ACTUALIDAD Rosario > inseguridad > fuerzas

DESAMPARO TOTAL

Rosario: Brutal homicidio de un arquitecto moviliza a todos

Se anunciaron con bombos y platillos la llegada de fuerzas federales a Rosario. Sin embargo, los crímenes sangrientos siguen ocurriendo y la gente está harta.

ROSARIO. La ciudad sangra con los crímenes que se cometen día a día. La llegada de las fuerzas federales la semana pasada poco pudo mermar una problemática que está instaurada desde hace años en Rosario, y de la que ningún político se hace cargo.

Un nuevo homicidio sacude a la sociedad rosarina, que pide a gritos seguridad. El miércoles (20/10) por la madrugada, un hombre de 34 años fue asesinado en el barrio Arroyito, en la zona norte de la ciudad, al ser sorprendido por delincuentes que lo abordaron para robarle el automóvil.

La víctima recibió tres balazos: todas de gravedad, dos en el pecho y otra en una de sus piernas. Herido, el hombre corrió 200 metros hasta la puerta de su casa, ubicada en Juan B. Justo al 1700, donde quedaron rastros de sangre. Allí se encontró con su esposa, su hija de 2 años y los vecinos que salieron de sus casas al escuchar el ruido de los disparos. Nadie pudo hacer nada. La ambulancia demoró en llegar y finalmente Joaquín Pérez, un arquitecto de 34 años, murió minutos después de llegar al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA).

El vehículo que los ladrones lograron robarle a la víctima fue encontrado instantes después a unas diez cuadras de donde había ocurrido el hecho. En su interior se encontró una pistola calibre 40, que quedó secuestrada para verificar si fue la utilizada en el crimen. El caso quedó a cargo del fiscal de Homicidios Adrián Spelta.

Un crimen más de todos los que se cometen cotidianamente en Rosario. Sin embargo, la muerte de Joaquín impactó y conmovió hondamente a la sociedad. El arquitecto era muy querido en su círculo. Se había casado en 2018 con Indiana, con quien estaba de novio desde que iban a la secundaria. Él trabajaba como arquitecto y ella, de 29 años, está terminando sus estudios. Vivían juntos con la hija de ambos, de 2 años, según consigna La Capital.

La madre de Indiana, Gabriela, dialogó con los medios locales y contó que Joaquín había tenido una vida difícil: "El papá murió en un accidente y la mamá en un brote de hantavirus, también había perdido a su hermanita. Solo le quedaba un hermano, su mujer y su hija. Yo lo tomé como si fuera mi hijo, era muy chico. Fue muy estudioso y salió adelante solito".

Sus vecinos se manifestaron en el mismo tono: "Era un chico estudioso, trabajador, buena gente. Lo digo porque después empiezan a preguntar si andaba en algo raro", contó una mujer de la cuadra. "Lo vimos crecer, era un chico excelente, venía a comprar muy seguido", dijo la señora que atiende el kiosco de Juan B. Justo y Muñiz, visiblemente emocionada.

El homicidio de Joaquín penetró tan profundamente en la gente que ya se organizó una marcha para pedir justicia. Melisa Herrero, de Vecinales Rosarinas Unidas por la Seguridad, explicó a la prensa local cómo surgió el llamado a movilizarse: “La ex presidenta de la Vecinal de Arroyito Oeste vive en la cuadra de Joaquín. Ellos impulsaron esa convocatoria, a la cual compartimos porque en el barrio también hubo otro crimen en 2019, un hombre de 64 años”.

joaquin perez rosario.jpeg
Joaquín Pérez, el arquitecto asesinado en Rosario, moviliza a la ciudad.

Joaquín Pérez, el arquitecto asesinado en Rosario, moviliza a la ciudad.

Los reclamos, las expresiones de bronca y dolor se multiplicaron en las redes sociales y son indicio de una sociedad harta de vivir entre las balas y la inseguridad. “Ya no se puede vivir así, Juan B. Justo al 1700 balearon a un vecino para robarle el auto. 15 minutos tardó la ambulancia mientras agonizaba en el piso. Tres patrulleros llegaron para pararse a mirar. Vecinos médicos actuaron, vecina haciendo RCP. Nunca viví un momento tan horrible”, escribió un vecino de Joaquín en Twitter.

“Era, es, mi cuñado, el papá de mi sobrina y esposo de mi hermana. Uno siempre piensa que no nos va a tocar. ¿Por qué sería así? Y la respuesta es sencilla: porque no somos dueños de nada, ni de nuestro futuro. Estamos a merced de asesinos que juegan a la ruleta rusa con nuestras vidas y la de nuestros hijos. Mi familia, y la de todos lo que pasan por estas atrocidades a diario, destruidas. Las almas partidas para siempre. Que no seamos un número más. Si hubo alguien que honró esta vida, fue Joaquín, escribió en Facebook un familiar del joven asesinado.

Son muchos los mensajes que se replican. Los ciudadanos de Rosario se sienten desamparados y desprotegidos, y están cansados de velar seres queridos. Ningún político, ninguna política de estado están a la altura de la circunstancia.

Mientras tanto, los políticos...

Al ver la relevancia que tomó el homicidio de Joaquín, muchos políticos decidieron romper el silencio que mantienen frente a estos casos y se manifestaron al respecto.

Un caso curioso fue el del intendente Pablo Javkin, que escribió en su cuenta de Twitter un mensaje donde parece que él no tiene ningún tipo de responsabilidad por la inseguridad instalada en Rosario: "Es un día muy triste. El de Joaquín no es un asesinato más. Un buen chico, un resiliente que había perdido a sus viejos y seguía estudiando, trabajando, siendo padre… No naturalicemos estas cosas. Si vinieron fuerzas, por favor, que empiecen a cuidarnos mejor".

Incluso el ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna, se expresó sobre el hecho: “Hay pistas muy ciertas. Esperamos tener novedades del caso este mismo”. Además, aseguró que el gobierno ofrecerá una recompensa de un millón de pesos a quien aporte información fehaciente sobre el o los autores del asesinato.

Más que recompensa por datos, la sociedad quiere vivir en una ciudad donde ir a guardar el auto no signifique encontrar la muerte, como lamentablemente le sucedió a Joaquín.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario