OMNI origen del coronavirus > paciente cero > Investigación

CAMBIO CLAVE

Origen del coronavirus: La investigación da un vuelco

Tras reiteradas críticas de sesgos en el estudio del origen del coronavirus, una nueva investigación determina que el paciente cero estaba vinculado al mercado.

El "paciente cero" de COVID-19 en China en 2019 fue un vendedor del mercado en la ciudad de Wuhan. De esta forma, queda descartado el contador que no tenía ningún vínculo con el mercado, pero cuyo caso contribuyó a la especulación de que el virus podría haberse filtrado de un laboratorio.

Origen del coronavirus

Un estudio conjunto de China y la Organización Mundial de la Salud (OMS) de este año determinó que la teoría de que el COVID-19 se originó en un laboratorio es poco probable.

En efecto, la hipótesis más fuerte siguió siendo que el virus infectó a los humanos de forma natural, probablemente a través del comercio de vida silvestre en Wuhan.

El equipo de expertos pasó cuatro semanas en la ciudad china y sus alrededores y elaboró un informe conjunto publicado en marzo que concluía que el virus SARS-CoV-2 probablemente se había transmitido de murciélagos a humanos a través de otro animal, pero que se necesita más investigación.

Pero a mediados de mayo, expertos publicaron una columna en Science exigiendo una seria consideración de la tesis de que el virus se había filtrado de un laboratorio en Wuhan.

Una de las críticas que se hicieron a la teoría del origen del coronavirus en el mercado fue que las autoridades de salud alertaron sobre casos de una enfermedad sospechosa vinculada al mercado el 30 de diciembre de 2019.

Por lo tanto, este precedente habría introducido un sesgo que llevó a la identificación de más casos allí que en otros lugares.

Con el tiempo, cada vez más expertos consideraron que la fecha inicial del inicio de los síntomas del paciente cero era confusa y debería corregirse.

Peter Daszak, un experto en enfermedades que estaba en el equipo de investigación de la OMS, dijo que estaba convencido de que la “fecha del 8 de diciembre fue un error", según declaró a The New York Times.

La OMS propuso el mes pasado un nuevo panel de expertos para investigar el origen del coronavirus.

image.png

“Paciente cero”

El contador, que se pensaba que era “el paciente cero”, es decir, la primera persona con COVID-19 del mundo, informó que sus primeros síntomas aparecieron el 16 de diciembre.

Dicha fecha es posterior a la que se sabía inicialmente, dijo Michael Worobey, jefe de ecología y biología evolutiva de la Universidad de Arizona en un estudio publicado en la revista Science el jueves (18/11).

La confusión fue causada por un problema dental que tuvo el hombre el 8 de diciembre, según el estudio.

"El inicio de sus síntomas se produjo después de varios casos en trabajadores del mercado de Huanan, lo que convierte a una vendedora de productos del mar en el primer caso conocido, y la enfermedad comenzó el 11 de diciembre", dice el estudio.

Además, la investigación especifica que la mayoría de los casos sintomáticos tempranos estaban vinculados al mercado húmedo, específicamente a la sección en la que los perros mapaches estaban enjaulados.

Para sustentar la teoría, proporcionó una fuerte evidencia de un origen del coronavirus en el mercado de animales vivos.

image.png

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario