Leído

Cinco estrellas que se apagan

Vie, 22/01/2021 - 2:25pm
Enviado en:
Por Urgente24

El cierre de cuatro plazas cinco estrellas en Córdoba encendió el fuego de una temática poco tenida en cuenta por las autoridades, tanto provinciales como nacionales. A casi un año del cierre en el turismo de convenciones, los hoteles premium sufren una larga agonía.

f38ed5ceacc937a533d54d38b22a407e.jpg
Contenido

CÓRDOBA. El cierre del Hotel Amérian Córdoba Park trajo nuevamente a la escena una cruda realidad provocada por la pandemia. El turismo ejecutivo o de “convenciones” está en vías de extinción en Córdoba, con toda la gente que depende de dicha actividad encima. 

Si bien la reactivación turística y la permisión para realizar una temporada de verano “normal” por parte de los Gobiernos provinciales y nacional apuntó directamente a hacer sobrevivir al sector turístico, parece no haberse tenido en cuenta que el turismo cuenta con varias aristas además de aquellos que van exclusivamente a descansar. Una de ellas contempla a quienes se trasladan por diferentes ciudades por motivos laborales, como son convenciones, reuniones, eventos y demás actividades multitudinarias que congregan los submundos de cada uno de los rubros productivos del país. 

Este movimiento de gente, aunque no se crea, es muy significativo a la hora de sacar las cuentas, ya que la gente que viaja no solo implica un gran volumen, sino también una fuente enorme de ingresos, ya que se trata de personas con un buen poder adquisitivo, e incluso extranjeros que vienen a dejar sus dólares al país, aunque sea por un fin de semana. Por ello, el cierre de las cuatro plazas que ya anunciaron su discontinuidad resultan un golpe difícil del cual recuperarse. 

En los últimos años, Córdoba se había convertido en un destino elegido en Sudamérica para la realización de convenciones y eventos gracias a una infraestructura turística trabajada. Y esos eventos eran realizados en su mayoría, en los hoteles que cerraron sus puertas. 

Además del Amérian Córdoba Park, días atrás anunciaron su cierre el Sheraton Córdoba Hotel, el Hotel Interplaza y el Orfeo Suites. Estos cuatro hoteles de primera categoría albergaban buena parte de las convenciones y delegaciones que llegaban a Córdoba para participar de distintos eventos.

El turismo ejecutivo representaba antes de la pandemia, alrededor del 25% del flujo turístico total que la ciudad de Córdoba percibía por año. Desde marzo hasta noviembre, los establecimientos de mayor nivel subsistían exclusivamente de los eventos, ya que los márgenes representados por turistas de ocio en esas épocas es muy baja como para mantener semejantes estructuras funcionando. 

De ese modo, y con todo un periodo perdido por la cuarentena y la pandemia, los establecimientos de alto nivel que recibían al turismo ejecutivo pasaron a depender exclusivamente del sustento estatal como el ATP, aunque la falta de una política dirigida al sector en concreto hizo que varios decidieran decir “basta”. Las medidas estatales incluso perjudicaron al sector debido a la falta de precisión a la hora de anunciar restricciones, algo que hizo que las pocas reservas que tenían estos hoteles durante el año pasado se cayeran.

El cierre del Amérian Córdoba Park y del Sheraton Córdoba Hotel implica que unas 150 familias se quedan sin sustento, algunas de ellas con una vida de servicio en esas plazas icónicas, algunas con casi 30 años de antigüedad. Gustavo Santos, ex ministro de Turismo de la Nación durante la gestión de Mauricio Macri y ex titular de la Agencia Córdoba Deportes, dialogó con Cadena 3 sobre el problema y dejó críticas por la falta de gestión estatal para evitar los cierres. 

Estoy convencido que con protocolos la actividad debe habilitarse y se debe gestionar la situación hacia la normalidad. Córdoba no puede darse el lujo de perder sus hoteles cinco estrellas”, dijo Santos, quien formó parte de los ciclos de Juan Schiaretti y José Manuel de la Sota, diagramando buena parte de la infraestructura turística que hoy se cae a pedazos,  además de ser uno de los apuntados por Macri para que vaya por la gobernación de Córdoba en nombre del PRO. Además, Santos señaló que “las reglas del juego no están claras” y que eso provoca que la gente no avance con sus proyectos. 

El Covid no se contagia en hoteles, habrá otros factores de contagio que controlar, tendremos que tomar las medidas que sean necesarias pero hay que entender que se está perdiendo una actividad clave en Argentina”, enfatizó el ex ministro de Turismo de la Nación. Por último, Santos remarcó la necesidad de unificar los protocolos en todo el país para generar mayor previsibilidad y de reactivar la industria aerocomercial, ya que las tripulaciones nacionales e internacionales que arribaban a la ciudad también significaban una gran parte de la ocupación de las plazas afectadas. 

Por otro lado, Fernando Desbots, presidente de la Sociedad Hotelera de Córdoba, aseguró al mismo medio que “lo único que puede salvar al sector es la vacuna efectiva y que se vuelva a la normalidad anterior”. Esta frase devela lo desesperante de la situación, ya que la mejor solución que avizoran desde el sector está muy lejos de concretarse en el tiempo.

Desbots remarcó también que la situación no es exclusiva de Córdoba, que es la segunda plaza más importante del país en turismo ejecutivo por detrás de CABA, sino que la crisis se comenzará a sentir a nivel nacional ya que se trata de un problema global en la actividad. “Hay muchas otras cadenas de capitales nacionales que se ven afectadas y están en otras jurisdicciones del país, es inviable abrirlas”, remarcó. 

La pregunta ahora pasa por cuánto tiempo más podrán aguantar los hoteles que siguen en pie en esta situación. Sin dudas, en el corto plazo los reclamos se agudizarán, ya que muchas familias se están quedando sin trabajo.