OMNI vacunas COVID-19 > nuevas variantes > CoVac-II

ESTUDIOS EN MARCHA

Nuevas vacunas COVID-19: Estables contra nuevas variantes

La reciente evidencia señala que la protección de las vacunas COVID-19 actualmente disponibles disminuyen con el tiempo y contra nuevas variantes.

Los científicos y las empresas farmacéuticas han creado con éxito antídotos para combatir la pandemia de coronavirus. La mayoría de estas vacunas COVID-19 son muy eficaces para prevenir los casos graves y disminuir la trasmisión del virus.

Sin embargo, el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) es un virus de ARN que tiene una propensión a mutar con frecuencia.

Esto puede hacer que las inyecciones se vuelvan ineficaces con el tiempo, a medida que el virus evoluciona y surgen nuevas variantes.

Además, se descubrió que la inmunidad contra la enfermedad disminuye con el tiempo, tanto en personas que han tenido una infección previa como en la población vacunada.

La inmunidad contra COVID-19 es conferida por los anticuerpos neutralizantes (NAb), que aparecen tanto durante el período posterior a la infección como tras la inoculación. Desafortunadamente, estos anticuerpos no se mantienen estables en el cuerpo y tienden a decaer con el tiempo.

Esto plantea la necesidad de dosis de refuerzo posteriores para una protección a largo plazo contra el virus. Pero también aparece la necesidad de desarrollar versiones mejoradas de las vacunas COVID-19 que sean efectivas contra las variantes preocupantes del SARS-CoV-2 y puedan conferir protección a largo plazo.

Teniendo en cuenta la necesidad del momento, científicos de Australia, Estados Unidos y Suiza han generado una nueva vacuna COVID-19 denominada CoVac-II. Se ha evaluado su efecto contra las nuevas variantes del SARS-CoV-2 y se publicaron los hallazgos en la plataforma de preimpresión bioRxiv.

CoVac-II

La nueva vacuna candidata, CoVac-II, fue creada como una combinación de proteína de pico AHQ-II y SARS-CoV-2 para provocar una respuesta inmune en el huésped.

Hasta el momento se probó en ratones y se observó que a las dos semanas de la primera dosis los niveles de anticuerpos neutralizantes en su plasma eran elevados y se mantuvieron estables sin decaer, alcanzando su pico 252 días después de la vacunación.

La nueva candidata CoVac-II es una vacuna COVID-19 prometedora porque:

  • Provoca una respuesta inmune eficaz en ratones vacunados al elevar los niveles de NAb que también se mantienen durante un período prolongado de 8 meses después de la vacunación.
  • Es eficaz contra variantes de interés y de preocupación y su efecto puede potenciarse mediante una dosis de refuerzo añadida de vacuna que contenga proteína de pico específica de variante.
  • Se ha descubierto que funciona mejor que otras vacunas COVID-19 actualmente en uso.
  • Tiene un buen perfil de seguridad, inmunogenicidad y su fabricación a gran escala se puede realizar fácilmente.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario