ANÁLISIS Corte Suprema > Libertad Religiosa > fútbol americano

ORACIÓN CONSTITUCIONAL

Gran victoria del entrenador Joe Kennedy en la Corte Suprema

La Corte Suprema estadounidense falló que el sistema escolar infringió los derechos de libertad religiosa y de expresión del entrenador Joe Kennedy.

La Corte Suprema de Justicia estadounidense falló el lunes 27/06 a favor de Joe Kennedy, un entrenador de fútbol americano del estado de Washington DC suspendido por realizar oraciones en el campo de juego después de los partidos.

La decisión de los jueces -que fue 6 a 3-, encontró que el sistema escolar infringió la libertad religiosa y los derechos de libertad de expresión del entrenador Kennedy al tratar de impedirle sus oraciones a la vista del público mientras estaba flanqueado por estudiantes atletas después de los eventos deportivos.

El fallo de la Corte, en línea con una serie de decisiones recientes a favor de los litigantes religiosos, no es una revisión importante de la doctrina legal de la Iglesia y el Estado pero es probable que haga el personal sea más cauteloso si cuestionan las actividades religiosas en el lugar de trabajo.

El caso de libertad religiosa fue presentado por Joseph Kennedy, un asistente del entrenador de fútbol de la escuela secundaria que fue puesto en licencia administrativa por el Distrito Escolar de Bremerton en 2015 después de insistir en arrodillarse para orar en voz alta en la yarda 50 después de los juegos de su equipo.

Kennedy y los defensores de la libertad religiosa argumentaron que se estaba ejerciendo su derecho a rezar según la 1ra. Enmienda.

Pero el distrito escolar les dijo a los jueces que las acciones de Kennedy fueron coercitivas, y los padres de los jugadores se quejaron de que sus hijos se sintieron obligados a participar.

El juez de la Corte Suprema, Neil Gorsuch, escribió la opinión de la mayoría, respaldada por todos los republicanos designados por la corte.

Gorsuch:

“La Constitución y lo mejor de nuestras tradiciones aconsejan el respeto mutuo y la tolerancia, no la censura y la represión, tanto para los puntos de vista religiosos como para los no religiosos”.

trump-gorsuch.jpg
Neil Gorsuch y Donald Trump.

Neil Gorsuch y Donald Trump.

La jueza Sonia Sotomayor, en un voto disidente al que se unieron los jueces Elena Kagan y Stephen Breyer, incluyó varias fotos de las oraciones de Kennedy en el campo y calificó la decisión de la Corte como “equivocada”.

“Eleva los derechos religiosos de un funcionario escolar, que voluntariamente aceptó un empleo público y los límites que conlleva el empleo público, sobre los de sus alumnos, que están obligados a asistir a la escuela y que este Tribunal ha reconocido desde hace mucho tiempo que son particularmente vulnerables y merecedores de protección”, escribió Sotomayor, contraria a la oración del entrenador.

Durante los argumentos orales en abril, los jueces conservadores de la Corte parecían preocupados por la intrusión del distrito escolar reprimiendo la práctica religiosa de Kennedy.

Los otros jueces centraron su atención en el potencial de coerción de los alumnos jugadores.

Kennedy celebró su victoria en la larga disputa.

“Simplemente no puedo dejar de sonreír, y gracias a Dios y a todos los que me apoyaron. Descubrí que no estoy loco”, dijo Kennedy a Fox News. “Simplemente se siente bien que la 1ra. Enmienda esté viva y bien”.

Cuando se le preguntó si regresaría a la escuela del estado de Washington, dijo: "Tan pronto como el distrito escolar diga: 'Oye, vuelve', estoy allí, absolutamente".

El distrito escolar emitió una declaración en la que se comprometía a dejar atrás la lucha polarizadora.

“Seguimos la ley y actuamos para proteger la libertad religiosa de todos los estudiantes y sus familias. A la luz de la decisión del tribunal, trabajaremos con nuestros abogados para asegurarnos de que el Distrito Escolar de Bremerton siga siendo un entorno acogedor e inclusivo para todos los estudiantes, sus familias y nuestro personal. Esperamos superar la distracción de esta batalla legal de 7 años para que nuestra comunidad escolar pueda concentrarse en lo que más importa: brindar a nuestros hijos la mejor educación posible”, dice el comunicado.

Los jueces habían fallado en contra de Kennedy en 2019 porque no había probado que su ritual de oración fuera la base de la decisión de la escuela de suspenderlo.

kennedy4.jfif
Joe Kennedy, entrenador cristiano que ganó su demanda porque le impedían orar.

Joe Kennedy, entrenador cristiano que ganó su demanda porque le impedían orar.

Editorial

El siguiente texto editorial fue publicado por el diario The Wall Street Journal:

"Los historiadores que evalúan la Corte Suprema en días de John Roberts presidente del Tribunal Supremo, podrían necesitar escribir un libro completo sobre su notable serie de fallos que defienden la libertad religiosa frente al aumento del secularismo. Es el caso del lunes 27/06 en un caso 6-3 que defendió el derecho de un entrenador de fútbol americano de una escuela secundaria a rezar en privado en el campo después de los partidos.

La escuela en el estado de Washington castigó al entrenador Joseph Kennedy “por participar en una práctica religiosa breve, tranquila y personal”, tal como escribe el juez Neil Gorsuch para el fallo de la mayoría en 'Kennedy v. Bremerton School District'.

“La Constitución no ordena ni tolera ese tipo de discriminación”. ¿Podemos decir 'Amén'?

Como el juez Gorsuch relata los hechos, el Sr. Kennedy al principio oraba solo, aunque eventualmente los jugadores comenzaron a unirse a él. “Durante más de 7 años, nadie se quejó”, escribe. Luego, un visitante bien intencionado “comentó positivamente sobre las prácticas de la escuela al director de Bremerton”. La batalla comenzó. Cuando el distrito escolar le pidió al Sr. Kennedy que dejara de involucrar a los estudiantes en las oraciones, él accedió.

Pero la escuela también le pidió que desistiera de la actividad religiosa “abierta” mientras estaba de servicio. Después de 3 juegos, rezó en el mediocampo de todos modos, ya que su equipo hizo otras actividades, tal como cantar la canción del equipo. El registro judicial llama a sus oraciones en esos días “fugaces”, “breves” y “tranquilas”. El resultado fue que perdió su trabajo.

La escuela argumentó que el Sr. Kennedy estaba de servicio, por lo que las oraciones eran un discurso estatal y violaron la promesa de la Constitución de que ningún gobierno "establecería una religión". Una prueba legal, arraigada en 'Lemon v. Kurtzman' (1971), consiste en si un “observador razonable” podría descubrir alguna conducta religiosa y pensar (aunque erróneamente) que tenía el respaldo del gobierno.

La Corte ha erosionado la llamada 'prueba Lemon' a lo largo de los años, y con esta decisión, el juez Gorsuch ahora la califica de “abstracta” y “ahistórica”, mientras reprende a los jueces inferiores por citarla. La oración del Sr. Kennedy fue una conducta privada. Tuvo lugar después del juego, cuando el personal tenía la libertad de revisar sus teléfonos o charlar con los espectadores.

Si la acción del Sr. Kennedy se considera un discurso del gobierno, escribe el juez Gorsuch, entonces “una escuela podría despedir a un maestro musulmán por usar un pañuelo en la cabeza en el salón de clases o prohibir que un asistente cristiano ore en silencio durante su almuerzo en la cafetería”.

Disiente por los liberales la objetora religiosa más dogmática del Tribunal Superior, la jueza Sonia Sotomayor. Sobre los hechos, pinta al Sr. Kennedy de una manera menos halagadora, diciendo que él rechazó los esfuerzos de la escuela para encontrar un entendimiento. En lugar de eso, se dirigió a los medios de comunicación y se comprometió a orar en la yarda 50, lo que resultó en un juego en el que el público se apresuró a unirse a él. Algunos padres, agrega la jueza Sotomayor, dijeron que sus hijos participaron en oraciones anteriores “únicamente para evitar que los separaran del resto del equipo”.

Sin embargo, la opinión del juez Gorsuch es cuidadosamente limitada y excluye la coerción. Sobre la ley, la jueza Sotomayor dice que la mayoría no respeta la tensión entre la prohibición de establecimiento religioso de la Constitución y su garantía del libre ejercicio religioso. El juez Gorsuch responde que la Primera Enmienda hace ambas promesas en una sola oración.

“Una lectura natural”, dice, “sugiere que las Cláusulas tienen propósitos 'complementarios', no antagónicos”. Él dice que la escuela castigó al Sr. Kennedy bajo "una visión errónea de que tenía el deber de descubrir y suprimir las prácticas religiosas".

El significado más profundo de este caso y el de la semana pasada sobre la ayuda estatal a las escuelas privadas ( Carson v. Makin ) es que la Corte Suprema está restaurando gradualmente una comprensión constitucional adecuada de la relación entre la religión y el estado. La Corte en el siglo XX comenzó a usar la Cláusula de Establecimiento para permitir que el gobierno restrinja el comportamiento y el discurso religioso que está protegido por la Cláusula de Libre Ejercicio.

Los fallos de libertad religiosa de la Corte Roberts no ponen en riesgo ningún establecimiento estatal de religión. Pero permiten que los estadounidenses de fe expresen sus puntos de vista, como pretendían los Fundadores."

---------------

Más contenido de Urgente24

Midieron a Viviana Canosa: Los resultados

Dólar blue descontrolado: Rompe la barrera de los $230

Apuntan contra amigo de Alberto Fernández

Con Alberto en el G7, Argentina e Irán formalizan BRICS

Melconian, enojado: "Halcones al pedo que no muestran la cara"

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario