Política

MEMORÁNDUM CON IRAN

A un año de su muerte, CFK & cía homenajearon a Timerman

Hoy, 30 de diciembre se cumple un año del fallecimiento del ex canciller Héctor Timerman, el hombre que firmó el Memorándum de Entendimiento con Irán durante el mandato de la actual vicepresidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. El memorándum nunca entró en vigencia, pero desató varios conflictos judiciales, que podrían tomar nuevos caminos hoy con el regreso del kirchnerismo al poder. En principio, argumentan más demoras...

Hoy, 30 de diciembre se cumple un año del fallecimiento del ex canciller Héctor Timerman, quien sostuvo que la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán fue un intento de avanzar en una causa del atentado contra la AMIA.

Dijo que una iniciativa de esa naturaleza, busca un acuerdo para que declaren los sospechosos iraníes. Nunca entró en vigencia, pero desató varios conflictos judiciales.

El senador nacional del Frente de Todos, Oscar Parrili, fue uno de los primeros en recordar al excanciller  a horas de cumplirse el primer año de su fallecimiento. "Fue un gran patriota"” aseguró el legislador y afirmó que "pagó con su salud todas las ofensas, la adversidad, la perversidad y el odio que desataron contra él".
 
"Me parece que no podíamos dejar de recordarlo, de rendirle un homenaje", explicó el senador quien apuntó que este lunes 30 de diciembre se cumple el primer aniversario de la muerte del exfuncionario. "Además de un entrañable amigo, fue un gran patriota, un gran judío y, sin menoscabar al resto, creo que fue uno de los mejores cancilleres de la historia argentina", se animó a decir.

En tanto, Parrilli apuntó en declaraciones a 'AM 750' que Timerman "defendió su pertenencia y fue uno de los socios fundadores del Instituto Patria y uno de los socios honorarios. Creo que fue víctima del odio de algunos gusanos que tiene la ciudadanía argentina, de los mismos que bombardearon la Plaza de Mayo en 1955, los que mutilaron, escondieron y desaparecieron el cadáver de Evita, los que avalaron todos los golpes de Estado, la persecución, el terrorismo de Estado, el robo de bebés. Son los mismos, o los hijos o los nietos de ellos los que se ensañaron con Héctor Timerman".

El exfuncionario había sido procesado en la causa Memorándum con Irán y según remarcó Parrili, "el lo único que pretendía era conocer la verdad (sobre el caso AMIA). Lo contó en un reportaje cuando un dirigente lo increpó por la firma del Memorándum y le dijeron que no importaba la verdad sino que habían sido los iraníes".

"Héctor pagó con su salud todas las ofensas, la adversidad, la perversidad y el odio que desataron contra él. Lo recuerdo con mucho cariño. Espero que en su familia estén orgullosos del padre que tuvieron, del funcionario que fue", agregó el senador del Frente de Todos mientras sostuvo que "construyeron todo con mentiras y difamaciones".

Asimismo, señaló que "en esto los responsables son obviamente (Mauricio) Macri, (Germán) Garavano, (Patricia) Bullrich, (Laura) Alonso, la mesa judicial. Y la complicidad de jueces como (Claudio) Bonadío, (Martín) Irurzun y algún miembro de la Corte. Lo único que los anima es el odio, la venganza y esta cuestión de clase contra lo nacional, lo popular".

 

 

"Héctor Timerman. A un año de su partida le rendimos homenaje a un hombre que privilegió su condición de ciudadano argentino y su amor a la Patria por sobre todas las cosas", expresó también la actual vicepresidente, y presidente de la Nación durante la firma del Memorándum, Cristina Fernández de Kirchner, a través de su cuenta de 'Twitter'.

Esta publicación de la ex presidenta fue acompañada por una foto del ex Canciller cuando gozaba de un buen estado de salud.

Cabe recordar que tras la muerte de Timerman, Cristina expresaba que "Héctor se enfermó por el ataque que sufrimos por el memorándum con Irán". 

"Pienso y siento la necesidad de decir hoy lo que siempre dije en privado a quien quisiera escucharme: Héctor se enfermó por el dolor y el sufrimiento que le provocó el irracional e injusto ataque que ambos sufrimos con motivo de la firma del memorando de entendimiento con Irán", dijo hace un año también a través de sus cuentas de 'Facebook' y 'Twitter'.

Timerman tenía 65 años y sufría un cáncer de hígado. Estuvo al frente de la Cancillería entre 2010 y 2015 y estaba procesado junto a Cristina en la causa por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA.

En 'Twitter' lo homenajearon amigos, familiares y excompañeros:

 

 

Héctor Marcos Timerman había nacido el 16 de diciembre de 1953. Era uno de los tres hijos del matrimonio entre el periodista Jacobo Timerman -fundador de la revista Primera Plana y del diario La Opinión– y Rische Mindlin. Era magister en Asuntos Internacionales de la Universidad de Columbia, Nueva York, donde se había exiliado después de que la dictadura liberara a su padre, en 1978. Estaba casado con Anabella Sielicki, miembro de una familia influyente y aristocrática de la comunidad judía local, y tenía dos hijas, Jordana y Amanda. Murió a los 65 años víctima de un cáncer de hígado.

Tras exiliarse, Timerman vivió en Nueva York -donde adquirió la ciudadanía norteamericana- hasta 1989, cuando volvió a la Argentina para continuar trabajando en el mundo financiero, acompañando en América Latina a la empresa de su hermano Javier, mientras se dedicaba a impulsar distintos proyectos periodísticos y a vincularse con experiencias políticas progresistas. Durante sus años en Nueva York, publicó columnas de opinión en los diarios New York Times, Los Angeles Times, Newsweek y The Nation.

Cofundó las revistas Tres Puntos y Debate, fue columnista de Mariano Grondona y escribía regularmente en Noticias y Perfil. Y trabó una fuerte relación política con Elisa Carrió, a quien respaldó en sus campañas.

La llegada de Néstor Kirchner al poder, en 2003, lo volvió a acercar al peronismo, del que se había alejado con duras críticas y desde mediados de 2004 asumió como cónsul argentino en Nueva York, la ciudad en la que había vivido durante más de 10 años.

Allí recibió y asistió varias veces al presidente argentino y su esposa, con quien trabó un buen vínculo personal. Cuando ella llegó a la presidencia en diciembre de 2007, pasó a ser embajador de la Argentina en Estados Unidos y se trasladó a Washington.

En 2010, en un momento de extrema tensión entre el kirchnerismo y los medios de comunicación independientes, la entonces presidente cuestionó la lealtad de Jorge Taiana, quien presentó su renuncia, y designó a Timerman.

Su paso por la Cancillería argentina no fue feliz. Fue la cara de las políticas más aislacionistas y menos diplomáticas. Un ejemplo fue el escándalo que protagonizó el 10 de febrero de 2011 con el avión de la fuerza área de los Estados Unidos que aterrizó en Ezeiza, y que la ex Presidente mandó a incautar. A Timerman le costó su visa para ingresar a los Estados Unidos y le fue rechazado su pedido para realizarse un tratamiento experimental para combatir su cáncer.

Tuvo que intervenir la Cancillería argentina para que le otorgaran una "visa humanitaria" y, finalmente, pudo viajar el 5 de marzo último para ser evaluado por los médicos del Mount Sinai Medical Center de Nueva York.

En ese momento, su abogado Alejandro Rúa publicó en las redes sociales un mensaje del ex canciller que decía: "Viajo a USA por el tratamiento experimental contra el cáncer. Me voy pensando en la causa AMIA. Pienso que hubo 85 víctimas, más de 200 heridos. Hoy solo dos individuos me acusan por traición a la Patria y esos dos, más la DAIA, por encubrimiento. No sé qué me duele más, si saber del cáncer o la ofensa escuálida de la acusación. Duele todo duele demasiado".

En efecto, desde el 13 de febrero de 2015, por una imputación del fiscal Gerardo Pollicita, estaba investigado por encubrir a los responsables del atentado de la AMIA y, desde diciembre de 2015, se le seguía una causa por "traición a la Patria", imputado por el fiscal Eduardo Taiano. Estuvo detenido, con prisión domiciliaria por su grave estado de salud, desde el 7 de diciembre de 2017 por orden del juez Claudio Bonadio, que llevó el juicio a la instancia oral.

En 2011, el periodista Pepe Eliaschev había alertado de un documento de la diplomacia iraní redactado por el canciller Alí Akbar Salehi dirigido al presidente Mahmoud Ahmadinejad donde se decía que "la Argentina ya no está más interesada en resolver aquellos dos atentados, pero en cambio prefiere mejorar las relaciones comerciales con Irán".

Entre el 23 y 24 de enero de 2011, Timerman había mantenido un encuentro con su par sirio Walid al-Mohalem y el presidente de Siria, Bashar al Assad en la ciudad de Alepo entre para transmitir ese compromiso, lo que significó un giro de 180º en la política exterior nacional y un escándalo en la comunidad judía global que selló la vida del por entonces canciller argentino para siempre.

El último canciller de Cristina fue definido como "el pequeño Timerman" por el periodista Gabriel Levinas, que en el 2013 realizó la biografía no autorizada del funcionario. Al lado de Jacobo, él, su hijo Héctor, siempre sería "el pequeño" para Levinas, mucho más después de que se conociera que había sido el negociador con Irán del Memorándum de Entendimiento para suspender las investigaciones a los responsables del atentado a la AMIA.

Falta personal, la excusa por las demoras...

El juicio oral y público por la firma del Memorándum con Irán tiene a 3 funcionarios de alto rango del nuevo gobierno de Alberto Fernández en el banquillo de los acusados. Además, claro, de la vicepresidenta, el procurador del Tesoro, Carlos Zannini, y el número dos del Ministerio de Justicia, Juan Martín Mena, entre los acusados.

Pero demorará más en llegar.  Resulta que el expediente que instruyó el juez Bonadio fue elevado a juicio oral en marzo de 2018, pero el tribunal está lejos de fijar una fecha de inicio. Según la reciente consulta que hizo el diario 'Perfil', se espera poder hacerlo después de la feria de invierno de 2020.

Aún no se comenzó a analizar la prueba complementaria propuesta por la fiscalía y las defensas para dar la forma final al caso que se llevará adelante en el debate, le confirmaron dos fuentes del expediente. El Tribunal Oral Federal Nº 8 acusa falta de personal. Tiene apenas tres personas para ocuparse del caso, alegaron.

El desafío de los acusadores es demostrar que la firma del Memorándum implicó un supuesto encubrimiento a favor de los iraníes acusados de ordenar el atentado a la mutual judía AMIA en 1994. El origen del caso es la denuncia que presentó el fiscal Alberto Nisman, cuatro días antes de aparecer sin vida en su departamento. El tribunal aún no aprobó ninguna de las medidas de prueba complementarias que solicitaron la fiscalía y las defensas. Espera hacerlo durante la primera mitad del próximo año, sostuvieron muy cerca de los jueces.

Esta fase del juicio es una especie de pre-juicio, explican, y es central para el futuro de los imputados.

El 13 de agosto de 2018, la fiscalía a cargo de Marcelo Colombo presentó una larga lista de pruebas complementarias para que el tribunal realice antes del juicio, de acuerdo al documento al que accedió PERFIL. Incluye citar a 46 personas que ya declararon ante Bonadio y que el fiscal quiere volver a interrogar. También incluye a otros 35 testigos que nunca fueron citados en la instrucción del expediente, entre ellos miembros de los grupos de familiares de las víctimas del atentado; los secretarios letrados que trabajaron en la denuncia de Nisman y en la causa AMIA; y hasta el ex espía Jaime Stiuso, entre otros miembros de la ex SIDE.

Fiscalía y defensas también coinciden en que el tribunal debe citar a Rodolfo Canicoba Corral, juez de la investigación de la voladura de 1994; además del entonces secretario general de Interpol, Ronald Noble; y Joël Sollier, consejero jurídico de esa secretaría general cuando se firmó del Memorándum, en 2013.

Según publicó este fin de semana, el mencionado medio, dentro de las medidas anticipadas, los abogados del fallecido ex canciller Timerman habían solicitado al tribunal que cite a 58 testigos, incluyendo a Noble y Sollier. La defensa de Zannini también solicitó las declaraciones anticipadas de los ex miembros de Interpol. De acuerdo a una fuente del tribunal, los jueces harían lugar a estas declaraciones, que estiman tengan lugar en el primer trimestre de 2020.

Para los funcionarios imputados se trata de testimonios clave en torno a uno de los puntos de la denuncia del fiscal Nisman: la supuesta intención del gobierno de dejar caer las órdenes de captura contra los iraníes.

Los pedidos de la fiscalía de juicio también incluyen una larga lista de documentos judiciales, diplomáticos y oficiales que no están en el expediente y que podrían ser prueba. Una de las dos querellas es otro punto de conflicto. "La continuidad de DAIA en la querella está bajo análisis, algunas afiliadas piden una asamblea" para votar qué posición debe tomar la entidad en el caso del Memorándum, informó una autoridad de la entidad judía.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario