ACTUALIDAD escuelas > Gobierno > Educación

Educación cero

Escuelas en peligro por la indiferencia del gobierno

El cierre de las escuelas bonaerenses por falta de gas volvió a evidenciar la despreocupación del gobierno de Alberto Fernández por la educación del país.

Tras dos años con las escuelas absurdamente cerradas por la pandemia, ahora ante el frío polar muchas vuelven a cerrar por falta de calefacción. El gobierno de Alberto Fernández en lugar de aprovechar ese largo período de tiempo sin clases para realizar arreglos en los establecimientos educativos y garantizar la educación esencial para los chicos, se mantuvo en plena pasividad.

La escasez de los fondos destinados a la infraestructura y mantenimiento de las escuelas bonaerenses, la ausencia de una estructura sólida, la falta de controles y de prevención de problemas y un gobierno despreocupado por la educación son algunas de las principales razones que explican las falencias edilicias y el estado de deterioro del sistema educativo bonaerense.

En estos últimos días varias escuelas estatales directamente no abrieron sus puertas por falta de gas. Desde el gobierno provincial admitieron las falencias en los establecimientos educativos.

"Tenemos un problema importante de gas que estamos trabajándolo para que ojalá sea el último año con estas dificultades", reconoció el ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Alberto Sileoni. Y agregó: "La responsabilidad es de nuestra Dirección, más allá de que los Consejos Escolares son órganos de la Constitución y están votados por la sociedad".

image.png
El gobernador bonaerense Axel Kicillof junto a su ministro de Educación Alberto Sileoni.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof junto a su ministro de Educación Alberto Sileoni.

Según un relevamiento gremial elaborado por Suteba, 59 escuelas públicas se encuentran sin clases por falta de calefacción o con jornada reducida en Quilmes y 45 en La Plata. El informe también consigna casos de suspensiones en La Matanza, Lomas de Zamora, Berazategui, Avellaneda y Lanús.

Tras conocerse la noticia del cierre de las escuelas por falta de calefacción, las criticas de la oposición no tardaron llegar. María Eugenia Vidal, la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires fue la primera en aparecer y apuntó contra Kicillof: “En 2019 le entregué una Provincia con 800 cargos políticos, hoy tiene 1700 cargos y escuelas cerradas porque no invirtieron en calefacción antes que llegue el frío. Esas son las prioridades del kirchnerismo”.

Más allá de las criticas de la dirigente del PRO recordar la explosión de la escuela N°49 del municipio de Moreno durante su gestión ocurrida el 2 de agosto de 2018 por un escape de gas, en la que murieron la vicedirectora y el portero de dicha institución. Esto demuestra que a pesar de las promesas y las supuestas obras que realiza cada gestión, ninguna puede ocuparse de resolver los problemas edilicios de las escuelas o sus iniciativas resultan insuficientes.

La diputada Danya Tavela también se se sumó a las críticas y cuestionó la gestión de Axel Kicillof. "El Gobierno mantuvo dos años las escuelas cerradas y ni siquiera las pusieron en condiciones. No podemos hablar de educación de calidad si los chicos no tienen un lugar para desarrollarse. Es gravísimo que los chicos sigan perdiendo días de clases", enfatizó.

El sistema educativo ya había sido destrozado por la cuarentena eterna y ahora lo está aún más por el cierre de las escuelas por falta de gas. Si el gobierno de Alberto Fernández sigue por este camino anti escolar parecería inviable la solución de la educación argentina.

Más contenido en Urgente24

Proponen terminar con las jubilaciones de privilegio para políticos

Riesgo de vuelco: Curva a la vista y la política acelera

De CFK a Bullrich: así vivió la dirigencia la Finalissima

"Policía de la Ciudad indefensa requiere mejores armas"

CEO de JP Morgan alerta sobre la llegada de un "huracán económico"