Leído

INDUSTRIA ARGENTINA

La "bestia" de los drones listo para despegar

Mar, 05/05/2020 - 3:32pm
Enviado en:
Por Urgente24

Comenzaron las pruebas del RUAS-160, que carga unos 70 kilos y cuenta con una autonomía de tres horas y media. Es un proyecto del fabricante de helicópteros Cicaré, la estatal INVAP y la pyme de servicios agrícolas Marinelli. Se estima que seis meses volará para usos agrícolas.

El gran dron pronto volará sobre campos
Contenido

El RUAS-160, un prototipo de aeronave no tripulada de despegue y aterrizaje verticales está listo para despegar en su etapa de pruebas. Este dron gigante aspira a convertirse en una solución tecnológica tanto civil como militar para misiones de búsqueda, salvamento, vigilancia, reconocimiento e inteligencia.

En el campo civil, puede utilizarse para la lucha contra incendios, para el transporte de cargas livianas o críticas como órganos para trasplantes, para trabajos en la industria de gas y petróleo, para la inspección de grandes infraestructuras como diques y líneas de energía, para la toma de muestras en agua o para aplicaciones agrícolas.

El RUAS-160 -RUAS es el acrónimo de Rotary Unmanned Air System o Sistema Aéreo No Tripulado de Alas Rotativas- es el resultado de la colaboración de tres empresas: el fabricante argentino de helicópteros Cicaré, la empresa estatal de alta tecnología INVAP y la pyme de servicios agrícolas Marinelli.

El RUAS-160 puede alcanzar una velocidad máxima de 175 kilómetros por hora, aunque la velocidad de crucero serían unos 150 kilómetro por hora y en las aplicaciones agrícolas entre 5 y 90 kilómetros por hora.

Se espera que la aeronave opere desde tierra o desde embarcaciones en río y mar. Pesa sin carga unos 80 kilos y cuenta con una capacidad de carga unos 70 kilos. Tiene autonomía de hasta tres horas y media, aunque en el caso de llevar fitosanitarios para pulverización agrícola la batería duraría en torno a una hora y media, y puede elevarse hasta los 3.000 o 3.500 metros de altitud.

En un plazo de 9 a 18 meses más se podrían cumplir las etapas necesarias para que se haga realidad, aunque un modelo de validación para actividades agropecuarias es factible que esté disponible en unos seis meses.