OMNI virus > pandemia > coronavirus

INVESTIGACIÓN

¿Existirá la postpandemia? 400 mil enfermos con virus nuevos al año

Un estudio advierte que el coronavirus que causa COVID-19 es solo la punta del iceberg de cientos de miles de virus que podrían convertirse en pandemia.

Dos coronavirus se han propagado a nivel mundial en las últimas dos décadas: el SARS-CoV, que provocó el brote del síndrome respiratorio agudo severo en 2003 y el SARS-CoV-2, el virus que causó la actual pandemia de COVID-19.

Pero ambos son solo la punta del iceberg de infecciones por virus desconocidos que surgen de los murciélagos, afirma un nuevo estudio preimpreso publicado ayer (15/9) y divulgado por Science.

De hecho, los investigadores estiman que es probable que un promedio de 400.000 personas se infecten con coronavirus similares al SARS cada año, en saltos que nunca se convierten en brotes detectables.

El dato publicado por los investigadores Peter Daszak de EcoHealth Alliance y Linfa Wang de la Facultad de Medicina Duke-NUS en Singapur, pone en duda la posibilidad de que realmente llegue la postpandemia.

¿Dónde surgirá la próxima pandemia?

Para el estudio, los científicos crearon un mapa detallado de los hábitats de 23 especies de murciélagos que se sabe que albergan coronavirus relacionados al SARS.

Luego lo superpusieron con datos sobre dónde viven los humanos y crearon un mapa de puntos de riesgo de posibles nuevas infecciones.

En efecto, descubrieron que cerca de 500 millones de personas viven en áreas donde pueden producirse efectos secundarios: India, Nepal, Myanmar y la mayor parte del sudeste asiático.

El riesgo es mayor en el sur de China, Vietnam, Camboya, Java y otras islas de Indonesia.

Básicamente, se trata de un mapa que define en qué lugares es más probable que surja una nueva pandemia.

Si el problema fuera tomado con seriedad por parte de los gobiernos y los científicos, la información podría orientar los esfuerzos para reducir la probabilidad de que un virus salte a los humanos, cambiando los comportamientos en las comunidades de alto riesgo y aumentando la vigilancia.

Por otra parte, Daszak, que es un firme defensor de la hipótesis de que el SARS-CoV-2 proviene de la naturaleza y no de una fuga de laboratorio, dice que los mapas podrían ayudar a dar con el origen del coronavirus.

image.png
China y los países del sudeste asiático son los puntos más riesgosos de infecciones humanas por coronavirus.

China y los países del sudeste asiático son los puntos más riesgosos de infecciones humanas por coronavirus.

Coronavirus de murciélagos

Los investigadores dieron un paso más y analizaron pequeñas encuestas pre-pandemia que han sugerido que algunas personas en el sudeste asiático albergan anticuerpos contra los coronavirus relacionados con el SARS.

Combinando esos datos con otros sobre la frecuencia con la que las personas se encuentran con murciélagos y cuánto tiempo permanecen los anticuerpos en la sangre, los investigadores calcularon que cada año ocurren en toda la región unas 400.000 infecciones humanas no detectadas con estos virus.

Daszak dice que las interacciones con los murciélagos son mucho más comunes de lo que la gente piensa:

Vivir allí significa que estás expuesto: la gente se refugia en cuevas, extraen guano de las cuevas, cazan y comen murciélagos Vivir allí significa que estás expuesto: la gente se refugia en cuevas, extraen guano de las cuevas, cazan y comen murciélagos

Aunque a priori 400.000 infecciones al año parecen muchas, en una región con cientos de millones de murciélagos y casi 500 millones de personas, en realidad no son tantas.

Con todo, los autores advirtieron que el intervalo de confianza de los cálculos se extiende de 1 a más de 35 millones de infecciones ocultas por año.

Es probable que la mayoría de estas enfermedades desconocidas sean de corta duración y no conduzcan a una transmisión posterior que genere un brote y una pandemia.

Esto se debe a que los virus no están bien adaptados a los humanos. Por eso, es posible que no infecten suficientes células o las células correctas.

En los casos en que virus se han propagado, la pura casualidad pudo (¿y podrá?) mantenerlos confinados en una comunidad pequeña y aislada.

“Es probable que muchos de los virus no se puedan transmitir de una persona a otra, pero tengo muy pocas dudas de que ha habido enfermedades debido a estos virus que se diagnostican erróneamente o que nunca se diagnosticaron”, dijo Daszak.

image.png

Con fragmentos de un artículo publicado en Science

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario