ACTUALIDAD Javier Milei > Donald Trump > FMI

EYACULACIÓN PRECOZ DIPLOMÁTICA

Javier Milei eligió a Donald Trump (adiós Joe Biden)

Javier Milei abrazó y celebró a Donald Trump durante su presentación en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC). ¿No es demasiado apresurado?

Javier Milei no ha conseguido del FMI lo que esperaba le acercara la Administración Joe Biden. Esto lo desinhibió de participar en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), una cumbre conservadora en Washington DC que organizó Donald Trump.

Ahora, en su vínculo con USA, Javier Milei deberá esperar todo 2024, que Trump gane y asuma.

Hay 2 problemas en todo esto:

  • Donald Trump no es bien visto en el FMI (por ejemplo, cometió el desatino de exigir el gran préstamo a la Argentina para financiar el rescate de los inversionistas estadounidenses atrapados en la ruptura del 'carry trade' de Mauricio Macri); y
  • la mayoría de los países que integran la OTAN no opinan bien de Trump (ni del trumpismo), pero votan en la Junta de Directores del FMI.
Embed

El discurso

“La casta corrupta se compone de políticos ladrones, que ponen sus privilegios por encima del bienestar de los argentinos. Por empresarios prebendarios, que hacen negocios con los políticos corruptos. Por medios de comunicación corruptos, que están muy enojados con nosotros porque les eliminamos la pauta oficial”, dijo Milei en su discurso.

“También por sindicalistas que se ocupan de sus negocios en contra de la gente. Y profesionales que viven de la religión del Estado. Por lo tanto, tomarán conciencia de la gran pelea que estamos dando, pero no nos vamos a rendir en hacer a Argentina grande de nuevo”.

Ante un auditorio colmado, reivindicó el casi fallido Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y la fracasada Ley Ómnibus.

"(...) encontraron resistencias por parte de los beneficiarios de este sistema en favor de la Casta corrupta”.

Milei reiteró que la justicia social “No es ni justa ni social, ni nada. Es una aberración”.

En un discurso que duró poco más de una hora, él pidió

No dejen avanzar el socialismo. No avalen la regulación. No avalen la idea de los fallos del mercado. No permitan el avance de la agenda asesina. No se dejen llevar por los cantos de sirena de la justicia social. No entreguen su libertad. Pelen por su libertad. Si no pelean por la libertad, los van a llevar a la miseria. No dejen avanzar el socialismo. No avalen la regulación. No avalen la idea de los fallos del mercado. No permitan el avance de la agenda asesina. No se dejen llevar por los cantos de sirena de la justicia social. No entreguen su libertad. Pelen por su libertad. Si no pelean por la libertad, los van a llevar a la miseria.

Embed

Donald Trump

Trump le dedicó unas palabras durante su intervención:

"Es uno de los pocos que puede hacer grande a la Argentina otra vez. Quiero agradecer al Presidente de la Argentina, que tuvo mucha publicidad. Es un gran señor, es MAGA, Make Argentina Great Again. Puede hacerlo bien. Javier Milei. Gracias Milei, muchas gracias, es un gran honor tenerte aquí”.

Milei no pudo contener la emoción y se fundió en un abrazo con Trump al encontrarse con él detrás de escena de la convención.

"Estoy muy feliz. Sos muy generoso conmigo", le dijo Milei a Trump.

Embed

Javier Milei

En la web Vox.com/, Ellen Ioanes había escrito sobre Javier Milei y Nayib Bukele:

"Conozca a dos de los oradores más destacados de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) de este año: los presidentes Nayib Bukele, de El Salvador; y Javier Milei, de Argentina, dos de los populistas de derecha más extravagantes de América Latina.

CPAC comenzó en 1974 como una reunión anual de conservadores; con el paso de los años, se ha convertido en un espectáculo de extrema derecha transmitido en vivo que dura varios días. Se discuten y perfeccionan las políticas, mientras que luminarias del movimiento como el expresidente Donald Trump y la presidenta del Partido Republicano de la Cámara de Representantes, Elise Stefanik, tienen la oportunidad de compartir sus ideas con una audiencia receptiva.

Puede que este año haya un poco más de sueño de lo habitual, pero la conferencia aún revela hacia dónde se dirige el conservadurismo estadounidense. Y la presencia de los dos líderes latinoamericanos subraya la continua afinidad de la derecha por un liderazgo populista e incluso antiliberal, particularmente cuando se combina con marcas personales modernas construidas en línea.

Embed

La derecha

No son los primeros líderes extremistas que hablan en el CPAC: Viktor Orbán de Hungría y Jair Bolsonaro de Brasil han hablado en los últimos años. Al igual que Orbán y Bolsonaro, Bukele y Milei son populistas acérrimos que han propuesto soluciones radicales a graves problemas de sus países.

La derecha estadounidense encuentra atractivas esas propuestas radicales , incluso si las políticas probablemente no podrían (o no deberían) instituirse en Estados Unidos.

Al parecer, Bukele ha mitigado el grave problema de violencia de las pandillas en El Salvador mediante arrestos masivos y encarcelamientos, mientras que se supone que las políticas económicas de Milei corregirán la economía plagada de inflación de Argentina.

Trump, el presunto candidato republicano a la Presidencia, ha elogiado a ambos hombres; Aunque aún no se ha reunido con Milei, el expresidente disfrutó de una relación amistosa con Bukele. Otras figuras conservadoras, incluido el representante Chip Roy (R-TX) del Freedom Caucus, han elogiado el impulso de Milei por un gobierno “limitado” .

Los dos líderes son voces importantes en el CPAC mientras los conservadores trabajan para atraer a los votantes latinoamericanos antes de las elecciones de noviembre; Bukele en particular es popular entre los salvadoreños que viven en Estados Unidos. Pero su presencia en la conferencia es más que tratar de ganar votos, dijo a Vox, Erica Frantz, profesora de ciencias políticas en la Universidad Estatal de Michigan: se trata de crear un tipo particular de ideología internacional de extrema derecha.

Embed

Alianza con Trump

“Vincular a Milei y Bukele con el Movimiento Trump es ventajoso para todas las partes involucradas”, afirmó. “Para Milei y Bukele, les da la oportunidad de fortalecer una alianza con el potencial candidato presidencial que probablemente simpatizará con sus ambiciones autoritarias”.

Para Trump y sus seguidores, “es una oportunidad de enviar un mensaje a sus seguidores de que su estilo de política está ganando fuerza fuera de las fronteras de Estados Unidos”.

Bukele ha tenido una larga relación con la derecha pro-Trump desde su primera elección presidencial en 2019. Esa relación comenzó en línea, entre entusiastas de las criptomonedas. La ideología subyacente a las criptomonedas es decididamente libertaria, y muchos seguidores piden la abolición de las tesorerías y los bancos centrales.

El perfil de Bukele aumentó cuando El Salvador comenzó a aceptar bitcoin como moneda de curso legal, y sigue siendo popular a pesar del daño que ha causado a la economía del país luego de la caída de las criptomonedas de 2022.

Pero la fijación del líder por las criptomonedas, que está afectando la capacidad del país para obtener financiamiento internaciona , es casi pintoresco frente a su giro autoritario, aparentemente para abordar el grave problema de delincuencia del país.

Embed

Maras

Las pandillas controlaban la mayoría de los aspectos de la vida en el país, que alguna vez fue conocido por tener la tasa de homicidios más alta del mundo . Con una campaña de arrestos masivos, Bukele efectivamente ha abordado el problema de la criminalidad en El Salvador. Pero eso ha tenido un alto coste, tal como expliqué el año pasado:

Las sucesivas administraciones presidenciales han adoptado enfoques diferentes: muchos han adoptado la mano dura , o “mano de hierro”, instituyendo duras medidas represivas para mitigar la violencia. Pero Bukele está en un nivel completamente diferente; su administración ha encarcelado a decenas de miles de personas, muchas de ellas de forma arbitraria, ha extendido repetidamente un estado de emergencia que restringe gravemente los derechos de los ciudadanos comunes y ha atacado e incluso detenido a sus críticos en la prensa.

En cambio, el país ahora cuenta con la tasa de encarcelamiento más alta del mundo.

A pesar de las violaciones de derechos humanos, las políticas de Bukele han sido populares en El Salvador. Dado el asombroso nivel de violencia que la gente común ha sufrido bajo el poder de las pandillas (y la rapidez con la que la violencia disminuyó), en última instancia no es tan sorprendente que Bukele ganara un segundo mandato, a pesar de que ha desmantelado partes de la democracia salvadoreña, manipulando instituciones desde la Corte Constitucional del país hasta su legislatura , para lograrlo.

Nayib Bukele

Aunque la política parece estar funcionando en el plazo inmediato, los críticos argumentan que no es sostenible por dos razones principales.

La primera es que Bukele no ha hecho ningún esfuerzo por construir una infraestructura social o económica a largo plazo como alternativa a la violencia de las pandillas. La segunda es que la sensación de seguridad que la gente siente actualmente requiere sacrificar otras formas de seguridad, como el Estado de derecho.

“La popularidad [de Bukele] se basa en la ilegalidad y acciones antidemocráticas”, dijo a Vox Noah Bullock, director ejecutivo de la organización de derechos humanos Cristosal. "No existe ningún precedente histórico en el que el uso de la violencia estatal haya producido una paz duradera".

Eso no impidió que Bukele sugiriera que Estados Unidos debería aprender de sus políticas durante su discurso en el CPAC del jueves. “Podemos ver claramente los signos de una sociedad en decadencia porque la nuestra tocó fondo hace décadas”, dijo a la entusiasta audiencia. Instó a los estadounidenses a mirar “las grandes ciudades en decadencia como Baltimore, Portland, Nueva York, sólo por nombrar algunos lugares donde el crimen y las drogas se han convertido en la norma diaria”.

Embed

Argentina

(...) Milei habla en la conferencia el sábado, muy probablemente sobre sus esfuerzos por privatizar empresas estatales y reducir las regulaciones, ambos temas de gran atractivo para la audiencia de CPAC.

A Bukele y Milei se les concedió un mandato para presentar soluciones extremas a problemas graves en sus países que durante mucho tiempo han frustrado a los ciudadanos. Pero tienen ideologías claras y tendencias hacia el iliberalismo que también surgen en esos contextos. A Bukele y Milei se les concedió un mandato para presentar soluciones extremas a problemas graves en sus países que durante mucho tiempo han frustrado a los ciudadanos. Pero tienen ideologías claras y tendencias hacia el iliberalismo que también surgen en esos contextos.

“Son capaces de articular un problema real de la sociedad y proponer soluciones”, dijo a Vox, Daniel Rothschild, director ejecutivo del Centro Mercatus, de la Universidad George Mason. Cuando la gente realmente está luchando, responde a esas políticas, “incluso si no son liberales”.

Embed

El rumbo

En su discurso del jueves 22/02 por la noche, Bukele advirtió que Estados Unidos se dirigía hacia el mismo tipo de sistema violento y plagado de pandillas que definió a El Salvador. Pero él, al igual que Trump y otros conservadores, exagera el problema que enfrenta Estados Unidos.

Trump y sus aliados han argumentado que las ciudades (especialmente aquellas en estados controlados por los demócratas) están llenas de violencia, y también han convertido en un fantasma a la pandilla Mara Salvatrucha, o MS13, que ha aterrorizado a El Salvador junto con Barrio 18.

Es cierto que la MS13 en realidad comenzó en Estados Unidos y ha tenido presencia aquí. También es cierto que los delitos violentos, incluidos los homicidios, aumentaron durante la agitación social de la pandemia, y que ciertos tipos de delitos contra la propiedad han aumentado.

Pero los delitos violentos se encuentran ahora en niveles prepandémicos y han tenido una tendencia general a la baja desde la década de 1990. En otras palabras, simplemente no hay paralelo con la violencia y el terror provocados por la violencia de las pandillas en El Salvador.

No es difícil ver por qué Trump y otros en el CPAC querrían defender a alguien como Bukele. Él ejemplifica la retórica de “mano dura con el crimen” y, en su opinión, demuestra que la única manera de evitar la “carnicería estadounidense” de la que Trump advirtió en su discurso de toma de posesión de 2017 es restringir los derechos humanos y civiles y deshacer las normas e instituciones democráticas.

Las redes sociales

Milei, a pesar de haber luchado por aprobar sus políticas, también encarna ideales conservadores. Sus esfuerzos por frenar el gasto gubernamental y reducir significativamente el tamaño del gobierno hacen eco de la retórica del Partido Republicano de un gobierno limitado y cinturones más ajustados, pero Estados Unidos no está lidiando con una inflación del 140% o una tasa de pobreza del 57%.

Aún es temprano en el mandato de Milei, pero es importante señalar que él y Bukele, al igual que Trump, ejemplifican lo que Frantz y otros llaman un líder “personalista”. "El partido que los apoya está estrechamente vinculado a su personalidad más que a una plataforma política clara", explicó Frantz.

Las redes sociales son una herramienta importante en el manual del líder personalista que Milei, Bukele y Trump han utilizado para su beneficio: no tienen que pasar por canales del establishment que podrían suavizar sus políticas o su retórica.

Ese seguimiento en las redes sociales ha creado una ola de “autoritarismo milenario”, como denominó el fenómeno el investigador Manuel Meléndez-Sánchez , que tilda a estos líderes de iconoclastas que rechazan el “sistema”.

“Con los partidos personalistas”, dijo Frantz, “los líderes tienen prácticamente rienda suelta para comportarse como quieran y, particularmente cuando su partido obtiene una representación legislativa mayoritaria, la puerta está abierta de par en par para que la democracia se deteriore”.

Embed

La red global

Incluso si Milei lucha para aprobar sus políticas en Argentina, aún puede presentarse como un guerrero en la lucha contra el socialismo, tal como lo hará en su discurso en el CPAC.

Eso solidificará su vínculo ideológico con los conservadores estadounidenses y mostrará “una imagen muy clara” de cómo los políticos de extrema derecha “aprenden unos de otros, cómo están conectados entre sí y comparten una agenda que, lejos de ser local, es una red global”, dijo a Vox, Paula Ávila-Guillén, abogada de derechos humanos y directora ejecutiva del Centro para la Igualdad de las Mujeres.

En última instancia, a los conservadores estadounidenses les agradan Bukele y Milei porque son personas de línea dura que utilizan tácticas extremas para abordar los problemas de la sociedad y están dispuestos a burlarse de las instituciones para lograrlo.

Tal como Frantz dijo a Vox, su presencia en el CPAC es “un esfuerzo para incitar a la base conservadora a ver la retórica autoritaria como 'normal' y el gobierno de un hombre fuerte como la única solución a los problemas de la sociedad".

En otras palabras, el mensaje es que no sólo no hay nada que temer de las tendencias más antidemocráticas de Trump , sino que hay mucho que ganar con ellas."

---------------------------

Más contenido en Urgente24

Este poderoso alimento reduce el azúcar después de comer

López Obrador explota contra el NYTimes tras vincularlo con el narcotráfico

La incómoda pregunta sobre Javier Milei que Antony Blinken eludió

Blinken, las inversiones en litio, el FMI y la dolarización

Dejá tu comentario