OMNI ultraprocesados > alimentación > estudio

ALIMENTACIÓN

Ultraprocesados en la mira: Generan deterioro cognitivo

Un reciente estudio indicaría que una dieta con alimentos ultraprocesados deterioran el organismo a nivel cognitivo

A los alimentos ultraprocesados los conocemos en la cotidianeidad como comida chatarra y los llevamos a la boca sólo por el delicioso sabor, pero el problema es que son contraproducentes para el organismo. Si bien lo sabemos de antemano (no por nada los llamamos peyorativamente chatarra o basura en primer lugar) un grupo de científicos brasileros presentó los resultados de un estudio que les llevó 10 años, donde comprueban el impacto de los ultraprocesados en el cuerpo humano, y más puntualmente en nuestro cerebro.

En la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer 2022, el equipo de académicos evaluó a más de 10.000 compatriotas, siendo un poco más de la mitad mujeres blancas o con educación universitaria, en una edad promedio de 51 años. Durante el ensayo, las pruebas cognitivas como el recuerdo inmediato y tardío de palabras, el reconocimiento de palabras o la fluidez verbal, se relacionaron en la dieta de estas personas. Cabe destacar que cuando se habla de un alimento ultraprocesado se define como formulaciones industriales de sustancias alimenticias (aceites, grasas, azúcares, almidón y aislados de proteínas) que contienen poco o nada de alimentos integrales y, por lo general, incluyen saborizantes, colorantes, emulsionantes y otros aditivos cosméticos.

Ultraprocesados, una amenaza latente

La doctora Claudia Suemoto, coautora del estudio y profesora asistente en la división de geriatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo, explicó que había una relación directa entre la proporción alimentaria de ultraprocesados en las dietas de estas personas y la accesibilidad a éstas por medio de las cadenas de comidas rápidas, pero los resultados están a la vista: Las personas que consumieron más del 20 % de las calorías diarias de los alimentos procesados tuvieron una disminución de la cognición global un 28% más rápida, una disminución del funcionamiento ejecutivo un 25% más rápida, en comparación con las personas que comieron menos del 20%. Eso quiere decir que dentro del promedio de 2000 calorías al día, equivaldría a 400 calorías o más.

alimentos-procesados.png
Ultraprocesados en la mira, por las conclusiones sobre el deterioro cognitivo

Ultraprocesados en la mira, por las conclusiones sobre el deterioro cognitivo

La experta brasileña resaltó la importancia de cocinar alimentos de origen natural para prevenir no sólo enfermedades cardíacas sino también neuronales, ya que el deterioro cognitivo aumenta el riesgo de sufrir Demencia o Alzheimer, pero la comunidad científica lleva tiempo concientizando acerca de esta problemática desde otras aristas incluso. Sin ir más lejos, Argentina es el segundo del mundo con más casos de TCA (Trastornos de la conducta alimentaria) según estudios internacionales de Mervat Nasser.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario