ACTUALIDAD Javier Milei > Macri > Federico Pinedo

NO REPETIR LA HISTORIA

Javier Milei procurará no caer en el error de Macri en 2015

Se espera que el mensaje que dará Javier Milei el día de su asunción al mando sea muy diferente al inicial ofrecido por Mauricio Macri

Mucho se espera del contenido del mensaje que el presidente entrante, Javier MIlei, dará el día 10 de diciembre próximo. Numerosas son las especulaciones al respecto. En este punto recordaremos los errores cometidos y omisiones, lamentadas luego, por el ex presidente, Mauricio Macri en situación homóloga, para prever qué no se privará de decir el presidente entrante. El dirigente libertario utilizará una estrategia diametralmente opuesta a la que echó mano Mauricio Macri cuando asumió en el 2015. “Aquella vez no quisimos contar el desastre que nos dejaban, porque si no, nadie nos iba a prestar plata”, dijo alguna vez Macri. Tiempo después admitió que se había equivocado. “No voy a dejar de señalar ninguna de las bombas que nos están dejando. No solo gobernaron mal, sino que se encargan de ensuciar el camino. Parece que no les alcanza con haber destruido al país con su gestión, sino que tratan de complicar también al resto”.

javier milei.jpg
Javier Milei

Javier Milei

Por eso, en las numerosas reuniones que mantuvo con Milei, lo primero que le aconsejó el expresidente fue que denuncie “con lujo de detalles el desastre que te dejan”. Y Milei parece que le hará caso. Al menos eso surge de algunos borradores que comenzaron a circular entre unos pocos miembros de su círculo íntimo que, con el paso de los días, se va agrandando a medida que se acerca el día de la asunción.

Sumado al hecho de que Milei habla casi a diario con los medios, hay ruido por filtraciones que parten de gente que está en el anillo de poder del futuro mandatario, pero a la que le gustaría, incluso, escalar un poco más arriba. El poder tiene una capacidad de seducción que a veces es imposible de contener.

Por eso, Milei acaba de nombrar como vocero a Manuel Adorni, un acérrimo defensor de la ideología liberal y crítico furioso del kirchnerismo, pero también un hombre con una sólida formación académica. Adorni deberá ordenar la comunicación a veces anárquica del libertario, en función de dotar de homogeneidad al mensaje con el que el nuevo Gobierno tratará de explicarle a la gente que lo que viene, lejos estará de ser un lecho de rosas.

“Será un campo lleno de espinas. A tal punto que esperamos que la economía se estanque, con una inflación que en noviembre habría saltado al 15% y que en diciembre puede cerrar en 20%”, explican economistas que ya trabajan a las órdenes de Luis Caputo, el ahora ministro de Economía designado que vuelve, en parte, por la revancha, porque considera que tiene algo para ofrecer a la Argentina para sanear ese escándalo provocado por una deuda cuasifiscal de 23 billones de pesos en el Banco Central. Las ahora popularizadas Leliqs.

En el discurso que se está preparando para el 10 de diciembre, Milei denunciará que el daño causado por las políticas kirchneristas ha sido enorme y advertirá que muchos dirigentes de ese espacio -de paladar negro- “quieren seguir causándolo”.

“Por lo menos les pido que dejen de hacer daño”, insistirá Milei. Uno de los principales ejes de su discurso será enfatizar que “si no hacemos un ajuste y ponemos en caja a la economía, la explosión será enorme”, y dejará claro que “no hay alternativa si se quiere empezar a revertir doce años de estancamiento”.

De regreso de USA

Milei regresó exultante de su breve paso por Estados Unidos. “La reunión con Jake Sullivan fue superlativa”, exageró. Se refería al encuentro de una hora mantenido con el consejero de Seguridad Nacional de Joe Biden.

Dicen que en esa reunión Sullivan ofreció apoyo financiero y dijo que hay empresarios norteamericanos interesados en desembarcar en la Argentina en los próximos meses. Milei no esperaba tanto. Se sorprendió. Pero el remate de Sullivan lo dejó mudo: “Su éxito es nuestro éxito”, le dijo el influyente estratega americano.

milei sullivan.jpeg

En círculos de Washington, sostienen que Joe Biden quedó complacido al advertir que Milei dejaba de lado su diatriba proTrump. Y destacan que Milei ganó “diciendo la verdad”, lo que le puede abrir un margen de maniobra mayor a futuro.

El presidente electo lo describe así ante sus colaboradores: “La solución que estamos proponiendo es dura, pero si se nos dispara la inflación y nos vamos a un 95% de pobres, sería como abrir una caja de Pandora”, asegura. En su discurso ante la Asamblea Legislativa, Milei también dirá que su gobierno recibirá “la peor herencia de la democracia”. “La hiperinflación de Alfonsín es un porotito al lado de esto que recibimos”, asegura.

Entre los muchos problemas que detallará, Milei hablará de las “tarifas desfasadas y los controles cambiarios cada vez mayores y pondrá el dedo en la llega al asegurar que el sector público es inviable y nos conduce de manera permanente al default”.

Milei ya tiene cerrado un paquete central de medidas para cortar el déficit, iniciar las reformas estructurales y parar la emisión del Banco Central. “Si no se desarman las Leliqs, hay riesgo de una hiperinflación superior al 10.000 por ciento”, asegura. Y explica que “imprimir billetes termina en desastre, porque sería como que sigamos haciendo trampa”.

En cuanto al paquete de medidas que se presentará, Milei hará mucho énfasis en que “el cepo entorpece toda la operatoria” y, con humor, dirá que “lo que voy a presentar es un convoy, no una ley ómnibus, por la cantidad de temas centrales que hacen falta para estabilizar la economía”, ironiza.

Documento vivo

Javier Milei planea enviar al Congreso, en sesiones extraordinarias, un proyecto de “ley ómnibus” desmedidamente ambicioso para inaugurar su gobierno. El líder libertario está elaborando un paquete que implicaría, no solo la tradicional “ley de ministerios” que fija el organigrama de cada nueva gestión, sino también una serie de reformas de impacto. Entre ellas, la desregulación de leyes económicas, la simplificación del sistema impositivo, modificaciones laborales y la privatización de empresas estatales.

“Es un documento vivo, en el que entran y salen cosas constantemente. Pero sin dudas lo que se propone no solo es cambiar el organigrama, es un nuevo contrato social”, magnificó un colaborador estrecho de Milei.

El gran interrogante es cómo pretende Milei tener éxito en su aventura legislativa si solo cuenta con 38 diputados y siete senadores y no quiso plantear un acuerdo político con otro sector mediante la cesión de las presidencias de las Cámaras. Es una jugada riesgosa, que puede encontrar fuertes resistencias en el Congreso y agitar la conflictividad social.

Cerca de un diputado que estuvo muy en contacto con el búnker libertario lo ilustraron así: “Es como hacer un puente a la luna y cruzarlo caminando antes de marzo”.

La reforma

En el entorno del libertario se aferran a la lectura del “mandato social” que dejó el balotaje y argumentan: “A Javier lo votaron para que haga esto”. En la cúpula libertaria aseguran que todas las reformas se integrarán en un solo texto que será enviado “el día uno”. Pero otros en el espacio comenzaron a advertir puertas adentro que Milei debería pulir la estrategia legislativa y dosificar las reformas en el tiempo.

La reforma básica que figura en el paquete plantea la reorganización de la administración pública. Es probable que buena parte de este rediseño se termine fijando por decreto. “Es un achicamiento fuerte de la estructura estatal”, dijo una figura importante del equipo del presidente electo.

Milei no solo quiere reducir los 18 ministerios actuales a ocho carteras (no se descarta que terminen siendo nueve) sino que dentro de cada una pretende suprimir direcciones y organismos.

“Hay que achicar el organigrama cuidando las misiones y funciones”, dijo un futuro funcionario. En Justicia, por caso, volverían a esa órbita la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA), pero serían eliminados organismos como el INADI y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

Modelo Uocra

Respecto a los ministerios, pese a la idea de comprimir la estructura, todavía hay dudas sobre la cantidad. Esta semana se empezó a barajar la posibilidad de quitar a la secretaría de Salud de la órbita del ministerio de Capital Humano (que estará a cargo de Sandra Pettovello) y sumarlo como un ministerio aparte. Los libertarios alegan que se trata de un área “sensible” y una caja importante, que incluye estructuras de peso como el PAMI y donde confluyen muchos intereses, desde los laboratorios hasta los sindicatos. Todavía no hay nada confirmado.

El capítulo laboral del proyecto de ley incluiría el “modelo Uocra”, con un fondo de desempleo que reemplace las indemnizaciones. Sin embargo, a diferencia de lo que Milei dijo en la campaña, no sería compulsivo sino optativo, solo para las industrias donde resulte aplicable.

Otros planteos apuntan a disminuir la litigiosidad durante y al terminar la relación laboral y a bajar los conflictos colectivos, bajo el argumento de “mejorar la competitividad de las empresas”. Son todas formulaciones que podrían generar fuerte resistencia de las centrales sindicales. Además, se planifica reducir el sistema de multas a los empleadores que está planteado en la Ley de Empleo 24.013.

La parte económica del proyecto, contemplaría una fuerte desregulación en distintos sectores, como el minero y el petrolero, además de un capítulo de infraestructura para “generar seguridad jurídica para grandes inversiones”.

“Hay 2000 leyes que ordenan la actividad económica y muchas que deben ser eliminadas para promover la inversión”, dijo un importante colaborador libertario. La futura canciller, Diana Mondino, dijo esta semana en declaraciones a CNN Radio: “No sé cuántas (leyes) se van a derogar. Pero son muchas, muchas, muchas”.

Simplificación impositiva

Una capítulo que se prevé muy sensible es el vinculado a las sociedades del Estado. Milei evalúa plantear de movida las bases para que las empresas públicas sean convertidas en sociedades anónimas. Los libertarios aseguran que cada caso es distinto, pero reconocen que para algunas sociedades piensan directamente en una privatización, mientras que para otros se podría trasladar la propiedad accionaria a los empleados. Este modelo, dijo el líder libertario, aplicaría a Aerolíneas Argentinas.

Respecto a lo tributario, los libertarios hablan de una “simplificación impositiva”. Ese capítulo fue trabajado con la colaboración del abogado tributarista Liban Kusa, que fue tentado por Milei para hacerse cargo de la AFIP. Ese casillero sensible del organigrama por ahora sigue vacante.

Una novedad sería que el proyecto de Milei incluya un capítulo institucional. Cerca del líder libertario aseguran que es el momento para introducir la discusión sobre el sistema electoral y proponer la eliminación de las PASO (una iniciativa que fue reclamada por algunos gobernadores en los últimos años), además de modificaciones en el financiamiento partidario.

Este sábado, el senador electo Francisco Paoltroni, que será designado para ocupar la presidencia provisional del Senado, planteó: “Hay que implementar las reformas lo más pronto posible para que en seis meses empecemos a tener superávit para bajar la inflación, tener crédito e inversión y se empiece a generar trabajo”.

Milei entiende que el máximo capital político es el que tiene acumulado ahora, con el resultado del balotaje fresco, y que tiene que invertirlo rápido, al principio de su mandato.

------------------------

Más contenido de Urgente24

Milei empuja a Macri al fade out

FACA rechaza la designación de Barra por "antecedentes vinculados al nazismo"

Espionaje: Piden indagatoria de 'Conu' Rodríguez y 3 agentes de la AFI

Para tener en cuenta: Martín Menem

Dejá tu comentario