ACTUALIDAD peronismo > liberal > 2023

IMAGINANDO 2023

El peronismo como sostén de la coalición liberal

Peronismo liberal, la única posibilidad de soñar con un futuro 2023, afirma Diana Ferraro. Y tiene que ocurrir antes que siga creciendo Javier Milei.

N. de la R.: Para Urgente24 no es una cuestión de nombres: ni Jorge Capitanich ni Julio Manzur ni Juan Schiaretti (si fuese así, agregariamos al más confiable Sergio Uñac), tal como especula Jorge Asis, la cuestión de si hay recuperacion del peronismo hacia 2023. Tampoco pasa por si son gobernadores o legisladores ni si son del interior o de Ciudad de Buenos Aires (aquí no hay federales, son todos unitarios cuando llegan al poder). La cuestión es, por un lado, si tienen sufragios o no (muchos no tienen, sólo alientan especulaciones en los medios de comunicación), y si hay coraje y astucia para ejecutar decisiones muy difíciles. A Urgente24, Mauricio Macri le provoca muchas sospechas con casos como el de Federico Sturzenegger / BCRA cuando demostró que él depende en exceso del 'qué dirán' (imposible creer que Marcos Peña tenía alguna autonomía). El peronismo liberal sigue siendo el peronismo que consiguió números más interesantes en las últimas décadas, ¿es posible recuperarlo? En su columna, Diana Ferraro presenta el caso de Schiaretti casi en simultáneo con lo que expuso Asis; y ella sí confía en el regreso de Macri. Vamos a informarnos sobre su punto de vista:

schiaretti macri.jpg
Mauricio Macri y Juan Schiaretti, a quien intentó convencer de ingresar a su binomio que, al final, completó con Miguel Pichetto.

Mauricio Macri y Juan Schiaretti, a quien intentó convencer de ingresar a su binomio que, al final, completó con Miguel Pichetto.

El peronismo como sostén de la coalición liberal, se distinguen tres formaciones políticas para integrar esta coalición:

  • la del PRO de Mauricio Macri,
  • la del peronismo liberal excluido del kirchnerismo, con Juan Schiaretti; y
  • la liberal de Javier Milei.

De las tres que eventualmente competirían en la interna de esta coalición, la peronista es la única en condiciones de aportar una estructura nacional.

De completar los huecos del PRO a Mauricio Macri, si éste decidiera separarse de los radicales o de proveer a Javier Milei de la estructura nacional imprescindible para una candidatura presidencial y, por supuesto, de recuperar para amplios sectores del peronismo hoy cooptados por el kirchnerismo, un lugar de legítima pertenencia y progreso y, con Juan Schiaretti, un liderazgo más adecuado a su tradición de productividad y trabajo.

¿Es posible imaginar una elección interna presidencial en la que compitiesen Macri, Schiaretti y Milei?

Ganase uno u otro, los escenarios de cambio para el país estarían asegurados de un modo doble:

Haciendo todas las reformas imprescindibles del Estado y la economía para estabilizar la moneda y obtener la más alta productividad

Cuidando a los trabajadores ocupados y desocupados al mejor modo peronista pero por fuera del Estado y de las empresas

En este razonamiento se excluyen los egos y los deseos presidencialistas personales, en favor de la posibilidad de lograr un cambio real de la Argentina, en las condiciones más favorables y menos dolorosas posibles.

Cada uno de los implicados en la coalición tiene de todos modos una misión indelegable:

  • Mauricio Macri debe renovar su vocación de líder popular, tal como supo hacerlo en Boca Juniors y como, hasta el último momento de desesperada incorporación de Miguel Pichetto, se negó a hacerlo rechazando liderar al peronismo huérfano;
  • Juan Schiaretti, un gobernador ejemplar, debe lavar al peronismo del mal nombre que le dejó el kirchnerismo, recordar a los votantes que el peronismo de Carlos Menem fue el primero de encontrar la fórmula del éxito aliándose con el liberalismo y dejando que Domingo Cavallo reorganizase la economía con un sello profundamente liberal, logrando así una década de estabilidad y progreso que se puede y debe repetir
  • Javier Milei, el líder que tanto atrae a los jóvenes y muy particularmente a la golpeada, maltratada y no educada juventud popular de adhesión peronista, puede hacer el milagro de que las nuevas generaciones puedan ser a la vez peronistas y liberales. Como prácticamente el único líder que en la última década reivindicó el éxito Menem-Cavallo, puede recordar a los jóvenes votantes, además de las ventajas que les ofrecerá una economía libre, que el peronismo verdadero fue siempre una organización libre de trabajadores y aspirantes al trabajo, independiente del Estado, y que se puede tener, a la vez, una economía liberal y una alta protección y seguridad en el trabajo.

En la desesperanzada Argentina actual, debería esperanzar la idea de una coalición liberal que uniese las ideas y esfuerzos de los tres sectores más compatibles y honestos en su deseo de regreso a una Argentina grande y feliz.

Esta coalición liberal permitiría además que el resto del espacio político se ordene con las otras dos coaliciones tradicionales:

  • la de la socialdemocracia que incluye al radicalismo, a la Coalición Cívica, y a fragmentos del PRO y del peronismo; y
  • la del izquierdismo setentista y el tradicional.

Éste es un nuevo modo de ver el espacio político. No es una utopía, sino la conclusión histórica de las dos tendencias tradicionales del peronismo y el liberalismo que confluyeron hasta unirse en los años '90, unión derrotada después en el 2001. Esta derrota marcó un regreso a la desunión y al enfrentamiento y sobre todo, al fracaso.

Aprendida la lección, sólo queda como solución el regreso inteligente a la unión que creó el éxito y que nunca se debió abandonar.

----------------------------

Más contenido en Urgente24:

Denuncia y advertencia por un posible accidente nuclear en Argentina

Boca: La médica no declaró y piden 20 años para Villa

4 paseos gastronómicos en Buenos Aires

Viruela del mono: Lo que sabemos hasta ahora

Coma esta fruta para tener un intestino sano, dice dietista

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario