pobreza y esto puede fomentar sentimientos de empatía.

El final del Ramadán marca el comienzo de 1 de las 2 principales festividades islámicas, Eid al-Fitr, la “fiesta de la ruptura del ayuno”. En ese día, muchos musulmanes asisten a un servicio religioso, visitan a familiares y amigos e intercambian regalos.

ramadan2.jpg
Habitantes de Lahore se reúnen a la espera de romper el ayuno durante el Ramadán, en una imagen de archivo.

Habitantes de Lahore se reúnen a la espera de romper el ayuno durante el Ramadán, en una imagen de archivo.

Una reflexión

Nadeine Asbali, profesora de enseñanza secundaria en Londres, Reino Unido, escribió en The Guardian:

"(...) El Ramadán obliga a los musulmanes a defender la importancia de la comunidad. Compartimos la comida con los vecinos y damos caridad dentro de nuestras posibilidades: ya sea una sonrisa a un extraño o dinero en efectivo a los necesitados. Con la crisis del costo de la vida tan extrema que las personas tienen que rechazar productos en los bancos de alimentos porque no pueden permitirse la energía para cocinarlos, imagine si fuera la norma social encarnar el espíritu del Ramadán y dar tan libremente que, como El profeta Mahoma (la paz sea con él) dijo, ni siquiera tu mano izquierda sabe lo que te ha dado la derecha. Imagínese si una familia obligada a elegir entre calentar y comer abriera su puerta y encontrara una bandeja de comida casera en la puerta, entregada por un vecino anónimo.

Cuando la pobreza es infligida por el Estado, fabricada a través de recortes presupuestarios y políticas cambiantes, nos corresponde a nosotros promulgar el cambio. Un 'hadiz' famoso nos recuerda que nadie puede llamarse musulmán si su propio estómago está lleno mientras su vecino tiene hambre. ¿Qué pasaría si todos viviéramos por este sentimiento? La distribución de la riqueza es fundamental para la comprensión musulmana de la justicia social. Estamos obligados a donar el 2,5% de nuestra riqueza por encima de un cierto umbral a la caridad. ¿Te imaginas el potencial de cambio si los multimillonarios del mundo donaran incluso el 1% de su riqueza cada año?

(...) Cuando nuestro cuerpo está privado de sustento, nuestra verdadera naturaleza se revela. Nuestra ira, celos y codicia quedan al descubierto, y nos vemos obligados a lidiar con ellos y vencerlos. El discurso popular sobre el autocuidado afirma que no necesitamos cambiarnos a nosotros mismos, que si los demás no lo aprueban, los “cancelamos” para nuestra propia satisfacción. Pero ninguno de nosotros es perfecto: errar y mejorar es lo que nos hace humanos. Cuando todo gira en torno a uno mismo, dejamos de asumir responsabilidades y nos esforzamos por ser mejores. Ramadán nos recuerda a todos que la introspección es vital y saludable. Menos “qué quiero? y más “¿cómo puedo ser mejor?”. Al encarnar los principios básicos del Ramadán, nos vemos obligados a examinar cómo podemos luchar por el cambio personal y comunitario. Y en nuestra nación cada vez más hostil, polarizada e injusta, necesitamos eso ahora más que nunca."

Otras noticias de Urgente24:

Hegemonía del dólar y petrodólar: Pánico en Wall Street por el fantasma de la libra

El Movimiento Evita gana espacio en el Gobierno (y caja)

Semana 360: Juntos por el Cambio, agrietado y confundido

Jefes de noticias, Rusia y Ucrania: la gente no es estúpida

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario