POLÍTICA

KICILLOF NEGOCIA CAMBIOS

Otro gobernador en apuros: Perotti también sufre demoras en la Legislatura

Si al gobernador Axel Kicillof se le complicó el panorama en la provincia de Buenos Aires (o al menos, se le retrasó por pedidos de modificaciones), al santafesino Omar Perotti no le fue mejor en su territorio: no solo le demoraron las leyes tributarias sino que tampoco logró la Emergencia.

En Santa Fe, el gobernador Omar Perotti consiguió que Diputados, con mayoría progresista, le apruebe el nuevo Consenso Fiscal que reemplaza al de la era macrista y le permite subir impuestos. Sin embargo, el megaproyecto de emergencia y la reforma tributaria se seguirá discutiendo en los despachos de los senadores y se podría tratar hoy o lunes próximo.

Según publica el diario 'La Capital', "el escenario del oficialismo peronista es nebuloso. Y anoche se hablaba de que el propio jefe de la Casa Gris buscará destrabarlo reuniéndose con los senadores".

perotti emergencia, reunión, el litoral

 

El dilema fue allí los proyectos de Consenso Fiscal y de emergencias social, alimentaria y sanitaria, Económica, financiera y fiscal, en contrataciones y en seguridad. 

Según ese medio, "ninguna de las iniciativas representaba sorpresa alguna ni era inesperado, ya que el propio Perotti las había adelantado en la campaña y, una vez electo, tanto él como sus partidarios y ministros no hablaron de otra cosa: la escasez de fondos y cómo conseguirlos.

El Ejecutivo busca aumentar la recaudación y, por eso, quiere tener antes de fin de año aprobadas herramientas que le permitan hacerse de fondos (subas de impuestos) y una disponibilidad de los mismos más liberalizada que las leyes que los regulan. Para eso son las emergencias que, en los hechos, permiten disponer de recursos para compras y contrataciones casi a sola firma y sin avisar al poder controlante (la Legislatura), aunque igual prevea una comisión bicameral de seguimiento.

No obstante, el lunes pasado los diputados de la oposición se quedaron esperando al ministro de Economía, Walter Agosto, supuestamente prometida por la Casa Gris. Ese mismo día, poco antes de las 21, recién ingresaron los proyectos en cuestión.

Para entonces, el oficialismo (en casi todas las gamas de peronismos y socios satelitales) recordó hasta el cansancio el déficit y la deuda flotante que les dejó el socialismo durante la gestión de Miguel Lifschitz. "Necesitamos un gobierno con mayores facultades para accionar sobre la emergencia de salud, social y de seguridad que padece Santa Fe", se justificó Leandro Busatto".

Pero la oposición, compuesta por socialistas, radicales y otros, denunció que el megaproyecto que el gobernador pide tratar con urgencia es "un caballo de Troya que esconde superpoderes" para el mandatario.

"Ningún gobernador de la democracia tuvo, hasta la fecha, ese tipo de competencias. Estamos dispuestos a sentarnos a negociar normas racionales para que Perotti pueda llevar adelante su plan de gestión, pero no vamos a permitir que se anulen los controles legislativos y permitir cualquier capricho", se quejó el diputado socialista Joaquín Blanco.

En tanto, afirma que "algunos especularon con que la oposición de socialistas, radicales y demás balconearían hoy la interna entre el Ejecutivo y los senadores del PJ (sobre todo los díscolos) y después se vería. "Diputados cumplió hasta ahora. Le toca al peronismo la próxima movida", desafiaron.

Diputados discutió anoche la aprobación de la adhesión al Consenso Fiscal firmado con el gobierno de Alberto Fernández (suspende por un año el consenso de 2017) y hoy hará lo propio el Senado. A su vez, el lunes Diputados deberá pronunciarse (la mayoría opositora dijo que no acompañará las emergencias, aunque si aprobaría las reformas impositivas) sobre las leyes que ayer debatían los senadores.

Es que si bien en Diputados, el Frente Progresista cuenta con 28 de las 50 bancas y el PJ tiene un bloque de apenas siete legisladores, en el Senado la pelea con el sanlorencino Armando "Pipi" Traferri, le dificulta a Perotti avanzar en leyes claves, como en este caso, donde los peronistas rebeldes de la cámara alta santafesina habían preparado un memo de 26 páginas con modificaciones a los proyectos originales.

Sin embargo, Perotti no da el brazo a torcer y en la Legislatura creen que Marcelo Saín, ministro de Seguridad, es quien lleva adelante la embestida para disciplinar a la tropa. Una de las cartas que jugó Saín fue la de intervenir la Unidad Regional de San Lorenzo, el territorio que gobierna Traferri.

Un papel similar tuvo el ministro de Seguridad cuando fue secretario de la misma cartera en provincia de Buenos Aires contra los intendentes a quienes acusó de ser cómplices de las bandas narco. Una jugada que sin embargo le volvió como un boomerang y lo obligó, tiempo después a renunciar al cargo.

Puntos clave

Los puntos clave de la reforma tributaria consisten en un fuerte aumento en la alícuota de Ingresos Brutos para las 18 empresas cerealeras ubicadas en Santa Fe que subiría del 0,25% al 2% mientras que los bancos pasarían a pagar un el 7 por ciento. Además, implica un incremento del Inmobiliario de entre el 10 y el 40% y subas de la Patente Automotor e impuesto sobre Sellos.

La reforma impone un aumento en la alícuota de Ingresos Brutos para las 18 empresas cerealeras ubicadas en Santa Fe que subiría del 0,25% al 2% mientras que los bancos pasarían a pagar un el 7 por ciento. Además, sube el inmobiliario hasta un 40%, así como y patentes y sellos.

Aunque la sesión en la Cámara de Diputados provincial terminó en un clima cordial, la mañana había comenzado con acusaciones cruzadas entre peronistas y socialistas ante la presencia de ministros que fueron a explicar el paquete impositivo, segun el sitio 'La Política Online'. El Frente Progresista decidió no participar de la reunión informativa encabezada por el ministro de Hacienda Walter Agosto y su par de Gobierno, Esteban Borgonovo.

En paralelo, citaron a una conferencia de prensa donde cuestionaron la iniciativa. "En Santa Fe no queremos superpoderes", afirmó el diputado socialista Joaquín Blanco, mientras que su compañero de bancada y ex ministro Maximiliano Pullaro cuestionaba el proyecto de emergencia en Seguridad.

Mientras que desde el peronismo chicaneaban al socialismo: "No gravaron a los grandes durante su gobierno. Parece que no quieren cobrarle a los que más tienen".

Pero más allá de la retórica, el socialismo adelantó que "el compromiso del Frente Progresista es estudiar seriamente estos temas, pero sin pretender un tratamiento express". El radical Oliver deslizó que la UCR también podría acompañar el paquete.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario