POLÍTICA

SENADO

La oposición bloqueó el tratamiento de la Ley de Alquileres y el kirchnerismo 'estalló'

El proyecto tiene media sanción de la Cámara de Diputados, pero como se dictaminó en comisiones esta semana requería los dos tercios de los votos, lo cual no fue obtenido ya que el interbloque Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal no acompañaron. La primera oradora fue la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, que fustigó duramente a la oposición por esta decisión. "Pandemia mundial, no sé si se dieron cuenta los senadores de la oposición, que estamos acá tratando de hacerle más fácil la vida a los argentinos", lanzó, y habló de "maniobras espurias". Desde JxC argumentaron su negativa en que sólo se iban a tratar temas vinculados a la pandemia pero en el temario se incluyeron dos DNU de Macri.

Este jueves (04/06), en una nueva sesión por videoconferencia, el interbloque Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal bloquearon en el Senado el tratamiento sobre tablas de dos proyectos que se encaminaban a convertirse en ley. Se trata de las iniciativas relacionadas a la regularización de los contratos de alquiler y otra para dar un marco legal a la educación a distancia, los cuales tienen media sanción de la Cámara de Diputados. Pero como se dictaminaron en comisiones esta semana, requerían los dos tercios de los votos, lo cual no fue obtenido.

Con 42 votos a favor y 29 en contra, la oposición logró no habilitar el debate de los proyectos. Los únicos opositores que acompañaron al Frente de Todos fueron la misionera Magdalena Solari Quintana y el rionegrino Alberto Weretilneck.

Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal adoptaron esa postura en contra de la decisión del oficialismo de tratar en conjunto una docena de decretos, entre los cuales está el de los “superpoderes” al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y también dos firmados por el expresidente Mauricio Macri, vinculados a las escuchas judiciales. Argumentaron su negativa en que sólo se iban a tratar temas vinculados  a la pandemia.

El primer punto del temario fue la iniciativa modifica el artículo 109 de la Ley de Educación Nacional, con el fin de darle un marco a la “excepcionalidad a distancia” transitoria para todos los niveles de educación, en el marco del aislamiento por la pandemia de coronavirus.

El proyecto, que cuenta con media sanción de Diputados, plantea que esta modalidad se usará cuando la escolaridad presencial sea inviable, en caso de epidemias, pandemias, catástrofes o razones de fuerza mayor que impidan la concurrencia a los establecimientos educativos.

Además, dispone que tendrán que adoptarse disposiciones para la reorganización pedagógica e institucional del régimen académico y de la capacitación docente. Asimismo, deberá atenderse la provisión de recursos tecnológicos y conectividad que promuevan la igualdad educativa con condiciones de calidad y la adopción de condiciones de salud y seguridad en el trabajo.

Por otra parte, se iba a tratar el proyecto -con media sanción de la Cámara baja- que modifica el Código Civil y Comercial de la Nación con el fin de regular los contratos de alquiler. Como puntos centrales, la iniciativa extiende la duración del plazo del alquiler de dos a tres años y establece un mecanismo de actualización anual de los montos, en base a una combinación entre el índice de inflación y el de salarios (RIPTE).

También indica que la inscripción de los contratos deberá realizarse a través de la AFIP; amplía el menú de garantías que el inquilino podrá presentar al empleador (garantía propietaria, seguro de caución, aval bancario, recibo de sueldo o certificación de ingresos); y establece que las expensas extraordinarias quedarán a cargo del propietario y que los gastos por intermediación de un corredor inmobiliario también dejarán de estar a cargo del locatario.

Por el rechazo de la oposición, ambas iniciativas no serán tratadas.

Luego de esos temas, los senadores se abocan a la discusión de 12 DNU, con la particularidad de que habrá dos correspondientes a los años 2015 y 2017, suscriptos por el expresidente Mauricio Macri.

Los decretos del temario, que llevan la firma de Alberto Fernández, son el 408/20 y el 459/20 que prorrogan el aislamiento social, preventivo y obligatorio; el 409/20, referido al cierre de fronteras; el 426/20 que impide la posibilidad de suspender el servicio prepago de telefonía móvil o internet por falta de abono; y el 457/20, criticado por la oposición ya que además de modificar el Presupuesto fue a través del cual se suspendió el límite establecido en la Ley de Administración Financiera para que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, pueda reasignar partidas libremente, en el marco de la pandemia.

También figuran los decretos 391 y 404/20 sobre reestructuración de títulos públicos emitidos bajo legislación extranjera; el 52/19 que dispone la intervención de la AFI; el 487/20 que prohíbe los despidos; y el 488/20, que establece un valor fijo para la comercialización del petróleo crudo para refinerías locales hasta el 31 de diciembre próximo.

Los dos correspondientes a la gestión macrista son los que despertarán seguramente un encendido debate que ya se anticipó en ocasión de la discusión en comisión. Se trata del decreto 256/15, que transfirió el Departamento de Interceptación y Captación de las Comunicaciones de la órbita de la Procuración General -entonces encabezada por Alejandra Gils Carbó- a la Corte Suprema de Justicia, como así también el 102/17, que puso a cargo del Poder Judicial la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado, en cabeza de los camaristas Martín Irurzun y Javier Leal de Ibarra.

La primera oradora fue la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, que fustigó a la oposición por esta decisión.

"Es escandaloso, triste, no sé cómo llamarlo, acabamos de tener una votación en la que la oposición se niega a tratar un tema con amplia mayoría de la Cámara de Diputados y con un temario que ya veníamos hablando, resulta muy caro a la democracia y a las formas que tenemos en el Senado, hace menos de un mes veíamos cómo senadores y diputados pedían que el Senados sesione...", comenzó.

"Hoy muchos argentinos estaban esperando que se sancione la Ley de Alquileres, pero la oposición dio muestras de lo que viene haciendo hace tiempo (...) lamento mucho haber visto que el Senado no quiera tratar leyes que tienen que ver con educación y alquileres. Me averguenza tener colegas que por el solo hecho de oponerse le niegan derechos a los argentinos y argentinas", agregó.

Y lanzó: "Pandemia mundial, no sé si se dieron cuenta los senadores de la oposición, que estamos acá tratando de hacerle más fácil la vida a los argentinos".

Además, habló de "maniobras espurias a las que nos tiene acostumbrados la oposición".

"Se utilizó un dispositivo legal, que debería estar destinado a cuidar a los argentinos, a un sistema de espionaje organizado a opositores, empresarios y a los propios miembros del gobierno que acompañaron a Macri", advirtió luego Fernández Sagasti.

"Les pido a los senadores de la oposición que tengan la valentía de remendar el daño que le han hecho a las instituciones", agregó.

"Estos DNU deben ser derogados con suma urgencia porque los escándalos de espionaje paralelo que están saliendo a la luz significan que el Congreso debió haber tomado cartas en el asunto cuando el expresidente Macri violó la Constitución firmándolos", finalizó.

“Sin quitarle importancia a los temas, estamos diciendo que no estaban en acuerdo y no se puede encajar acá la ley de alquileres, la ley de educación a distancia y varios DNU que no tienen nada que ver con la pandemia ”, afirmó, a su turno, el senador salteño, jefe del Interbloque Federal, Juan Carlos Romero.

"Me parece muy bien que el Presidente haya iniciado un dialogo con el sector económico y productivo para dar señales para el futuro", sostuvo. Pero agregó: "no queremos tratar leyes que no correspondan a lo acordado porque queremos un debate en el Congreso, el debate a distancia no es para tratar temas delicados”.

Luego de votar en contra del tratamiento sobre tablas de los proyectos Romero advirtió que “uno de los objetivos de un sector del oficialismo es ir armando un entramado que termine con un gran velo de impunidad, por eso no queremos tratar leyes que no correspondan”.

El salteño consideró que existe “una tentación” por parte del bloque Frente de Todos de “incorporar temas que no corresponden a la pandemia, violar el acuerdo”. “El decreto de la Presidencia del Senado era muy claro: prevé sesiones remotas para aquellas leyes vinculadas con la emergencia sanitaria”, señaló.

“No debemos enojarnos si no queremos tratar temas hoy que no estén vinculados a la pandemia, porque hay un acuerdo y debemos respetarlo”, insistió y continuó: “Veo en muchas medidas una voluntad revanchista del oficialismo. No hay voluntad de acordar temas, de escuchar al que piensa distinto”.

Romero cargó contra el oficialismo al expresar que “quienes están hoy en el Gobierno han generado desde hace años una grieta en Argentina, y esa grieta dividió al país”. “Yo no quisiera que para sectores de este Gobierno siga habiendo enemigos perfectos”, lanzó y mencionó al “campo, los medios, los periodistas, los jueces”.

"El DP 820 no derogó, ni modificó el reglamento que es la norma madre con la cual debe funcionar este Senado, no es una norma menor", afirmó, por su parte, el senador chubutense Juan Mario Pais.

Y agregó que "el reglamento de la Bicameral de Trámite Parlamentario no contempla la duración de los dictámenes, y como hay un vacío reglamentario, tenemos que dirigirnos al reglamento de cada cámara".

Por su parte, el senador de JxC, Luis Naidenoff, aseguró que "en el ámbito parlamentario la agenda común acordada y compartida tenía que ver con la pandemia de Covid19 y sus consecuencias".

"Pero así como la pandemia nos unía, el oficialismo avanzó con una hoja de ruta que nada tenía que ver con los intereses de la sociedad", agregó.

"Nunca en la Bicameral de Trámite Legislativo se discutieron DNU que fueron dictaminados. El DNU que pasa la interceptación y captación de comunicaciones al ámbito de la Corte Suprema tuvo ya dictamen el 16 de febrero de 2016", continuó.

Y añadió que "no puede el propio Ministerio Público Fiscal tener bajo su poder semejante herramienta judicial, en definitiva es la Corte Suprema el mejor órgano para ello".

"El espionaje es un problema institucional que trasciende a todos los gobiernos: es una deuda de la década de los 90s a la fecha", prosiguió Naidenoff.

"Ojo con la cuarentena y la pandemia: así como todos acompañamos las medidas de aislamiento guarda que estemos al límite del levantamiento del Estado de derecho y guarda con la impronta autoritaria", subrayó.

Y destacó que "se rompió el acuerdo de tratar temas de la pandemia y sus derivados".

Tras hablar, Naidenoff se desconectó -retirándose virtualmente de la sesión- lo que molestó a los senadores kirchneristas.

"Hay 42 senadores presentes en este momento y se retiraron de la sesión 29 senadores", aclaró el prosecretario Tunessi.

"Esta es la actitud de irresponsabilidad: son minoría absoluta por decisión del pueblo argentino y si no hacemos lo que ellos quieren se levantan y se retiran", lanzó el senador José Mayans.

"Nueve millones de argentinos están preocupados por los alquileres y por la #LeyDeAlquileres y por capricho estos señores deciden no darnos los dos tercios. Buenos, somos respetuosos del reglamento, pero vamos a seguir con la sesión como corresponde", concluyó.

Por su parte, el senador nacional por Córdoba, Carlos Caserio, defendió sobre el "DNU 457/20 que modifica el presupuesto nacional para ejercicio 2020, transfiriendo fondos a la JGM para su reasignación a políticas públicas que resulten estratégicas para abordar la emergencia del Covid19”.

“El DNU 457 es muy importante para nuestra patria pero la opinión le puso el título de superpoderes para embarrar la cancha y hacerle creer a la gente que hacemos lo que queremos con los recursos y no es para nada así”, agregó.

“Nuestro gobierno está pidiendo facultades para compensar gastos que permitan aumentar los recursos destinados a enfrentar la pandemia”, expresó. Y concluyó: "esta delegación de facultades tiene un solo objetivo, ayudar a la gente a superar este momento”.

"El default viene de hace mucho tiempo atrás. Creo que el gobierno anterior ha tenido errores enormes con respecto a la deuda pública. Nunca un gobierno dilapidó el crédito internacional en tan poco tiempo", afirmó, a su  turno, el senador nacional por Mendoza, Maurice Closs.

"Con esta legislación que hoy venimos a aprobar estamos dando los pasos para llegar a una solución. Una solución difícil, básicamente en lo que se refiere a todo el endeudamiento bajo legislación extranjera", agregó.

"Esta legislación que nos piden, tanto para la renegociación de la deuda, como para la reasignación de las partidas y las ampliaciones son absolutamente necesarias, y lejos están de ser superpoderes", concluyó.

Por su parte, el jujeño Guillermo Snopek, afirmó que "en esta sesión queda al desnudo el diseño de la matriz de la persecución política. Vulneraron la privacidad de actores políticos, sociales y de la comunicación para consumar un armado de causas judiciales, un sistema perverso".

"El ex presidente Macri restableció por DNU el viejo sistema de inteligencia del Estado: un retroceso en la institucionalidad, volvió al secretismo y al oscurantismo con recursos presupuestarios manejados a discreció n", destacó.

Luego habló Martín Doñate, quien defendió el DNU 488/20: "el libre mercado no puede dar respuestas y allí va el rol ordenador del Estado a dar, de la mano del decreto 488, una respuesta que demandaban los gobernadores, que con mucha responsabilidad venían planteando alternativas".

"El decreto 488/20 goza de plena legalidad. Resulta de aplicación durante un período limitado y con parámetros específicos, con lo cual, la constitucionalidad de la norma no tiene ningún tipo de duda", agregó.

"Evidentemente en la Argentina se impone una salida solidaria frente a esta crisis, pero lo cierto es que tendremos que enfrentar el desafío que viene. Un país con todo el mercado posible, pero también con todo el Estado necesario", concluyó.

"Tenemos la responsabilidad de seguir trabajando, quiero adelantar mi apoyo para aprobar estos DNU que son necesarios para sostener esta emergencia ante la pandemia de Covid19", explicó el senador kirchnerista Antonio Rodas, quien brindó un de los discursos más duros contra el macrismo.

"Los peronistas no construimos sobre el odio y la revancha, pensando que si al otro le va a mal a mí me va a ir bien, eso nunca funcionó", reflexionó.

“Venía a participar de un debate que no se va a llevar a cabo porque la oposición ha decidido no participar. El país necesita que todas las instituciones de la democracia estén funcionando”, señaló luego el senador Edgardo Kueider.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario