Leído

BORRÓN Y CUENTA NUEVA

Bienvenida Cristina a la Argentina

Mar, 27/10/2020 - 12:54pm
Enviado en:

Una vez más, CFK hizo un movimiento audaz. Podría resultar tan importante como el de 2019. En cualquier caso, no pasa desapercibido ni anónimo. Abundan las lecturas sobre el significado último de su texto enviado a la opinión pública. Todos somos exégetas de CFK. Para ella, misión cumplida porque el mensaje de verdad ya lo llevaron, en privado, los mensajeros habilitados. El resto somos nosotros, los que debemos enterarnos pero no los referentes. Hay cabildeos diversos. Mucha ebullición. 'El Bigote' armó esto:

CfK
cfk.jpg
Es tarde para los pactos de la Moncloa. Creo que es tarde para todo pero citemos Almafuerte: …”Todos los incurables tienen cura, cinco segundos antes de la muerte”.
Contenido

ROSARIO. La Compañera Cristina, aquella muchacha del arrabal platense ha llegado a nuestro país, que es el suyo. Bienvenida.

Un país que es “Bilingüe”, donde pensamos en pesos para el sueldo y en dólares para sobrevivir es importante que Cristina reconozca que el dólar es un problema. Cristina no llegó para hacer bromas, lo dice en serio. No cuenta cuándo fue que lo advirtió. No importa, lo explicitó. Ahora sabemos que lo sabe.

Ya se conocía su plan rataplán de infanto juveniles de la conjura, con el sistema Bachelet en la cabeza pensaban, le prestamos el país a la derecha, ajustan y volvemos.

El Mauri, un míster  Magoo de cabotaje, que de lo único que habla con los ojos brillantes de felicidad es de Boca Juniors, no ajustó sino que despilfarró, gastó, aumentó el despiole ambiente en economía (Che, había 7 áreas para un problema: la guita) y, por lo que todos sabemos, no aportó ideas políticas ya que sigue siendo elemental: quien no tiene ideas no transmite ideas filosófico/político/ económicas.

El idioma de la palabra como traductora del pensamiento no es lo mejor para un líder monosilábico. Total, el Mauri no fue la Bachelet. Permitan una broma macabra. El General Bachelet no fue Franco Macri. Eso define.

El abrazo del oso 

Hace poco escribimos que Juan Perón y José Hernández sostienen que tenemos un lío tremendo que deben solucionarlo todos. Cristina sortea, esquiva (no puede aceptar) que ella fue parte importante del problema y pide que todos hablemos. Mínimo detalle. ¿Nos hacemos o no nos hacemos cargo de nuestra cuota parte en el despelote? Si o no. Táchese lo que no corresponde.

Vamos mas adentro en la llaga: llega por el voto popular y, la encuesta que sea del modo que se quiera, dará que hay un 30% del país que dice Cristina te queremos, menos mal que volviste.

Perón decía que en una negociación quien consigue el 50% de lo que proponía debía considerarse ganador y pagar el asado. Hablaba de asado porque - es obvio– si vas al consenso el asunto es amigo/amigo y podés compartir un asado.

¿De qué 50% podríamos imaginar que se desprendería Cristina y los suyos? ¿Serían felices los que están bajo sus faldas y ella y sus faldas acampanadas resignando el 50% de algo…? ¿De qué cosas?

El abrazo del oso debería comprender definiciones sobre el Rol de Estado y Conflicto con la Propiedad Privada. Vamos de nuevo. El eje de esta nueva asonada de los arrabales de un peronismo en extinción y un Siglo XXI en crecimiento inusitado, sospechado pero no mensurado, esta confrontación con lo instituido desde los dos siglos anteriores, tiene un eje: qué es y para qué sirve el Estado. Qué límite tiene el concepto de Propiedad Privada, empresa privada.

Toma de tierra, Vicentin, DNU sobre servicio público a medios audiovisuales,  mapuches, impuesto a la riqueza. Todos los problemas de confrontación del gobierno giran en torno de la propiedad privada, el uso privado de la palabra está incluído.

Cuando llama a Clarin a la conciliación obligatoria para salvar al país está ofertando eso. Yo digo que hice unas macanitas y ustedes confiesan que no me quieren e intentaron hundirme. Entre todos escondemos lo que está pasando, ¿puede ser… eh…? Un oso no haría un abrazo mas perfecto.

El flautista de Hamelin

¿Qué espera?, Cristina, agregado al blanqueo final, al hecho, a definirse como lo que siempre fue, el eje de este gobierno. Recalco: el eje de este gobierno democráticamente elegido, recontra recalco: democráticamente elegido.

Esto quiere: okey madame, estamos a punto de caramelo para que nos coman los de afuera, si nos plantásemos en el “Adentro y Afuera”, en el “Nosotros y Ustedes”. Si desconocemos el mundo y creemos en nuestro ombligo. Somos un poco así si nos miramos de costado, con un espejo panóptico somos así, redondamente.

La Crisis es la crisis y estamos en el fondo del mar yendo a las mas bajas cuevas del océano profundo. No se puede no estar de acuerdo.

Ahora bien, ¿cómo se arma un pacto/ consenso con todos sectores políticos,  políticos,  económicos, mediáticos y sociales si los guapos del Siglo XXI ya se mueven con una agenda unilateral de reforma judicial, toma de tierras, declaración de servicio público a los medios audiovisuales y provocaciones diversas a un solo fin y con diversos mecanismos de ataque a la propiedad privada y la empresa privada, dividiendo las formas pero sosteniendo el fondo…?

El Estado debe estar… ¿No serán sus propuestas como aquellas del flautista del cuento…? El uso de la palabra no confiere inmunidad ni certeza.

Salvenmé los que puedan 

Creo que las declaraciones se corresponden con la comprensión que el gobierno nacional está barranca abajo y que también se la lleva puesta, conceptualmente, claro está.

Ya no hay quien escape a lo que era visible: es un binomio presidencial y la vicepresidenta no puede decir “yo no fui”. Es un binomio. Ella es parte de todo cuanto nos sucede, en este caso no por la herencia, si por la acción desde el 11 de diciembre del 2019.

Creo que si quieren (quien quiera, alguno habrá) que todo lo proclamado sea serio hay que concentrar la decisión en el presidente, encolumnar todo el FxT atrás del Presidente y tener un Plan explícito y convocar a todos a construir un programa fruto de un gran consenso nacional. Adhiero al escepticismo, soy periodista.

Es tarde para los pactos de la Moncloa. Creo que es tarde para todo pero citemos Almafuerte: …”Todos los incurables tienen cura, cinco segundos antes de la muerte”. Es un poema y, además, no es muy esperanzador. Cristina debería conocerlo a Almafuerte. Debería. Es de su barrio.

Pedro Bonifacio Palacios (La Matanza, Argentina, 13 de mayo de 1854 - La Plata, Argentina, 28 de febrero de 1917), conocido también por el seudónimo de Almafuerte, fue un maestro y poeta argentino, considerado como uno de los «cinco sabios» de la ciudad de La Plata, junto a Florentino Ameghino, Juan Vucetich, Alejandro Korn y Carlos Spegazzini. Cristina debería recitarlo. 

De principio a fin. A uno de los 5 personajes platenses seguro que lo ubica, por haberlo padecido: Juan Vucetich. Hum… acaso allí se encuentre el verdadero origen de este "borrón y cuenta nueva" que oferta la compañera del arrabal platense.